Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Los pilotos, más firmes que nunca: "Es la alternativa que nos queda", dijo Urretabiscaya

El actual subcampeón, uno de los delegados del Midget, habló en reprentación de los pilotos que se manifestaron ante la crisis del Club Midgistas. 

Foto: Emmanuel Briane- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

 

   La novela “Club Midgistas del Sur” incorporó en las últimas horas un capítulo crucial en el devenir del interminable conflicto que tiene en vilo a todos los fanáticos de Bahía Blanca y la región. Nada menos que los pilotos.

   Los verdaderos protagonistas del show recogieron el guante y se plantaron firmes con objetivos bien claros: ser escuchados, hacer valer sus derechos y, en definitiva, bregar por el bienestar de la institución, su casa.

   “Es la única alternativa que nos queda para intentar terminar con todo esto. Me pasó algo muy raro después de estar más de 20 años dentro de la categoría y fue ver una reunión de pilotos como la que se hizo, notando a todos tan convencidos de querer ir todos en una misma línea. Estamos cansados del franeleo”, apunta Emiliano Urretabiscaya, referente y delegado de la categoría.

   “Estamos peleando por lo que creemos justo —agregó—. El club es nuestro y hay que hacer valer nuestros derechos. Esta unión que se logró es algo histórico y tiene que ver con el hartazgo de lo tanto que nos están usando, las trabas, las vueltas interminables y que nunca se nos escucha”.

   El pasado viernes, en las inmediaciones del club, un buen número de pilotos reunieron voluntades y dejaron por sentado su posición; la que, con el correr de las horas, sumó a varios más defensores de la causa, logrando una unidad mayor al 80 % de la categoría.

   Como se apuntó días atrás, la misma, puesta de manifiesto en papel y con las firmas pertinentes, plantea el apoyo a la intervención jurídica del doctor José Luis Malet, a la organización del certamen veraniego con Carlos Saldamando a la cabeza y que la negativa a una posible vuelta de la comisión directiva saliente mientras esté la intervención en curso.

   “Originalmente éramos más de 50. Y luego tuvimos una adhesión muy grande de muchos que no pudieron estar el viernes y que, al enterarse, se sumaron. Hoy somos más de 80 de los que estamos habilitados dentro de los 104, incluyendo muchos que están de suplentes. Es decir casi 90 % de la categoría. Y eso es algo que me asombró gratamente”, destacó Urreta.

   “Estuvimos de acuerdo desde el vamos. Llega un estival más, con un montón de cosas en el medio y muchos comentarios al respecto que hoy siguen, incluso te diría hasta con ciertos aprietes de algunos lados para que esto no se haga. El club siempre fue familiar, el Midget también, y la mayoría estábamos yendo a la pista sin sentir que estábamos en casa, sin tener voz ni voto para ninguna decisión”, remarcó el actual subcampeón.

   —¿Esto mismo lo plantearon en alguna otra oportunidad?

   —Ya se venía hablando un poco, pero con esto último entendimos que la situación ya no daba para más. No se sabe si se corre, quién es el interventor, cuál es la situación real del club, etcétera. Y es un manoseo grande que viene de hace más de cinco años. Se dice una cosa, se apela, la verdad pasa a ser otra a la que se conocía y así sucesivamente. Una movida que, además del desgaste, tiene un costo altísimo en lo económico.

   “Todo se definía por imposición. Y no puede ser así, esto es para disfrutar en familia. Hay que volver a la esencia del Midget. Creo que los pilotos tenemos que decidir, ya que somos los que dedicamos tiempo, ponemos plata y los que hacemos el espectáculo. El club es nuestra casa”, destaca Emiliano.

   —¿Por dónde crees que pasa el asunto, poder, dinero, conflictos personales?

   —No entiendo por dónde pasa. Si realmente se quiere tanto a la categoría, como constantemente se dice, y ves que se llegó tan lejos y no con resultados positivos para el club, creo que convendría dar un paso al costado, tomar carrera y esperar para volver cuando así lo determine la intervención. Pero la pelota está cada vez más grande y el panorama es poco claro, lo que hace que todo se complique cada vez más. No se entiende por qué no se respeta la intervención ni al interventor designado. ¿Qué tiene de malo?

   —Así como se reunieron con Malet, ¿tuvieron la posibilidad de dialogar con la comisión saliente?

   —Nunca se nos llamó, y acá te voy a contar una experiencia personal de temporadas anteriores. En su momento los pilotos me designaron de delegado, pero si yo iba no me atendían. En lo personal conmigo no querían hablar, no sé qué motivo tendrán. Acá simplemente estamos acatando lo que dijo la Justicia; ellos no tienen más la autoridad del club. En ese sentido nadie tiene más nada que hablar con la comisión saliente.

   —¿Cuál es el panorama hoy?

   —El mismo que el del viernes. Todos apoyamos la intervención, que se regularice el club y así poder correr tranquilos. Después se verá el futuro y cómo sigue el asunto luego de las elecciones. Lo único que pedimos ahora es llevar adelante la temporada de verano, para la cual tanto trabajamos todos, y después que se acomode todo como corresponde para que el Club Midgistas vuelva a funcionar normalmente.

   A lo apuntado en párrafos anteriores hay que destacar una cuestión no menor. De no respetarse su voluntad, la cual se elevó al expediente del club hacia Personería Jurídica horas atrás, esa nómina que llega a casi 90 pilotos no se presentará a correr.

   “Se charló que, si la Justicia nos confirma que este interventor no lo es más, porque hasta ahora no llegó ninguna notificación de desalojo, nosotros retiramos los autos y no corremos. Apoyamos esto, queremos que se regularice el club de una vez por todas y que dejen trabajar tranquila a esta gente. Esperemos que no se dilate. Después de la última reunión, Malet nos dejó claro que tiene gente de confianza para que el campeonato se corra. Se llegó a un común acuerdo de cambiar la fecha inaugural al viernes 18”, resaltó Urreta.

   —¿Confían en que todos los firmantes mantendrán su postura?

   —Somos todos grandes y cada cual sabe lo que hace. Sería un papelón darse vuelta y hacer otra cosa. Pero como dije, noté a todos muy convencidos. Nadie está presionando a nadie, acá todos manifestaron su voluntad que, por suerte, es común con la gran mayoría. Sabemos lo que hacemos y tenemos nuestras convicciones claras.

   Entre tanta turbulencia y aguas tan turbias, esta sólida e histórica unidad entre los actores del show parece ser el único camino para llegar al deseado capítulo final de esta crisis institucional del Club Midgistas del Sur, que curiosamente hoy celebra 43 años de vida.