Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Samuele Fazzi: “Para 2023, el objetivo del Consulado es activar lazos económicos con Bahía Blanca”

Surgido de una familia propensa a emigrar, sueña con dejar una huella en éste, su destino actual. Y para ello apunta a tejer lazos estratégicos en lo económico entre nuestro medio y su país durante el año que se avecina.

Por Walter Gullaci wgullaci@lanueva.com

   Samuele Fazzi lleva un año y medio como cónsul de Italia en Bahía Blanca, destino al que arribó luego de ejercer labores diplomáticas en Irak y en Cuba, lo que le otorgó un marco de variadas experiencias.

   Casado con Ana, de descendencia española-georgiana y también diplomática, y padre de Filippo, quien nació hace tres años en La Habana, Samuele se muestra distendido. Feliz. Y hasta asegura sentirse casi un bahiense más.

   Surgido de una familia propensa a emigrar, sueña con dejar una huella en éste, su destino actual. Y para ello apunta a tejer lazos estratégicos en lo económico entre nuestro medio y su país durante el año que se avecina.

   1. “La vida de un diplomático suele tener ciertas sorpresas. Nunca, eso sí, hubiera imaginado que durante una pandemia como la que me tocó vivir en Cuba iba a formar una familia. Allí conocí a Ana, una española-georgiana que también llevaba a cabo una labor diplomática y con quien me casé en La Habana. De hecho Filippo, nuestro hijo, nació durante la cuarentena. Nunca se me hubiera ocurrido escribir esta novela que viví en carne propia”.

   2. “Antes, mi primer destino, y fuerte a la vez, fue Irak. A los 28 años partí de Roma para recalar en Bagdad. Tenía muchas ganas de salir de la Cancillería, de la zona de confort, y en un destino que no fuera fácil. Y se dio lo de Irak”.

   3. “A partir de 2014, en Irak se estaba desarrollando una verdadera guerra entre el gobierno y los terroristas del ISIS, que habían ganado mucho territorio. Había que adaptarse a ese escenario”.

   4. “El desafío dentro de mi función pasa por intentar cierta flexibilidad, una mente abierta. En Irak había una increíble variedad, a veces peligrosa, en cuanto a los diferentes actores políticos y religiosos que se enfrentaban”.

   5. “En Cuba me encontré con dos posturas extremas. Y ambas te podían convencer sobre la conveniencia de sus pensamientos. Estamos acostumbrados, en nuestra lógica, que lo contrario de cierto es falso. El lenguaje funciona así. Pero la realidad no es tan así. Dos cosas pueden ser contradictorias una con otra y ambas, a la vez, pueden ser ciertas”.

   6. “Estudié en Trieste, cerca de la ex Yugoslavia. Recuerdo que analizaba las razones del conflicto que dividió a ese país, en un enfrentamiento casi total. Recuerdo que los libros me indicaban que, por ejemplo, Serbia y Croacia eran dos mundos imposibles de encontrarse, pero por la noche iba al bar y me encontraba con un amigo serbio y con otro croata y tomábamos juntos. Las dos realidades eran ciertas”.

   7. “He conocido muchos países y siempre me llama la atención pararme en los supermercados en el sector de las pastas. Y la variedad que siempre veo es mínima. Nada que ver con lo que sucede acá, en Argentina. ¡Acá hay de todo!”.

   8. “Recuerdo a mi Nona amasando y haciendo la pasta fresca. Ella nos enseñó a mi hermano, que hoy es un chef, y a mí a prepararla los domingos. Debo decir que es una costumbre que no se mantiene en toda Italia. Incluso acá, en Argentina, hasta por allí se percibe más que allá”.

   9. “Mi Nona vivió toda una vida en Salento, donde nací, en la zona de Lecce, pero hubo un momento que intentó emigrar. Su esposo, mi abuelo, trabajó durante 25 años en Canadá. Ella en más de una ocasión intentó emigrar junto a mi padre y dos hermanitas para poder juntarse. Eran los años ‘70 y fracasó en sus intentos. No pudo hacerlo”.

   10. “Por el lado de mi mamá, mis abuelos también emigraron. Mi abuelo trabajó primero en Bélgica, en las minas de Marcinelle. Me cuentan que se enfadó con un siciliano que también trabajaba allí, por lo que decidió irse. ¡Menos mal! A los dos meses sucedió aquella tragedia en esa mina, del año ’56, donde murieron muchos mineros (262). Mi abuelo se mudó a Gales, donde nació mi mamá. Allí vivieron muchos años hasta que volvieron a Salento”.

   11. “El momento de hacer las valijas no es sencillo. Me pasó hasta en Irak, donde no era fácil vivir, pero dejé muchas amistades. En Cuba nos pasó lo mismo, en este caso ya con Ana”.

   12. “En todos lados hay idas y vueltas, subidas y bajadas. No es algo que le sucede sólo a la Argentina. Ahora, cuando se tienen recursos tan importantes, tan variados, tan increíbles como los que posee este país, hay que interpretar el escenario. Este, por ejemplo, es un momento de enormes oportunidades para aprovechar”.

   13. “Para 2023 tenemos por objetivo en el Consulado activar lazos económicos con Bahía Blanca, con la colectividad, a partir de este perfil de desarrollo que vamos percibiendo. Nos vamos informando de proyectos que tienen a la ciudad en primera fila en el orden de prioridades. En Europa, la guerra con Rusia ha dado vuelta la economía, por lo que surge una etapa interesante para vincular canales estratégicos, económicos y comerciales”.

   14. “Tenemos en Bahía Blanca una de las circunscripciones consulares más amplias del mundo. Cuadriplica el territorio de Italia. En el país hay 1.100.000 ciudadanos italianos. De ellos, el 10 por ciento, alrededor de 80.000, residen en nuestra área, siendo 30.000 los que viven en Bahía Blanca. En el Alto Valle de Río Negro son muchísimos también”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá la etiqueta #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.