Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bárbara Dichiara: “A veces me pregunto por qué me pasó esto justo ahora”

La montehermoseña se lesionó la rodilla cuando atravesaba un buen momento en Las Leonas y a pocos días del Mundial.

Fotos: Gaspar Ollé-Prensa ABH y ABH.

   Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   

   “A veces cuando tengo malos momentos, que me los permito tener, me pregunto por qué me pasó justo en este momento”, admite Bárbara Dichiara, la montehermoseña de Las Leonas, quien atraviesa las primeras semanas tras la lesión ligamentaria sufrida en su rodilla derecha.

   Cualquier impedimento que nos saque de nuestra rutina por un tiempo, será inoportuno. Siempre.

   Pero cuando llega justo a meses de objetivos importantes y en pleno crecimiento, todo duele un poquito más. Da un poco más de bronca.

   Hacerse fuerte y encarar la recuperación con optimismo y energía es el gran desafío. Y en eso se encuentra Barbi, quien había logrado insertarse en la rotación del Seleccionado Mayor y empezaba a ver la chance del Mundial como una meta posible, luego de ser parte del proceso previo a los Juegos Olímpicos de Tokio.

   "Justo que me había asentado en el equipo, estaba bien, Fer (Ferrara el  DT) me había dado toda la confianza... Fue muy duro asimilarlo. Y más por el tipo de lesión, te mata el año. Ahora las chicas están en una gira súper larga y después tienen el Mundial. A veces lo pienso y digo pucha, podría estar ahí. Pero bueno, por algo pasan las cosas", se consuela.

Dichiara en acción con San Fernando.
 

   Una jugada desafortunada truncó sus sueños al menos por un tiempo, pero fiel a su estilo, Barbi ya fijó nuevos objetivo y encara la recuperación con su habitual energía.

   "Me lesioné jugando en San Fernando contra San Lorenzo (por el Metropolitano). La bocha me quedó atrás y cuando la fui a buscar hice un mal movimiento con la rodilla y tuve que salir porque me estaba muriendo de dolor. No tenía idea que eran los ligamentos, pero estaba asustada”, le contó a La Nueva.

   Encima las primeras horas alternaron entre buenas, malas e incertidumbre.

   "El doctor del CeNARD me dijo de esperar hasta el lunes, pero yo no podía más de la ansiedad y el sábado me fui a una guardia. Me atendió un traumatólogo, me hizo los movimientos habituales en la rodilla, y me dijo que estaba perfecta, que no tenía nada. Me fui chocha a mi casa”, explicó Barbi.

Bárbara junto a Marcela Domenech, dirigente de la ABH y la CAH, y Valen Costa Biondi durante la Pro League.
 

   Después todo cambió.

   "Cuando llegué el lunes al CeNARD y el doctor me hizo los movimientos también, se dio cuenta que estaba rota. Me mandó a hacer una resonancia y salió que tenía colgando el ligamento, así que tenía que operarme", resumió.

   "Te juro que fui el lunes con el palo de hockey -agregó-, para que me digan que no tenía nada y ponerme a hacer hockey. Cuando me dijeron eso, se me vino el mundo abajo. Fue muy duro", admitió.

   Tras regresar a Las Leonas en 2020 con Carlos Retegui como entrenador, la ex jugadora de Atlético Monte Hermoso había sumado minutos importantes en los partidos de la Pro League de este año.

Barbi jugando con el Seleccionado de la ABH.
 

Aceptar y enfocarse

   -¿Cómo fueron esos primeros días?

   -Al principio las chicas no lo podían creer, les fui avisando de a una y yo ese primer día estuve en llanto total. Después el ánimo se me levantó un poco, porque me propuse encararlo lo mejor posible. El tema se me vino en el posoperatorio, cuando me cayó la ficha: mi mamá me tenía que ayudar a bañar y la movilidad era muy poca. Me sentía una inútil total. Las primeras semanas fueron muy difíciles.

   -¿Irte unos días a Monte sirvió para recargar energías?

   -Sí, yo la recuperación la quería hacer acá, porque están todos los médicos, pero la segunda semana me dejaron ir a Monte. Me fui a casa porque lo necesitaba mentalmente para encarar la recuperación. Esos días fueron muy útiles, estuvo con mi familia, asimilando un montón de cosas y descansé mucho. Pude ir a la playa, que eso me hace muy bien, me recarga de energía. Ahora ya estoy mejor, me estoy enfocando de lleno en recuperarme.

   Esta es la segunda lesión ligamentaria para Bárbara que ya había pasado por este proceso en 2014. En esta ocasión cuanta con la ayuda del psicólogo deportivo Ricardo González.

   "Semana a semana nos ponemos metas u objetivos. Eso me va motivando y progresivamente va a ir pasando, lo importante es estar bien. Lo mental es fundamental y más en este momento", reconoció la montehermoseña.

   -¿Crees que es una buena oportunidad para sacar algo positivo de todo esto?

   -Sí, totalmente. Yo hago eso todos los días. Esta lesión te hace aprender un montón de cosas. Ya estoy visualizando y pensando la vuelta, que creo que va a ser mejor. Todo será para bien.

   -¿Y cómo imaginás esa vuelta?

   -No sé, yo ya quiero verme en una cancha, no puedo más. Lo principal es volver a jugar con el club, que podría volver para jugar a los playoffs (octubre o noviembre) y por supuesto estar entrenando con Las Leonas otra vez, que es lo que más quiero.