Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

“El partido ante los All Blacks fue lindo pero raro, porque tuvo sabor a despedida”

El bahiense Federico Casteglioni habló de su participación con España en el amistoso ante All Blacks Classics. 

"Feta", a la izquierda, a la espera de la caída de Alby Matthewson (All Blacks Classics). "El partido fue una exhibición, pero estuvo muy bueno", dijo el bahiense. Fotos: marca.com y gentileza Federico Casteglioni.

 

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

(Nota de la edición impresa)

   El rugby español sigue regalando buenos momentos con protagonistas bahienses de por medio. En este caso, días atrás se disputó un amistoso internacional entre el XV ibérico y Classics All Blacks en el imponente estadio Wanda Metropolitano, cancha del Atlético de Madrid, que tuvo a Federico Casteglioni como participante.

   El amistoso había sido programado para mayo de 2020, pero por la pandemia se postergó. Y este año debía ser la frutilla del postre tras la clasificación de Los Leones al Mundial de Francia 2023. Pero ante la descalificación de España por parte de World Rugby (por inclusión indebida de un jugador extranjero), el partido ante los All Blacks se transformó casi en una de despedida. De toda una generación que intentó, sin suerte, acceder a los mundiales 2019 y 2023.

   "Fue toda la semana especial porque nos cruzábamos con los All Blacks todo el tiempo. Yo además fui a una clínica que se hizo en Madrid y estuvieron todos ahí, estuvimos jugando con la gente del barrio y los chicos del club Vallecas. Nos pusimos a jugar una tocata con ellos, con los All Blacks… Estuvo buenísimo", contó Casteglioni.

Casteglioni, al centro, en el momento de los himnos.

   Los Classics se quedaron con la victoria por 33 a 26, luego de llegar a ganar por 33-5. Los Leones levantaron en el segundo tiempo en medio de una lluvia torrencial y se despidieron aplaudidos.

   "El partido estuvo bien. Fue una exhibición, por lo que fue más relajado. Por ejemplo los cambios estuvieron dispuestos de modo que entraran y salieran jugadores. Tipo hándbol. Yo entré un rato en el primer tiempo, salí, después volví a entrar. Y en el segundo tiempo igual. Estuvo muy bueno", le dijo el bahiense  a "La Nueva.".

El rugbier bahiense describió como un "momento épico" el haka de los Classics bajo la lluvia torrencial.

   "Algo medio épico fue que el día estaba bien pero cuando entramos a la cancha para los himnos, se largó a llover. Y se desató una tormenta increíble cuando iniciaron el haka. Quedó un momento épico y eso estuvo bueno", agregó el fullback, de 31 años.

   Los All Blacks formaron con Chris King, Corey Flynn, Census Johnston; Jarrad Hoeata y Daniel Ramsay; Alex Tulou, Luke Braid, Chris Masoe; Alby Matthewson y Stephen Donald; Hosea Gear, Sam Tuitupou, Conrad Smith, Rico Gear; Andre Taylor. Después ingresaron Nathan Harris, Pekahou Cowan, Hisa Sasagi, Dean Budd, Nick Crosswell, Tim Boys, Isaac Boss, Mike Delany, Luke Mcalister, Rudi Wulf y Joe Rokocoko. Como entrenadores se desempeñaron Tana Umaga y Daniel Carter, entre otros.

Al final del partido tanto el bahiense como los demás jugadores de España recibieron los aplausos del público.

   "Tener contacto con esos tipos fue increíble... Si bien no todos eran leyendas, había súper estrellas como Conrad Smith, (Tana) Umaga, (Daniel) Carter, (Luke) McAllister, Corey Flynn, Stephen Donald… Había un montón que fueron campeones del Mundo. Fue toda la semana especial. De hecho el partido también fue una locura...Todo lo que fue el estadio, totalmente moderno... Estuvimos en el vestuario local y fue algo increíble", agregó el jugador formado en Argentino.

   "En España en general jugamos siempre en el Central, un estadio histórico y que no se puede modificar porque forma parte del patrimonio histórico local. Tiene vestuarios normales. Pero cuando jugamos excepcionalmente en estadios de fútbol, obviamente el Wanda es increíble, hemos jugado con vestuarios más coquetos, con más detalles", explicó el jugador de Burgos en la División de Honor A.

Vista panorámica del estadio de Atlético de Madrid, con el amistoso España-Classics All Blacks en campo.

   "El resultado fue lo de menos. Si bien el estadio no estuvo completo, creo que hubo 40 mil personas. Se hicieron sentir. Y en el tercer tiempo también, increíble, estuvimos con ellos tomando algo como si nada. Después fuimos todos a tomar algo a un bar. Estuvo lindo todo el evento", agregó.
Los jugadores del seleccionado de España, en un matrimonio roto con la dirigencia de la federación de ese país, ahora esperan el resultado de una apelación que presentaron ante World Rugby. Quieren que se revierta la decisión de haber sido eliminados del Mundial de Francia 2023, torneo al que clasificaron en la cancha.

   "Fue una semana especial, medio entre despedida y con algo incertidumbre por lo de la apelación. Que es muy difícil (que se concrete su objetivo), por eso nos planteamos antes del partido ante Classics que si estábamos viviendo un cierre de ciclo, que fuera con una linda despedida. Fue raro la verdad. Lindo pero raro, porque tuvo gusto a despedida más que nada. La apelación que se presentó es importante y tenemos mucha expectativa aunque sabemos que es difícil. La esperanza de ver que sale está", concluyó.