Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Sportivo le ganó a San Lorenzo de visitante y forzó a quinto partido

Venció 90 a 85 e igualó la serie en 2. El decisivo se jugará el martes venidero en el Eladio Santos.

Entre Gustavo Banchero (derecha) y Emanuel Miguel (semioculto) le ponen freno a Alejo Agulló. Clave el ingreso del primero en el último cuarto, para fortalecer la zona pintada. Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

   Sportivo Bahiense derrotó a San Lorenzo del Sud por 90 a 85, como visitante, e igualó en 2 la serie final del torneo de básquetbol de Segunda.

   Por lo tanto se prolongó para el martes venidero el suspenso por conocer quién será el campeón de la temporada y ascenderá a Primera.

   El quinto y decisivo se llevará a cabo en el Eladio Santos de Sportivo, a las 20.45.

Sebastián Branciforte y una acción repetida de "Sanlo": ir para adentro. 

 

   Este viernes en un desbordado estadio Román Avecilla los parciales fueron 22-26, 46-45 y 71-68 (el local en primer término).

   Las estadísticas completas del cuarto partido.

   El ala-centro Cristian Miguel, con 19 puntos, fue el goleador del ganador, que además contó otras vías de goleo como Daniel De Paoli (15), Esteban Miguel (15) y Ulises Montes (11), clave en el repunte visitante en el último cuarto.

Ulises Montes (Sportivo), clave en el último cuarto, contiene el intento de Sebastián Branciforte.

 

   San Lorenzo, que llegó a este juego con la chance de consagrarse y ascender como local, tuvo en Esteban Benedetti a su anotador principal (21).

Parejo y cambiante

   Después de un primer cuarto de paridad, luchado, desprolijo, en el que abundaron las posesiones breves y se jugó con bastante nerviosismo, ambos equipos comenzaron a mover la pelota con algo más de criterio a partir del segundo.

   Sportivo venía mejor (26-22 el primero), con goleo repartido pero con De Paoli como vía principal (8). San Lorenzo pudo emparejar en el 2C gracias a las segundas chances que le dieron los rebotes ofensivos de Esteban Benedetti, a su vez máximo anotador en la primera parte (15).

Los simpatizantes de Sportivo coparon la tribuna detrás de la mesa de control.

 

   Por tanta fricción con la que se jugó, ambos comenzaron a cargarse de faltas. El primero en sufrirlo fue el local, que tuvo que preservar a Pablo Pollio por 3 cometidas en los primeros 5m. También Sportivo tuvo que guardar un rato a Miguel García por su tercera a 34s para el cierre del primero.

   Tantas fueron las infracciones que "Sanlo" terminó con 26 aciertos en 38 intentos en libres (hizo 25-52 en dobles) y la visita con 22-39 (25-43 en dobles). En cuanto a faltas cometidas, hubo 32 en el dueño de casa y 33 para el huésped.

Martín Ríos Lodoli (San Lorenzo) y un lanzamiento en suspensión ante Emanuel Miguel.

 

   Por eso el partido se fue decantando a favor de uno u otro por detalles. Por ejemplo, gracias a la efectividad que tuvo Alejo Agulló en libres (4-5) los dirigidos por Claudio Queti pudieron pasar al frente en el 2C (41-39) con doble y adicional precisamente del alero.

   Y a medida que corrió el reloj San Lorenzo fue mostrando mayor solidez en defensa y criterio en ataque, con vías de gol alternativas como los tiros de 3 de Luciano Fortelli en el tercero (2-2) más algo de Joaquín Coria (5) desde el banco, para alejarse 59-52 al promediar el tercero. Algo que, en medio de tanta paridad, se percibió como el principio de un quiebre.

Laura Cors (al centro), entrenadora de Bahía Basket, fue a ver a San Lorenzo junto con Ciro Bianchi (el otro DT de Bahía). Cors fue jugadora de Sanlo. 

 

   Porque Sportivo comenzó a limitarse a lo que pudiera darle Cristian Miguel (10 puntos en el tercero) y cuando se arrimó, su rival encontró puntos en Fortelli o Benedetti para volver a sacar cinco o seis de ventaja.

   Pero en el último una decisión del técnico Miguel Loffredo le cambió la cara a Sportivo. Hizo entrar a Gustavo Banchero para fortalecer el trabajo defensivo en la zona pintada -con Cristian Miguel y Emanuel Miguel- ante los ataques muy profundos de San Lorenzo, verticales o por calle trasera.

   Los locales comenzaron a perder efectividad y no tuvieron segundas chances. Se apagaron...

Cristian Miguel (Sportivo) vio el hueco y se manda ante Pablo Pollio.

 

   Por el contrario la visita tuvo en Joaquín Tuero al conductor que metió pausa, hizo circular la pelota y hasta concretó 2-2 en triples para una escalada de 13-3 con puntos de Ulises Montes (7 en el último) y Daniel De Paoli (puso el 87-80 a 34s).

   San Lorenzo fue sumando algunos errores y nada pudo hacer para evitar que le diluyera la chance de coronarse en casa.