Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Magdalena también acaba

Este espacio, como en el sexo, estuvo gobernado por el deseo y las ganas. Tal vez para algunos, algunas, algunes no aportó nada nuevo, para otros y otras sé que fue estimulante, desafiante, divertido.

   En el mes de abril, de una manera desinhibida, despojada, espontánea, resuelta, desenfadada comenzaba este espacio. 

   Pensamos en un formato y e un contenido como es el encuentro sexual. Desenfrenado y calma, intenso y sutil, simple y hasta complicado…

   Hubo temas intensos, picantes, vibrantes y relajados

   Definimos al sexo como un derecho del que todos y todas debiéramos gozar, y obviamente hubo mucha gente que lo aprobó y otra que no, celebro el disenso, considero innecesaria la agresión.

   Y viernes tras viernes, fuimos explorando, conociendo, afianzando lo conocido y sobre todo compenetrándonos… creo que esa es la palabra exacta.

   Hablamos de la importancia de los gemidos, de tocarnos y proporcionarnos placer sin tapujos, también de los juguetes y del rol fundamental que tiene el clítoris como fuente de placer.

   Como sucede con el sexo, acá también hubo contenidos que ocuparon el top ten: el pene, su tamaño, sus formas, los problemas de erección, fueron los temas más consultados. Abordamos la temática de lubricantes, sexo oral, anal, la posibilidad de los tríos, de los juegos, la eyaculación masculina y femenina.

   Rendimos una especie de tributo al clítoris, a los testículos, también hablamos de olores, accidentes, de posiciones, de masajes y de juegos.

   Este espacio, como en el sexo culmina, acaba…

   Este espacio, como en el sexo, estuvo gobernado por el deseo y las ganas. Tal vez para algunos, algunas, algunes no aportó nada nuevo, para otros y otras sé que fue estimulante, desafiante, divertido y sé que se animaron a experimentar algo nuevo, distinto.

   Hablamos de sexo, sin vergüenza, como debe ser: a calzón quitado. Con información clara, veraz, científica, ya que para encontrar el placer hay que conocer cada parte del cuerpo.

   Logramos tratar los temas sin tapujos ni resistencias porque para disfrutar hay que permitir y permitirse, el desconocimiento conspira contra el disfrute.

   Agradezco cada comentario, los positivos y los negativos, los públicos y los privados. Agradezco a Diego, que hizo un excelente trabajo de edición, como siempre digo, talento en estado puro.

   Le agradezco a La Nueva. por apostar a que se aborde esta temática a pesar de los detractores, el sexo está ahí, es una parte de la sexualidad que debe ser experimentada en su plenitud y el placer sexual está presente o debiera estarlo hasta el último día. 

   Si te incomodó, te interrogó, te desafió, te divirtió, te enojó, te preocupó y también te calmó, creo que logramos el objetivo. Fue un placer cada encuentro y que algo acabe es parte del ciclo de la vida.

   ¡Gracias! Nunca olvides que todo está permitido siempre que sea consensuado. Te deseo experiencias gratificantes, te deseo felices polvos y nunca te desentiendas del sexo. Chau. Lic. Magda