Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Dottori tras ser campeón: el saludo con Pipa Gutiérrez, el plus del Dow y el grupo de amigos

Agustín fue una de las grandes figuras de Liniers, que venció a Bahía Basket y se consagró bicampeón de Primera.

Dottori intenta avanzar ante la marca de Joaquín Sánchez. Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva

   Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   -Escuché que es la segunda vez que tenés que firmar autógrafos, ¿es verdad?

   -Sí, hoy y en un Provincial contra Punta Alta, esa fue la primera.

   -Bueno, me imagino que es un lindo reconocimiento...

   -La verdad que sí, es un sacrificio enorme el que hacemos todos: somos laburantes, tenemos familia y eso genera mucho desgaste. Pero bueno, se labura todo el año para esto y por eso se disfruta de esta manera.

   Mientras Agustín Dottori, una de las figuras de Liniers, que anoche se consagró bicampeón del torneo local de primera división, se prestaba a responder, alguien interrumpió la entrevista.

   Era Juan Pedro Gutiérrez, el exjugador de la Selección Argentina, quien de un tiempo a esta parte forma parte del staff de Bahía Basket, el rival del chivo en las finales del torneo.

   "Felicitaciones, loquito. Partidazo", le soltó Pipa al pasar, acompañado de un afectuoso saludo.

   "Sos un grande, sos un grande...", le respondió Agustín, autor de 14 puntos anoche, además de colaborar con 8 rebotes y 7 asistencias.

Un Dow colmado vio por primera vez a un campeón del certamen local.

 

   -Bueno, con todo esto también se quedan, ¿no?

   -Sí, la verdad que todo esto dio un plus. Esto es la Capital del Básquet y creo que todos los años y los logros que consiguió Bahía se ven reflejados en esto (el Dow Center), que es algo impresionante que levantó Pepe Sánchez y la colaboración de mucha gente. Y hoy, quizás por algo se dan las cosas, de que se festeja un campeonato en un lugar así. Es algo hermoso para nosotros pero también es muy lindo para Bahía.

   -¿Qué significa para vos el saludo del Pipa?

   -Es algo muy lindo. Uno no toma dimensión, pero fue un crack. Esto es lo lindo de Bahía, que venga gente como el Pipa y se sorprenda de la ciudad y todo lo que mueve el básquet local, es algo muy lindo. Hoy (por anoche) ver la cancha llena en una final es para disfrutar. En los últimos dos minutos que estaba atrás esperando que tiren los tiros libres, miré un ratito y esto es divino: la verdad hay que disfrutarlo.

   En la previa al juego 2, el primero de la final en el Dow, Joaquín Larrandart le contó a La Nueva. que los propios jugadores de Liniers le habían planteado a los dirigentes alquilar estas instalaciones (algo habitual para los ciudadanos) y así conocer las dimensiones de la cancha. Algo que finalmente no prosperó.

   No obstante, el Chivo ganó los dos juegos en esta cancha y fue en los dos partidos que más puntos hizo: 99 y 98, respectivamente.

   Además, se transformó en el primer campeón en la historia a nivel local en este escenario.

   -Diomedi me dijo que el plus lo dieron porque son un grupo de amigos, ¿coincidís?

   -Sí, claro. Somos un grupo de amigos y un equipo. Demostramos que somos un equipo en defensa y también en ataque. Cuando en un equipo hay compañerismo y todos tiran para el mismo lado, los resultados se ven. 

   -Marcás eso puntualmente por algo. ¿Entendían que la clave estaba ahí: ser un equipo fuerte atrás y también adelante?

   -La realidad es que eso nos trajo hasta acá. Cada equipo usa su estrategia, ellos tienen otro estilo de juego pero a nosotros fue este el que nos dio todos los resultados. Y en esta serie, más allá de que perdimos un partido, porque ellos también hacen méritos y tienen grandes jugadores, estaba al caer que íbamos a levantar la copa.

   -¿Creés que fue clave la experiencia de muchos de ustedes en este tipo de partidos?

   -Sí, tuvimos la suerte de jugar instancia finales y más allá de las dos finales que salimos campeones, se jugaron cuadrangulares y los ganamos también. Porque este equipo demostró que cuando hay que jugar por los porotos lo termina consiguiendo. También hay que destacar que los chicos como Santi Gattari, Juancito (Fuentes), se acoplaron muy bien y son chicos que se matan y colaboraron mucho. Hoy (por ayer), Santi fue uno de los que lo demostró en el partido.