Ciclo de entrevistas

Néstor Herrero: “Las crisis sacan del individuo su verdadera esencia”

28/7/2021 | 06:30 |

Hoy coordinador del fútbol formativo de Villa Mitre, el hombre además se desempeña como maestro mayor de obras.

Por Walter Gullaci wgullaci@lanueva.com

   Si alguien ha marcado una impronta en el fútbol nuestro, en este caso mediante lo hecho con un excelente grupo de trabajo en Liniers, ese es Néstor Herrero.

   Hoy coordinador del fútbol formativo de Villa Mitre, el hombre además se desempeña como maestro mayor de obras.

   Pero el técnico no disimula su pasión por una actividad que le desvela. Tanto como cada proyecto juvenil que intenta moldear, aún a sabiendas de que son muy pocos los que llegarán a Primera. Aunque esa es otra historia que también tiene sus respuestas.

   Casado con Graciela Beatriz, docente jubilada, y padre de Sol, Anahí, Belén y Maximiliano, Herrero sueña con que de una buena vez se apueste a una mejor educación. Como la que cultivó en los potreros y en aquella escuela de la infancia.

   1. “Como sucede con esta pandemia, las situaciones límite, las crisis, sacan del individuo su verdadera esencia. A veces recrean lo que uno puede evolucionar y marcan quién está para no flaquear, para seguir insistiendo y no caerse. El espíritu es parte de esa evolución”.

   2. “El chico de 18, 19 años, hoy está en la encrucijada de entender que debe estudiar, porque de lo contrario no sabe a dónde va a ir a parar en este mundo. Yendo a lo técnico y futbolístico, durante este tiempo sufrió eso de no tener entrenamiento y competencia. Entonces, se preguntaba: ¿cómo voy a evolucionar en este juego en ámbitos más exigentes?”.

   3. “A quienes trabajan en esto del fútbol se les cortó una vía laboral. La pandemia afectó mucho a los jóvenes, ya que para ellos todo está por conocerse, no saben de qué se trata una trayectoria. Necesitan saber qué pasa hoy porque lo quieren concretar mañana”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   4. “En un potrero tenías el día a día con la pelota y lo complementabas con la escuela, que en estos tiempos transitó una virtualidad que dificultó todo. El chico quiere preguntarle a alguien de carne y hueso por qué esto se escribe con H o con B”.

   5. “Las pautas se fijan en el día a día. Levantarte a las 7 de la mañana a tomar el desayuno, arreglarte para ir a la escuela, decir ´buen día’, escuchar a la maestra en el aula. Todas cosas en las que incorporas consignas, que estuvieron mucho tiempo stand by. Por otra parte hoy es dificultoso que un chico esté en la calle, con lo cual aquello que nosotros en nuestra niñez teníamos de aprendizaje tampoco está”.

   6. “Llegué a jugar en la primera de Liniers. No era un negado, tenía ciertas condiciones. Pero me di cuenta que no estábamos lo suficientemente preparados para jugar. Entonces ya como entrenador la idea era proporcionarle al jugador lo que yo advertía como carencias en mi propia formación. En principio fue una etapa de exploración junto a los padres. Con el tiempo se convirtió en una vocación con mucha dedicación”.

   7. “Cuando se rearmó aquel equipo del ´80 al ´81, llegaron jugadores muy capaces, pero también teníamos capacidad los que estábamos en el club. Tanto como los que vinieron. Cuando vi que minimizaron a un compañero, que por otra parte era un excelente jugador, dejándolo relegado porque era un pibe del club, me molestó mucho, Me dije: ´no, esto no puede pasar´. Cuando no había nada, estábamos nosotros, los pibes del club. Y cuando había con qué, exploraban con otras cosas. Mi idea a partir de aquello fue armar grupos fuertes, homogéneos, para que si alguno llegaba debía ser mejor que el que estaba”.

   8. “Con Omar Correa iniciamos aquel proceso en Liniers. Más allá del amigo requería de su capacidad, que es lo mismo que quiero que requieran de mi para trabajar. Y en su caso, sin ser amigos con el tiempo logramos ser grandes amigos. Todo lo hicimos por convicción”.

   9. “Estando en España me relacioné con un árbitro de gran trayectoria que era profe en un instituto donde estaba haciendo el curso de técnico. Mediante su persona surgió algo interesante para quedarme allá, pero de haberlo tomado no hubiera realizado lo que luego se dio en Liniers. Uno no puede vivir varias vidas en una sola vida. Y hoy vivo primordialmente de mi profesión de maestro mayor de obras”.

   10. “Marcelo Bielsa se vino a Bahía en un Fiat 147 para ver a algunos chicos para probar en Newell´s. Tomamos un café y con Omar le apuntamos a tres pibes. A los tres meses me avisó: ´tenían razón’. De 200 pibes que había probado en Rosario, los tres que le marcamos quedaron. Un cien por ciento. Pablo Paz, Marcelo Escudero y Acevedo, quien finalmente se volvió por razones personales”.

   11. “La realidad es que a Primera no llegan todos los que deberían llegar”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias