Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Camisetas de la Selección en Bahía: desde el boom que provocó falta de stock hasta la caída en las ventas

Comerciantes y vendedores contaron qué pasó en la ciudad antes y después del partido con Arabia Saudita y lo compararon con mundiales pasados.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   Con la 10 de Messi, la 9 de Lautaro, sin número, titulares, suplentes, oficiales o truchas. Sea como sea, en cada Mundial las calles, las plazas, las casas y los departamentos se encuentran con personas vestidas con los colores de la Selección.

   Qatar 2022 provocó un boom de ventas en la Argentina, tal vez como hace rato no se veía. Por poner un ejemplo, hubo (y hay) furor por las figuritas de Panini, que tuvo problemas con su producción y los kioscos se quedaron sin stock.

   Algo parecido pasó con las camisetas, según contaron comerciantes y vendedores callejeros. Pero ¿después de la derrota ante Arabia Saudita siguió igual? El primer partido que jugó la Argentina no fue lo esperado para nadie y eso incluye a los que tienen indumentaria para vender.

   Andrés Belardinelli, de Camisetas Bahía (local 3 de Zapiola 123), dijo que "se vendió muchísimo, sobre todo el sábado anterior y el lunes, que fue feriado y abrimos. Superó nuestras expectativas, por momentos nos quebraron, digamos, el stock que teníamos preparado".

Andrés Belardinelli en plena venta de camisetas

   El comerciante indicó que "es lógico" que las ventas bajen después del primer partido, "no sé si tiene tanto que ver con el resultado", pero también dijo estar seguro de que "si el resultado hubiera sido positivo, se estaría vendiendo más".

   Andrés se encontró con que la fiebre por Qatar superó todo lo que habían vivido hasta ahora. "El 2018 fue bastante tranquilo en comparación a esto, aparte por la ilusión que tiene uno, y en 2014 se vendió muchísimo pero en plena competencia", contó.

Mirá también: Scaloni analiza cambios para jugar una "final" contra México

Igual que el doping

   Luis Domínguez, del puesto ubicado en Chiclana y Donado, comparó la derrota contra Arabia Saudita —al menos, en lo que a ventas se refiere— con lo que vivió durante Estados Unidos 1994, luego de que le diera positivo el control antidoping a Diego Maradona.

   "La gente se bajoneó, yo estuve vendiendo y no te compraba nadie. Pasó casi lo mismo, se sintió un poco", dijo el vendedor, quien además recomendó comprar las camisetas antes de que comiencen las competencias.

   "Yo a todos los clientes les digo que compren antes de que empiece el Mundial, porque después los precios se van a la nubes. Ya mañana me llega un pedido de camisetas y viene con aumento", expresó.

El puesto en Brandsen y Napostá

   Es que las ventas se vieron afectadas, pero igual andan con problemas de stock. Lo mismo le pasó a Jorge Schell, que tiene su puesto en Brandsen y Napostá.

   Mientras espera nueva mercadería, también contó que hubo una gran merma en las ventas, aunque destacó que, para él, que se esté jugando con calor es mejor para vender camisetas y que la gente consulta más en días cercanos a los partidos.

Mirá también: Furor por el mundial: Jorge y Alicia, íconos de la venta ambulante en Bahía Blanca

"La fe sigue intacta"

   Emiliano Zeppa, de Hooligans (Zelarrayán 119), consideró que "la fe sigue intacta" en los argentinos. Y lo comparó con el Mundial anterior, en el que Argentina empató con Islandia y perdió contra Croacia en la fase de grupos. 

   "En el 2018 había una euforia terrible y después cayó la venta. Pensé que acá iba a ser así, pero la realidad es que, si bien estadísticamente bajó, la gente siguió comprando igual, hay una fe enorme en la Selección", sostuvo el comerciante, que también tuvo inconvenientes con el stock.

   "El viernes, el sábado y el lunes explotó, fue una locura. Tuve que hacer un viaje relámpago para llenar el local, el lunes no íbamos a abrir y nos llenaron de mensajes, así que abrimos a la tarde", contó Zeppa.

Esteban Uyua trabaja en Hooligans y muestra algunas camisetas

   Y agregó que si bien cree que "la mayor parte de la venta ya pasó, siempre está el que se olvidó, o el que empieza a creer más en la Selección".

   "Stock tenemos porque la gente va a seguir comprando, aunque no sea en masa, ayer y hoy se vendió bastante bien. Y creo que si metemos un buen resultado el sábado, se van a seguir comprando", expresó.

   El deseo de Emiliano, Andrés, Jorge y Luis es, en definitiva, compartido no solo entre vendedores de indumentaria, sino con todo el país.

   Ahora hay que ponerse la camiseta y transpirarla contra México, en tres días, tanto los jugadores como los hinchas, la hayan comprado ahora o la tengan hace años.

Mirá también: "Perdimos el partido por errores nuestros", admitió Lautaro