Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

La seguridad online y sus dos mayores preocupaciones: grooming y contenidos inapropiados

Un estudio difundido recientemente menciona que casi la mitad de los consultados considera que sus hijos estuvieron expuestos a material inapropiado durante el año pasado.

El 72% de las familias aseguró que sus hijos pasan de 1 a 6 horas diarias en Internet, mientras que el 24% confirmó que son más de 6 horas diarias.

   El grooming o acoso de menores de edad por internet es la mayor preocupación sobre seguridad online que tienen madres y padres de la Argentina, a la vez que el 46% considera que sus hijos estuvieron expuestos a contenido inapropiado durante el año pasado, según un estudio difundido por Google.

   Entre las preocupaciones que advirtieron las 516 familias encuestadas en Argentina, las tres más frecuentes fueron el grooming para un 22%, seguido por el contenido inapropiado (15%) y el ciberbullying (14,8%).

   El trabajo tuvo como eje conocer la percepción de madres y padres de Argentina sobre la seguridad online y cómo se modificaron los hábitos del uso de internet en los hogares durante 2021.

   El 46% de las familias encuestadas aseguró que el contenido inapropiado fue el problema más común que experimentaron sus hijos, con un aumento de 9 puntos porcentuales en relación al estudio realizado en 2020.

   Otras problemáticas son la sobreexposición en redes (28%) y la atención no deseada (27%), mientras que 1 de cada 10 padres reconocieron que las niñas y niños sufrieron ataques de cyberbullying al menos una vez durante el año.

   Sobre estas cifras, Tamar Colodenco, gerente de Políticas Públicas y Asuntos Gubernamentales para Google en Cono Sur, afirmó que “las tendencias se mantienen”.

   “Creíamos que la pandemia iba a cambia radicalmente los hábitos; pero el grooming sigue dentro del tope de las preocupaciones de los padres”, explicó Colodenco durante la presentación virtual del estudio que fue realizado por Google con más de 3.000 participantes en Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia y México.

   En nuestro país, el 72% de las familias aseguró que sus hijos pasan de 1 a 6 horas diarias en Internet, mientras que el 24% confirmó que son más de 6 horas diarias, siendo el segundo país con mayor porcentaje de chicos y chicas con ese registro después de Brasil.

   Sobre los usos del tiempo, el estudio arrojó que los menores de edad incorporaron nuevas actividades en pandemia, ocupando el primer lugar las conexiones remotas con amigos o familia por primera vez (32%).

   Asimismo, el 31% de los encuestados argentinos afirmó que su hija o hijo empezó a estudiar un idioma nuevo online durante la pandemia y el 22% dijo que iniciaron a jugar videojuegos.

   A nivel regional, el 68% de las familias manifestó sentirse más cómodos que antes de la pandemia cuando su hijo utiliza los dispositivos con fines educativos.

   En cambio, el 25 por ciento admitió sentirse menos cómodo que antes cuando utilizan la tecnología para actividades sociales y recreativas.

   La investigación también subrayó que el 82% de los padres admitió haber mantenido charlas con sus hijos para ayudarlos con temas vinculados a la seguridad online.

   En tanto, el 60% de los chicos y chicas han recurrido a sus padres para notificar o resolver este tipo de problemas, lo que Colodenco calificó como “datos alentadores”, aunque señaló que “tal vez faltan más recursos y más apoyos para las familias”.

  Otro dato saliente del estudio reveló que se mantuvo la edad en la que los chicos reciben su primer teléfono celular, ubicándose en un promedio de 9,7 años.

  “Uno pensaría que en la pandemia con el aislamiento los padres iban a estar tentados de darle el celular a sus hijos a una edad más temprana y no fue así”, manifestó.

   Bajo el lema "Juntos por un Internet mejor", la red Insafe, con respaldo de la Unión Europea, centra la campaña de este año, al igual que en 2021, en hacer de internet un lugar mejor y “más seguro para todos, pero especialmente para los niños y los jóvenes que cada vez más tienen acceso a esta herramienta para la educación y la información”.

Seguridad

   Sobre las medidas para prevenir la inseguridad en línea, desde Google presentaron herramientas como “Family Link” que permite limitar el tiempo de uso de internet para los chicos o la plataforma “Youtube Kids”, que ofrece un entorno más seguro para niños de hasta 13 años.

   También brindaron consejos para todos los usuarios, como verificar la cuenta en dos pasos, hacer la revisión de contraseña y utilizar redes seguras para evitar estafas al navegar o descargar archivos.

   A su vez, desde la Dirección Nacional de Ciberseguridad recomendaron a todas las personas no dar “bajo ninguna circunstancia” el usuario de red a ninguna persona “sin importar el tipo de actividad a realizar, por más breve que ésta sea”.

   El organismo enfatizó en la creación de contraseñas seguras, que sean difíciles de adivinar, que no sean las mismas en todas las aplicaciones y que periódicamente sean modificadas para evitar ataques.

   Recomendaron, también, no utilizar nombres de familiares, mascotas u otros términos o fechas que puedan ser asociadas a la persona usuaria.

 

El 55% de las mujeres y niñas experimentaron situaciones de riesgo

   El 55 por ciento de las mujeres adolescentes y adultas experimentaron situaciones de riesgo en internet asociadas a sentimientos de dolor y preocupación, según la nueva edición del Índice de Civilidad Digital (ICD) elaborado desde 2016 por Microsoft, que también mostró que para los jóvenes la falta de respeto en línea ya forma parte de la "nueva normalidad".

   Según este relevamiento, las mujeres experimentaron mayores riesgos online que los hombres y, entre las preocupaciones más comunes, se destacan la falta de confianza en los demás y el acoso sufrido en línea.

   Así, las mujeres obtuvieron un mayor porcentaje en las siguientes categorías: "Me volví menos confiado/a con las demás personas en línea" (48% mujeres y 32% hombres), "Me preocupa que alguna interacción no deseada vuelva a ocurrir" (34% mujeres y 30% hombres).

   Si bien a nivel global, la investigación elaborada por Microsoft obtuvo los resultados más positivos desde su primera edición, efectuada en 2016, las percepciones sobre el estado general de las buenas prácticas en línea empeoraron para nuestro país.

   En este sentido, el 30% de los encuestados manifestó que la civilidad en línea -es decir, las buenas prácticas de convivencia online- empeoró durante 2021.

   De hecho, se incrementó un 9% el número de personas expuesta a información falsa o engañosa en internet y un 6% aquellos que se sienten solos y asustados en el espacio digital.

   Asimismo, el estudio demostró una notable disminución de las tendencias positivas de civilidad en línea asociadas a la solidaridad y al sentido de comunidad, dado que se registró un 14% más de incidentes con haters e internautas extremistas; decreció en un 9% el sentido de comunidad en la red; se incrementaron en un 6% los ataques personales o comentarios negativos.

   Por otro lado, el estudio mostró que las generaciones Z (13 a 24 años) y Millennials (25 a 39 años) están más acostumbradas a las malas prácticas en internet, producto de una mayor exposición.

   En este sentido, el 55% de los encuestados pertenecientes a esta población afirmó enojarse menos que en el pasado cuando se encuentra con comentarios fuera de lugar, situaciones de acoso o insultos.

Aumentó la inseguridad en Internet en las clases virtuales

   La modalidad de clases virtuales para mitigar la pandemia de coronavirus produjo que se registrara un aumento de riesgos e incidentes en internet para los niños, niñas y adolescentes, informaron desde el Centro de Ciberseguridad de la Ciudad de Buenos Aires (BA-CSIRT).

   "La mayor cantidad de consultas las recibimos por parte de docentes a raíz de la virtualidad que tuvieron las clases durante gran parte del año pasado y diversos incidentes que se dieron durante las mismas", explicó María Belén Sclarandi, coordinadora de Educación y Comunicación del BA-CSIRT.

   Entre los hechos de inseguridad online, Sclarandi destacó el ingreso de personas desconocidas a las videollamadas, quienes agredían o compartían imágenes sensibles entre los estudiantes.

   También hubo casos de personas que "ingresaron a grupos de WhatsApp exclusivos de estudiantes suplantando la identidad de un integrante de la comunidad educativa e intentando identificar a los chicos".

   Durante el año pasado, los consultas sobre la seguridad de niños, niñas y adolescentes representaron el 1,5% de la totalidad de requerimientos que recibió el Centro de Ciberseguridad porteño.

   Para la especialista en análisis de violencia digital, estas cifras evidencian "la falta de conciencia que hay al respecto".

   "Los incidentes no suelen reportarse y son muy pocas las personas que solicitan información", concluyó.