Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Lenguaje inclusivo: cuál es el criterio en las escuelas dependientes de la UNS

Se trata de una de las primeras instituciones que aceptó este tipo de lenguaje, por lo que La Nueva. consultó a las últimas dos directoras. Se sigue utilizando, aunque con el tiempo surgieron matices.

Edificio de las EMUNS en 11 de Abril 445. Fotos: archivo-La Nueva.

 

Valentina Manfrin / vmanfrin@lanueva.com

 

   El lenguaje inclusivo fue una vez más objeto de debate luego de que el gobierno porteño ordenara su prohibición en ámbitos educativos: las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires ya no podrán enseñar ni comunicar palabras que contemplen el género con la “e”, la “x” o el símbolo “@”. 

   La polémica medida tuvo amplia repercusión a nivel nacional y Bahía Blanca no quedó exenta.

   Por ejemplo, una concejala de Avanza Libertad presentó un proyecto para eliminar una guía de lenguaje no sexista para el ámbito municipal que había sido aprobada por unanimidad el año pasado en el Concejo Deliberante. 

Lenguaje inclusivo en escuelas: ¿qué habría que hacer en Bahía?

   Son muchas las instituciones educativas en Bahía que avalan el uso de lenguaje inclusivo, ya sea en las clases como en comunicados oficiales; entre ellas, las Escuelas Medias de la Universidad Nacional del Sur. 

   “Nosotros tenemos una resolución que lo aprueba”, explicó la titular del Consejo de Enseñanza Media y Superior (CEMS), María José Egidi. “No es obligatorio, pero quien quiera lo puede usar”, señaló.

En el centro, María José Egidi al asumir como directora del CEMS (Foto: Twitter UNS)
 

   En las aulas de las escuelas dependientes de la UNS —desde el nivel inicial y primaria, pasando por el Ciclo Básico, hasta Comercio, Normal y Agricultura y Ganadería—, el lenguaje inclusivo está permitido para su uso. Así, tanto estudiantes como docentes y directivos, si lo desean, pueden emplearlo en sus trabajos prácticos y consignas. Incluso, poco tiempo atrás era habitual que los comunicados oficiales que salían del CEMS utilizaran la “e” para denotar el género de las palabras. 

   Sin embargo, ahora “nosotros no utilizamos la 'e', sino que decidimos hacerlo con la barra, por ejemplo 'alumnos/as'”, aclaró la magíster en Sociología. Y explicó que “de ese mismo modo lo está utilizando el Ministerio de Educación en todas sus capacitaciones y sus comunicados”.

   El “Proyecto de Aceptación del Uso del Lenguaje Inclusivo en las Escuelas Preuniversitarias de la Universidad Nacional del Sur”, promovido por el Departamento de Lengua, fue aprobado en junio de 2019 mediante la resolución CEMS-066/19. 

Escuela de Agricultura y Ganadería
 

   La normativa habilita “la utilización voluntaria del lenguaje inclusivo en la documentación curricular, en la comunicación institucional y en el interior de las aulas” y fue reconocida posteriormente por la resolución de 2020 que aceptó la puesta en práctica de este uso de la lengua en toda la Universidad.

El Suteba defendió el lenguaje inclusivo: "Las prohibiciones son propias de las dictaduras"

   Desde el Observatorio de Género y Diversidad Sexual de la UNS, organismo de extensión universitaria que, entre otras cosas, fomenta la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en las Escuelas Medias, manifestaron que “el lenguaje no sexista es una herramienta fundamental” para “hacer de las aulas lugares más inclusivos y amigables para todes”.

   “La resolución del uso del lenguaje inclusivo en nuestras escuelas partió de la iniciativa del estudiantado” por casos en que docentes no permitían su empleo en el aula, explicó Liliana Granero, integrante del Observatorio y exdirectora del CEMS, que cumplía su período cuando se aprobó la medida.

   Siendo consecuente con su postura, Granero respondió cada una de las consultas de La Nueva. con lenguaje inclusivo.

   La licenciada en Educación consideró que el lenguaje inclusivo permite que “todes les estudiantes se sientan nombrades y mirades según su identidad y que se sientan parte de la comunidad”, ya que “lo que no se nombra no existe”. 

Liliana Granero
 

   “El lenguaje binario, el de la RAE, oculta, invisibiliza a las mujeres y obviamente a otras identidades sexo-genéricas”, continuó la representante del Observatorio desde donde se editó una guía para incluir la perspectiva de género en el lenguaje. 

   Y agregó: “Cuando algunes 'culpan' al lenguaje inclusivo de atentar contra la comprensión y el aprendizaje en las escuelas pasan por alto que aprender Lengua incluye reflexionar sobre ella, sobre los contextos de uso y cómo pueden convivir usos distintos en un mismo tiempo histórico. Creemos que es una oportunidad valiosísima de aprendizaje significativo en lugar de la imposición de una única forma”.

    Además, explicó que “el lenguaje es parte de lo que interpela la ESI porque involucra la perspectiva de género y el enfoque de derechos”. Y, a pesar de que la ESI sea “un derecho para les estudiantes”, eso “no significa que se obligue a nadie a hablar en inclusivo, pero sí a aceptar que quien quiera hacerlo, lo haga, y esa comunicación tenga el mismo valor”, aclaró.

    Comunicar desde la institución en formas no sexistas “ayuda y mucho a hacer de las escuelas lugares más amorosos y contenedores para las niñeces y adolescencias en toda su diversidad”, concluyó.