Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Día de la Mujer: el #8M volvió a sentirse en las calles de Bahía Blanca con una nueva marcha

Movimientos feministas se movilizaron por el centro con reclamos históricos y otros nuevos, destacando el reencuentro tras la pandemia.

Actualizada a las 20:53

   Después de casi dos años sin marchas a causa de la pandemia de coronavirus, este 8 de marzo volvió a hacerse una movilización feminista en Bahía Blanca en el marco del Día Internacional de la Mujer. Alrededor de las 20 había más de cinco cuadras de personas recorriendo las calles céntricas de la ciudad.

   Entre las mujeres que encabezaron la marcha, se encuentraban las hijas de Susana Melo, quien fue asesinada por Gregorio Raúl Costa en marzo del 2020. Por este femicidio fue condenado hoy a prisión perpetua.

   Antes de que comenzara, La Nueva. habló con algunas de las mujeres que se encontraban en el lugar.

   "Creo que este 8 de marzo nos encuentra con muchos reclamos y derechos por conquistar, lo que no quita que celebremos que luego de 15 años hayamos conseguido la ley de legalización del aborto, además hoy en Bahía Blanca se leyó la sentencia por un nuevo femicidio. Son 58 mujeres en este año muertas en manos de machistas [en todo el país] y 33 tentativas de femicidio, nos hace repensar, pero también son días importantes para reflexionar sobre lo que hemos logrado", dijo Fernanda Petersen, abogada y militante feminista.

   "Creo que va a ser una fecha importante, necesitamos abrazarnos y volver a vernos cara a cara, revalidar los logros y sentir la cercanía entre nosotras", agregó.

   Por otra parte, Ayelén Durán dijo que "nos convoca la vuelta a las calles, todo lo que hemos conquistado las mujeres y las diversidades fue en las calles".

   "Tenemos que profundizar las políticas públicas, nos queda un montón, pero nos encuentra juntas y luchando. En Bahía tenemos dos temas: una desigualdad profunda económica que pega en las mujeres mucho más, y por otro lado venimos peleando por la mesa interseccional de género y por un presupuesto desde el municipio. Desde Provincia se vienen haciendo cosas y desde el Ministerio nacional de Género también, pero falta acompañar desde lo local", añadió la senadora provincial del Frente de Todos.

   También estuvo la concejala Gisela Ghigliani, quien dijo que "es un día muy importante porque después de dos años podemos venir a marchar masivamente. Es una jornada de reflexión y de lucha, hubo conquistas pero falta un montón, deconstruyendo y derribando las cuestiones de privilegio que hay en la sociedad".

   Indicó además que "Bahía Blanca es una ciudad que en el tema de género hay una ausencia absoluta del Municipio, si no fuera por las organizaciones y las mujeres en los barrios, no se tendría cómo conseguir algunos recursos".

   "Hoy otra vez en las calles. Es un 8 de marzo conmemorando las demandas históricas de las mujeres y las disidencias sexuales. Están viniendo muchas personas, estamos contentas, es superimportante porque estamos atravesadas también no solo por las demandas históricas, sino también porque se está discutiendo un acuerdo con el FMI que se va a votar el próximo jueves 10 y entendemos que se va a aprobar, y eso va a implicar que si ya somos las mujeres y disidencias las que más sufrimos la precarización laboral, la violencia machista, el acceso al trabajo (en el caso de las disidencias), si venimos sufriendo el empeoramiento de las condiciones de vida, este acuerdo profundiza el ajuste", opinó Daniela Rodríguez, delegada de SUTEBA y excandidata a concejal por el Frente de Izquierda.

   También había integrantes de la agrupación Plenario de Trabajadoras. Entre ellas, Florencia Cortez, quien dijo que "estamos marchando porque estamos hartas de que nos precaricen, que nos maten, que no haya políticas de género, de que no haya un lugar de refugio para las victimas que sufrimos violencia".

   "Desde el plenario planteamos que haya esto, lugares de contención para las mujeres. La deuda es con nosotras, no al pago de la deuda, con eso nos precarizan más", sostuvo.

   Zulma Redel, también del Plenario, aseguró que "este y todos los 8M son para marchar en busca de los derechos de las mujeres, muchos escritos en papeles que se llaman ley pero no se cumplen. Este es un momento histórico en la trayectoria de la lucha de las mujeres y organizadas podemos logar más cosas. Ya hemos tenido marchas en pospandemia y están dadas las condiciones para que nos juntemos, sobre todo en un espacio abierto, en la calle se resuelven los problemas de los trabajadores".

   Carina, de La Bancaria, dijo que "principalmente estamos conmemorando una lucha y recordando la lucha que fue, la sangre que corrió, y tratando de tener un mejor futuro. Es una deconstrucción que vas haciendo en la sociedad, no es fácil pero las nuevas generaciones están haciendo un trabajo fantástico. Más allá de la lucha es una fiesta volver a vernos, en la última marcha había mas compañeras de la seccional, pero estamos volviendo a retomar con ganas".

   Mientras que Liliana Granero, del Observatorio de Género de la UNS, comentó que "estamos en la calle marchando con todas las mujeres y diversidades bahienses, tomando nuevamente la calle y es emocionante. Espero más visibilización de la problemática de los derechos de las mujeres y que nos volvamos a movilizar después de todo lo que dejó la pandemia".

   "Una nueva movilización nos convoca para reafirmar todas las luchas y las conquistas en este movimiento transfeminista. El contexto es alarmante porque siguen sucediendo las mismas atrocidades sobre nuestras realidades, seguimos insistiendo en la necesidad de la reivindicación de la lucha y plantear demandas que nos adeudan. Nuestra comunidad travesti trans todavía no pasa el margen de vida de los 40 años y mientras tanto el ejecutivo local sigue cajoneando el cupo laboral travesti trans, una política completamente transformadora. Estamos en la calle y seguiremos estando hasta que tomen conciencia de que la lucha no es solo un eslogan", expresó Saira Millaqueo.

   Chula, por su parte, sostuvo que "es importante seguir viniendo a los 8M, volver a encontrarnos así, de forma masiva. 'Ni una menos' sigue vigente, porque nos siguen matando, violando y abusando. El reclamo más allá de eso se va redireccionando a tener una justicia más feminista, que se haga efectiva la implementación de la ESI y la IVE en todo el territorio, el trabajo con condiciones y salarios dignos, nos sigue faltando Tehuel y justicia para Higui. Vamos renovando las consignas y es importante seguir en las calles".

   Una chica que prefirió no dar su nombre dijo: "Estoy marchando por un montón de cuestiones personales que me llevaron a estar presente, y también por mis amigas que han travesado situaciones muy dolorosas. La única movilización que existe es salir a la calle, que al fin y al cabo nos pertenece a todas".

   "Me convoca el venir a pedir un mundo mejor para mi hija, desde que empezaron vengo todos los años", expresó Emilia.

   Sofía, de la agrupación Pan y Rosas, dijo que "lo que esperamos este 8M es que se visibilice las problemáticas de género y de tantos femicidios que pasan a diario y nos influyen a todas. Esperamos cambiar la vista que tiene la sociedad. Espero que este 8M se visibilice las cosas y abra la mente y los ojos, porque un día puede faltar cualquier mujer".

   Isabella comentó que "con el pasar de los años, después de haber pasado por varias marchas y movilizaciones, estoy bastante en plan desesperanzada o no viendo ciertos cambios, con casos muy tristes. Es un lugar de encuentro que con la pandemia no me terminé de hallar. Es muy importante volver a encontrarse, tengo la necesidad de volver a conectar con la sensibilidad que se maneja en estos lugares".

Discurso de apertura

   Antes de empezar con la movilización, se leyó el siguiente discurso: