La nueva etapa de la pandemia

Covid-19: ¿Qué piensan los intendentes de la región sobre las nuevas medidas sanitarias?

25/9/2021 | 06:30 |

En general hay conformidad, pero algunos de los anuncios de la ministra Vizzotti no terminan de convencer. Los puntos de conflicto: boliches, fiestas privadas y la suspensión del uso de barbijos en espacios abiertos.

Fotos: Rodrigo García y Pablo Presti-La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com
Audionota: Romina Farías (LU2)

   Las nuevas medidas sanitarias anunciadas esta semana por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, tuvieron un aceptable nivel de aceptación entre los intendentes de la región, aunque varios de ellos dejaron trascender que aún hay algunas dudas sobre la forma en que se implementarán.

   Con las tasas de contagios y muertes en franco descenso, la mayoría de los jefes comunales entiende que hay margen para reducir las restricciones que se venían aplicando. Sin embargo, según confiaron a La Nueva., no todos están convencidos de que este sea el momento de habilitar boliches y fiestas privadas con gran cantidad de personas, o bien de abandonar el uso de barbijo al aire libre.

   El intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, dijo que confía en que las autoridades sanitarias “tomaron las mejores medidas que podían en base a la criterios técnicos e informes a los cuales no accedemos los jefes comunales”, aunque reconoció que hay aspectos con los que no está de acuerdo.

   “Yo confío en nuestras autoridades sanitarias, que es lo que corresponde -dejó en claro-. Ahora bien, con lo único que no estamos de acuerdo, y que no vamos a implementar, es la apertura de los boliches. En la misma resolución dice que son lugares críticos de contagio”.

   Bevilacqua reveló el motivo central por el cual la habilitación de discotecas plantea numerosas dificultades para las comunas, especialmente las más pequeñas: "la verdad que no contamos con una estructura municipal que nos permita hacer los controles que habría que hacer”, reconoció.

   La norma plantea que los boliches podrán funcionar con un aforo del 50%, y siempre y cuando los asistentes tengan esquema completo de vacunación 14 días antes del evento. En cuanto a los salones de fiestas, bailes privados o actividades similares, estarán habilitados sólo para personas que acrediten esquema completo de vacuna o una dosis más test negativo efectuado en las 48 horas previas al encuentro.

   “Esto es casi imposible de controlar por lo engorroso, así que habilitar los locales bailables equivaldría a dejar librado al azar los contagios. No podemos hacer eso y tirar por la borda todo el esfuerzo que se ha hecho en todos estos meses”, subrayó Bevilacqua. 

Las medidas más conflictivas son la suspensión del uso de tapabocas al aire libre, la apertura de discotecas con un aforo del 50% y la habilitación de salones de fiesta. Los intendentes se preguntan cómo harán para controlar los requisitos exigidos.

   El intendente de Puan, Facundo Castelli, se expresó de la misma forma.

   “Las medidas me parecen bien. Más allá de que tienen un tinte electoral, están en línea con la baja de casos y el avance de la vacunación”, expresó.

   “Lo único que nos genera dudas es cómo se van a habilitar las fiestas privadas y discotecas. Son los sitios de mayor contagio, por lo que no sabemos cómo se va a determinar el aforo o cómo se harán los controles para verificar que todos los que ingresen tengan las dos vacunas”, añadió.

Alejandro Dichiara, intendente de Monte Hermoso.

 

   El intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, coincidió en que los anuncios van en el sentido de lo que la gente estaba reclamando, pero se diferenció de Castelli en cuando a que las medidas tengan que ver con lo electoral.

   “Cuando el gobierno de (Horacio) Rodríguez Larreta levantaba restricciones en Capital Federal nadie decía que eran medidas electoralistas, sino que incluso lo defendían. Es curioso que un mismo hecho sea negativo cuando lo hace el oficialismo y positivo cuando lo hace la oposición”, fustigó.

Varios jefes comunales tienen en mente no permitir la habilitación de locales bailables, por más que la Nación lo autorice, dado el riesgo que implican.

   En cuanto a las medidas en sí, evaluó que significarán una mejora “para la economía y la salud mental de la gente”, aunque reconoció que podrían generar nuevos contagios. “Por eso no hay que descuidarse”, resaltó.

   Desde su punto de vista, lo que más dudas genera es la apertura de boliches.

   “Veo difícil poder pedir una tarjeta de vacunación en la entrada a una disco y mucho más complejo aún hacer tests de PCR antes de ingresar a una fiesta. Por eso digo que, indudablemente, la responsabilidad social e individual va a cumplir un papel fundamental de ahora en más”, opinó.

   “Los aforos (en discos y fiestas) también van a ser casi imposibles de controlar”, advirtió.

¿El barbijo se queda?

   El intendente de Patagones, José Luis Zara, dijo a La Nueva. que le parece bien que se vayan habilitando y flexibilizando actividades, aunque aclaró que no comparte una medida central anunciada por Vizzotti: la suspensión de la obligación de utilizar tapaboca en espacios al aire libre.

   “Me parece que es importante continuar usando el barbijo, porque brinda protección”, remarcó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “El resto de las medidas me parecen bien. Responden al hecho de que la cantidad de casos viene bajando y la vacunación va a buen ritmo. Hoy en Patagones, por ejemplo, tenemos 20 casos activos”, añadió.

   “Si se toman los recaudos del caso y siguen bajando los casos, es lógico que las restricciones se vayan flexibilizando más y más”, completó.

   El intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, dijo por su parte que aún debe terminar de analizar las medidas en profundidad, aunque planteó algún reparo sobre la que habla de los barbijos.

   “En Suárez tal vez los sigamos utilizando. Es algo que tenemos que analizar detenidamente”, dijo.

   A las voces en favor del uso de barbijos se sumó esta semana la del secretario de Salud de Bahía Blanca, doctor Pablo Acrogliano. "Si me preguntan a mí, yo recomendaría que en Bahía se siga usando el barbijo  al aire libre al menos hasta que el 70% de la población tenga las dos dosis de la vacuna", dijo por LU2.

A favor de las medidas

   El intendente de Coronel Dorrego, Raúl Reyes, sostuvo que respalda todas aquellas medidas que impliquen un incremento de la actividad económica.

   “En Coronel Dorrego hoy tenemos un solo caso activo, así que es necesario flexibilizar todas las medidas que se puedan. Incluso en el sector del esparcimiento, ya que hay mucha gente que vive de alquilar salones de fiesta, o son mozos, o brindan el servicio de catering”, indicó.

   “También veo como algo positivo que se permita que vuelva el público a las canchas, sobre todo a las de ligas regionales. Hasta ahora les permitían 50 entradas por club, con lo que los clubes no podían ni cubrir los costos”, añadió.

   Reyes reconoció, no obstante, que el control de aforos y otros requisitos no será sencillo. “Los municipios no tenemos personal suficiente”, indicó.

Raúl Reyes, intendente de Coronel Dorrego.

 

   El jefe comunal señaló que la flexibilización obligará a “tener más cuidado” a nivel personal y social.

   “Y si la tasa de contagios sube nuevamente, siempre se puede volver a dar marcha atrás con alguna medida”, dijo.

   El jefe comunal de Coronel Rosales, Mariano Uset, dijo que las medidas son “muy oportunas mientas dure esta situación epidemiológica y sanitaria”, aunque también reconoció estar sorprendido por lo que denominó como “un golpe de timón en un contexto de campaña (política)”.

   “En nuestro distrito hoy tenemos un caso activo, así que qué puedo decir sobre las medidas... De todas formas, aún queremos ver el marco normativo al detalle, porque suele haber alguna diferencia entre lo que se anuncia y lo que se escribe”, aclaró.

   El intendente de Adolfo Alsina, Javier Andres (Juntos), dijo que las medidas anunciadas por la Nación “son buenas noticias para todos” debido a que “repercuten en la salud y el trabajo”.

   “Hoy hay comercios y vecinos que vuelven a trabajar después de mucho tiempo”, destacó el jefe comunal, y recordó que hace 15 días que el distrito no registra nuevos casos de Covid-19.

   “Es el período más largo sin casos desde octubre del año pasado”, añadió Andres.

   Mencionó también que en su partido hay casi 10 mil personas con el esquema de vacunación completo.

   El único intendente de la zona que planteó alguna reserva en cuanto a la totalidad de las medidas anunciadas fue el de Coronel Pringles, Lisandro Matzkin. Según dijo a este diario, a priori la relajación de algunos protocolos le resulta “algo apresurada”.

   “Parece un grado de apertura demasiado grande, pero aún hay que analizar si todo lo anunciado se cumple en la normativa provincial”, enfatizó el jefe comunal pringlense.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias