Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Cuando huele bien

Hoy nos dedicaremos a pene, testículos, semen.

   Cuando indagamos qué prefieren, si coito o felación, me atrevo a asegurar que la oralidad pica en punta, por ello recibir sexo oral es concebido como uno de los grandes placeres y en ocasiones hasta innegociable, ya que a veces es causal de conflictos y hasta de finalización de relaciones cuando una de las partes no disfruta de esta práctica, pero como siempre decimos, el consenso es la primera condición para un encuentro sexual.

   Hoy nos dedicaremos a pene, testículos, semen.

   El consenso es clave y la higiene también. Tal vez para algunos, algunas, algunes, resulte inconcebible reparar en este tema pero no está de más, de este y otro temas no nos podemos desentender.
Por lo tanto, así como no está de más abordar el tema tampoco está de más pasar por una ducha antes de un encuentro.  Entonces, como el cuerpo masculino involucra muchas partes, vamos parte por parte.
Utilizar un gel o jabón especial para testículos y pene es una sugerencia, los jabones neutros también son recomendados. Para quienes no están circuncidados es habitual que dentro del prepucio  se concentre esmegma, esmegma es una sustancia blanca que se genera naturalmente. Pasado un tiempo tiende a concentrarse y genera olores muy desagradables y hasta infecciones.  

   Así que se debe retirar el prepucio hacia atrás para eliminar secreciones y dejar correr agua suficiente por la cabeza del pene. Fuera de la ducha se debe repetir el procedimiento para el secado con la toalla, ya que no es recomendable que la zona quede húmeda.

   Listo el pene y los testículos, así que continuemos.

   El perineo es conocido por  ser uno de  los puntos más excitantes de la anatomía masculina, situado muy cerca del ano obliga a que ambas partes estén limpias para que se puedan estimular sin tener sorpresas desagradables.

   Para aquello que no optaron por la depilación del vello púbico este debe estar muy bien cuidado. La sudoración lo puede convertir en un lugar poco apropiado para una felación, por ende lo ideal es o recortar el vello o bien optar por rasurar o depilar.

   De acuerdo con esta secuencia estarían dadas las condiciones para que el sexo oral sea una placentera experiencia pero ¿qué hay del olor del semen?

   En esta cuestión cada persona es una cuestión especial y cada una no es que sea una perfumina pero tiene su propio olor. No hay una fórmula, y a su vez quien practica sexo oral tiene sentidos del olfato y del gusto también únicos y sentirán los olores y sabores de una manera especial, con lo cual el semen de alguien puede ser sabroso para alguien y desagradable para otro, lo mismo con el olor.

   Sí, en cambio, hay alimentos que se pueden ingerir  para que el olor y el sabor sean más atractivos. Las frutas y verduras , en especial las cítricas son muy recomendadas, condicionan los sabores y aromas.

   Tabaco, alcohol y drogas también alteran el sabor y el perfume seminal. No es una sorpresa que el semen tenga sabor a alcohol o a otras sustancias cuando estas son ingeridas.

   Una vez expulsado el semen, en cuestión de segundos cambia de textura y por la reacción química con el aire también se altera su fragancia y los espermatozoides al encontrarse en un nuevo ambiente también inciden. 

   Por lo tanto , si bien olor y sabor son características únicas, antes de largarse a disfrutar la experiencia del sexo oral, lo recomendable es apelar al agua, al jabón y a la toalla.

   Hasta el próximo encuentro. Lic. Magda.