Otra crisis que se convierte en oportunidad

Turismo en modo sustentable: ¿Por qué la naturaleza puede transformar a la región?

20/6/2021 | 06:30 |

El desarrollo del sector se advertía en los últimos años, pero tomó mayor impulso a partir de la crisis sanitaria. Hoy se trabaja más que nunca para hacer realidad un clásico eslogan: “Lo importa no es solo que vengas, sino que vuelvas”.

La comarca serrana, siempre a mano. / Fotos: Pablo Presti, Emmanuel Briane y Jano Rueda-La Nueva. y Archivo LN.

Audionota: Florencia Albanesi

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Turismo de cercanía. Sustentable. Escaso en días. Escapadas a grandes espacios al aire libre. Lejos de las multitudes. Naturaleza y medio ambiente. Sinónimos de un mismo fenómeno.

   “El turismo masivo ya no va a volver a suceder en este contexto. Debemos enfocarnos en pequeñas acciones que permitan poner en foco sustentabilidad en el tiempo”.

   Es la percepción de la Lic. Karina Sánchez, directora de Turismo de la municipalidad de Bahía Blanca, respecto de uno de los sectores más castigados por la pandemia del Covid y, al mismo tiempo, uno de los que alienta mayores desafíos y desarrollo a medida que la crisis sanitaria se empiece a atenuar.

   “Se trata de un turista que se va a cuidar mucho más”, agregó.

Lic. Karina Sánchez, directora de Turismo de la municipalidad de Bahía Blanca.

   “Va a preferir trasladarse a lugares más cercanos y creo que ahí es donde debemos trabajar con los directivos de la región en cuanto a lo que es gestión turística de aquí en adelante”, dijo.

   “El objetivo de siempre es consolidar a la región turística sur como un producto multioferta, pero —aclaró Sánchez— no nos debemos quedar en el proyectar; debemos ser operativos”.

   Para Jeremías León, director de Planificación y Desarrollo Turístico del partido de Tornquist, el verano 2020/21 que, históricamente, es de media temporada, al final resultó de alta.

   “Entramos muy bien en el nuevo formato que, al inicio de la pandemia, se anunció como tendencia”, sostuvo, en relación a la búsqueda de lugares de turismo de naturaleza y rurales, donde no haya aglomeración de gente y con alojamientos por fuera de hoteles y por dentro de casas y cabañas.

“Hoy nos vemos favorecidos por esta demanda, donde la gente busca hacer turismo de manera segura con su núcleo familiar”, señaló León.

   También afirmó que en el distrito serrano no hay tantas plazas de hotel, pero sí de cabañas y, especialmente en esta temporada, de alojamiento en casas particulares.

   “Son servicios que van a tener que reconfigurarse porque hoy, a través de Booking y Airbnb, muchos no son formales ni están habilitados. Pero el fenómeno se vio”, dijo.

   “En la reconfiguración del turismo vimos cómo se tuvo que readaptar el área de servicios a la crisis por la pandemia, tanto en gastronomía, como en alojamiento y en el resto de las actividades”, contó.

   “Eso se notó particularmente en nuestro distrito. Por ejemplo, hacer el ascenso de un cerro con tapabocas, distanciamiento y desinfección de manos, pero sin dejar de compartir la naturaleza”, explicó.

   “No somos un destino que, aún, esté consolidado a nivel nacional, pero sí trabajamos mucho con el sudoeste bonaerense, parte de las provincias de La Pampa y norte de Río Negro y, principalmente, con el AMBA, que es nuestro público”, comentó León.

Jeremías León, director de Planificación y Desarrollo Turístico del partido de Tornquist.

   “Al estar limitada la transitabilidad del turismo emisivo, notamos la llegada de un gran incremento de gente que no conocía el lugar. Esto lo vemos como un fenómeno a raíz de que otros destinos, por la incertidumbre de los cambios de fase y cómo cada uno tomó el regreso de sus residentes, alentó a la gente del AMBA llegarse hasta las sierras”, manifestó el funcionario, que depende de la secretaría de Turismo de Tornquist, cuyo titular es Gustavo Sandoval.

   “Lo que estamos viendo ahora es cómo capitalizar esta coyuntura para posicionar al destino”, agregó.

   León recordó que el distrito se caracteriza por un porcentaje importante de visitas frecuentes, que no necesariamente tienen propiedades en el lugar, en contrapartida con lo que sucede en Monte Hermoso.

   “Los meses de mayo, junio y diciembre son los de menor afluencia de turistas aquí. Eso ahora se ha revertido y nos vemos favorecidos por el nuevo paradigma de salir de las ciudades para buscar naturaleza”, añadió.

   “¿Si es un desafío? Claramente. Y pretendemos estar a la altura de las circunstancias”, admitió León.

   “En este sentido, el destino ha sabido adaptarse. Aunque estemos en fase 2, no tenemos ningún caso registrado con trazabilidad como consecuencia de la prestación turística. No ha pasado en toda la temporada. Un ejemplo es que, entre las localidades de menores casos positivos, están Sierra de la Ventana y Villa Ventana”, describió.

   Gran parte de lo comentado por León está reflejado en los diferentes relevamientos estadísticos del turismo distrital.

   “Cruzando la información detectamos que hay estadías mucho más largas que las que teníamos registradas”, relató.

   “Encontramos de entre 4 y 7 días, cuando antes los porcentajes más altos eran de entre 4 y 5. También hubo varios registros que dispararon indicadores, con estadías por encima de una semana, de entre 10 y 15 días”, amplió.

   “Otro indicador que tuvimos, que antes no existía, fue el certificado Verano (NdR: para circulación). Autorizarlos nos permitió un recuento importante de registros y allí comprendimos que la mayoría llegaba de distancias más prolongadas”, sostuvo León.

   “El espíritu que, ahora, nos mueve es que debemos capitalizar esta experiencia. Es decir, que la gente que descubrió el destino, vuelva”, aseguró.

   León hizo una comparación con lo sucedido en otros países, como España, por ejemplo.

   “Apreciamos que los sitios costeros no tuvieron buena temporada porque son destinos de aglomeración. En cambio, pequeños poblados y caseríos que se dedican al turismo estuvieron completos. Eso antes no sucedía”, contó.

   Para Franco Gentili, secretario de Turismo de Monte Hermoso, el turismo con desarrollo orientado a la naturaleza será fundamental en los meses venideros.

Franco Gentili, secretario de Turismo de Monte Hermoso.

   “Las actividades deben ser al aire libre, con posibilidades de buscar espacios abiertos para recorrer nuevas alternativas con naturaleza y aventura”, sostuvo.

   “Incluso, toma cada vez más fuerza la idea de reencontrar lugares que ya estaban y que, por diferentes razones, no eran visitados”, agregó.

   “En Monte Hermoso se buscaron esos espacios y lo vemos ahora, en pleno junio, con gente disfrutando de la playa, de la laguna, del paseo del Pinar, la zona alrededor del Faro Recalada y demás alternativas. Esto tiene directa relación con la nueva normalidad. El turismo de cercanía es una opción y ya es una realidad”, aseguró.

   También dijo Gentili que hay que generar nuevos productos, ya que se trata de algo diferente para explorar y explotar.

   “Creo mucho en eso de que cuando hay una crisis existe una oportunidad. En tal sentido, ahora también hay plataformas que juegan un rol importante en la forma de promocionar y vender un destino turístico y un producto nuevo”, añadió.

   “Por ejemplo, vender una playa llena de gente antes era determinante, pero ahora no sé si lo es. Hoy, la gente busca playas más inexploradas y otros atractivos naturales. Entiendo que hay que ir hacia ese lugar”, comentó.

   Gentili admitió que los clásicos de Monte Hermoso son la playa y el verano, pero que en pospandemia tienen mucho protagonismo las escapadas de fin de semana y el turismo denominado corto.

   “La propuesta es aprovechar la región como un todo e ir recorriendo los diferentes atractivos de mar y de sierras, y sin dejar de lado el termalismo, por ejemplo”, dijo.

   “Por la crisis sanitaria, la gente ha encontrado una forma diferente para salir de las ciudades y evitar el encierro cotidiano”, expresó.

“Ahora, creo que la región tiene una gran oportunidad, pero no puede fallar en vender bien su producto. En un gran desafío para la dirigencia”, admitió Gentili.

   “Tenemos los atractivos y los recursos para hacerlo. Debemos trabajar en función de diversificar la oferta para potenciar esos elementos”, dijo.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Por la pandemia hubo cambios de tendencias en los turistas y algunas cosas ya no serán como antes. También como gestores, debemos encontrarle la vuelta a esta nueva forma”, aseguró Gentili.

   En el mismo sentido volvió a opinar la Lic. Sánchez, directora de Turismo de Bahía Blanca.

   “Creo que hoy debemos poner el foco en las oportunidades y no en las amenazas, porque si no vamos a quedar varados. Y por eso el trabajo en conjunto con la región es clave”, señaló.

“Pensar en la nueva normalidad significa hacerlo con otras restricciones, pero también como una oportunidad sobre cómo ha de ser el sector turístico de cara al futuro”, comentó Sánchez.

   “Si lo pensamos de manera sostenible, acaso sea una oportunidad”, insistió.

   Así, la funcionaria contó que las herramientas que tienen para interactuar y dar a conocer las actividades que llevan a cabo son la digitalización en formato virtual.

   “La Dirección de Turismo local participó de una disertación, a partir de una propuesta de la Dirección de Promoción y Coordinación Turística de la subsecretaría de Turismo bonaerense, del programa denominado Adaptar las fiestas, nuevas maneras de encontrarnos”, sostuvo.

   Es una plataforma en la cual se pueden encontrar todas las celebraciones nacionales y populares del país.

   “La idea es que cada fiesta se puede visibilizar y transmitir en vivo y hasta que se puedan comprar tickets, si el evento así lo requiere. Es una de las formas en que se puede llegar a más personas y para que, por la extensión del contexto de pandemia, no se pierden las celebraciones”, añadió.

   “En el mediano y largo plazo son herramientas que, probablemente, complementen la presencialidad y por eso debemos tomarlas como una oportunidad de visibilización”, expresó la Lic. Sánchez.

“Cuando se pueda, casi todos querrán escapar del encierro”

   Para el contador Mariano Rossi, prestador de servicios turísticos y responsable de Viajes La Nueva., hasta marzo de 2020 el sector turístico estaba en plena expansión.

   “Por eso el golpe es tan fuerte. A cualquier actividad que le pongan el pie en el freno y de 100 te vayas a cero, se notará”, sostuvo.

   “Nos basamos en movernos de un lugar a otro y de un país a otro. Indudablemente que, si hay riesgo de contagio, uno se quedará quieto. Es la actividad más afectada de todas”, amplió.

   “¿Las razones del fenómeno? La gente se había acostumbrado a viajar. Un gran segmento ya no concibe el hecho de no tomarse vacaciones. Y por varias razones: una es económica. Hace 25 años el pasaje aéreo tenía un valor diferente, pero hoy es más accesible. Y la misma globalización llevó a que el turismo se convirtiera en una industria y en importante ingreso de divisas”, dijo.

Cr. Mariano Rossi, prestador de servicios turísticos y responsable de Viajes La Nueva.

   “Hoy es todo más complejo. Porque hasta debés pensar cada vez que hay que hacer 1.000 kilómetros; imagináte subir a un avión, hacer 18 horas, llegar a donde no sabés qué te puede pasar, si te contagiás y si tenés o no cobertura de salud”, agregó.

   “Como sea, no están dadas las condiciones en el mundo como para una apertura del turismo como la que se prevé que va a pasar, aunque todos los indicadores dicen que, en el momento en que se pueda, casi todos querrán escapar del encierro”, indicó.

   —Cr. Rossi, ¿cuándo sería esa apertura?

   —En julio de 2020 me lo preguntaron y ahora daré la misma respuesta: cuando la gente se termine de vacunar. Hay países que, con el 70 % de su población protegida, ya están abiertos. En la Florida, en los Estados Unidos, la gente circula sin barbijos. En España pasa lo mismo y ni hablar de Israel.

En Israel ya se vive una realidad sin barbijos.

   “Creo que la apertura casi total será dentro de un período de 6 a 12 meses. Y no es que ahí se va a normalizar, pero la gente va a poder viajar.

   “Existe una salvedad: hay viajes pendientes; incluso, comprados antes del inicio de la pandemia. Y en la crisis sanitaria se vendió un número importante en condiciones flexibles para modificar fechas. En el primer año de movilidad esa gente saldrá y, luego, vendrá otra reactivación.

   —¿Cómo será esa nueva etapa?

   —En la Argentina en general, y en Bahía Blanca en particular, tenemos dos tipos de turismo: uno emisivo, de los argentinos que van a otros países y otro receptivo, de extranjeros que vienen aquí.

   “Para el receptivo, la Argentina queda en un lugar privilegiado porque, desde el punto de vista económico, somos un país barato. Esa es una de las atracciones, más allá de tener un país maravilloso por sus bellezas naturales. Eso se expandirá y hará que ingresen divisas al país, mucho más de las que salen. Pasará apenas se abran las fronteras”.

   —¿Cuál es el impacto para los prestadores de servicios turísticos?

   —Nosotros (Por Viajes La Nueva.) nos pudimos adaptar a bajar los costos operativos, como el 99 % de las empresas de turismo, y así mantener igual una estructura que casi no tiene movimientos ni operaciones; sólo se han vendido algunos pasajes a quienes se fueron a vacunar a otros países.

   “Ajeno al temor de consumir servicios está también el temor de las empresas a vender algo que no se sabe si no aparecerá en una fase en la cual la persona no se puede trasladar, no pueda disfrutar del paquete comprado y haya que reprogramar todo”.

   —¿Alcanza la ayuda del Estado?

   —El Estado está presente. Acaso no en la forma en que las empresas de turismo hubieran querido, pero dentro de las posibilidades se ha apoyado para sostener el sistema.

   —¿Cuál es la afectación en hotelería y en gastronomía?

   —Los más afectados son los hoteles. A nivel receptivo, hay lugares donde la gastronomía también sufrió mucho, como la Capital Federal, Bariloche, Salta, Puerto Madryn o Iguazú. Para nuestra región, debemos citar a Monte Hermoso, Sierra de la Ventana, Villa Ventana y otros.

   “En nuestra ciudad la gastronomía está afectada por la circulación, pero no por el turismo. Son dos temas diferentes”.

   —¿Ya se puede hablar del nuevo perfil del turista en la Argentina?

   —En principio, la gente va a estar afectada por todo esto que pasa. Creo que el turismo de una noche acá, otra allá y otra más allá se va a terminar por un tiempo, respecto del que pernocta en un mismo lugar y puede manejar la situación porque la enfermedad atenuó sus efectos.

   “Los complejos donde uno pernocta 7 o 10 noches, como en el Caribe o, yendo más acá, en el Complejo Americano de Monte Hermoso, serán los más elegidos. Y también si uno viaja a Europa, se decidirá por las capitales para moverse en esos ámbitos, sin tanta recorrida y en períodos cortos, de una, dos o tres noches, más que nada porque el movimiento lleva a una mayor exposición y probabilidad de contagio.

   “Luego de una transición, en que el turista deberá reponerse de las vivencias de la pandemia, el futuro será diferente. O parecido a como era antes”.

   —¿Y el posicionamiento de nuestra región?

   —Siempre hay que intentar sacar lo bueno de lo malo. La región se ha desarrollado mucho, desde Sierra de la Ventana hasta Pedro Luro con el turismo termal. Es algo que se ha redescubierto muy cerca de nuestra ciudad y ojalá que la gente lo valore y lo aproveche.

   “También estará en quienes proveen los servicios que puedan mantenerlos. Va a depender mucho de ellos, de sumar promociones y de cuidar al pasajero, un aspecto que, ahora, hay que tener en cuenta, aunque pernocte uno o dos días. Esta sería una forma ideal de trabajo y desarrollo.

   “Más allá del destino, se aceleró también el sistema de comercialización. Hoy, la gente consulta mucho en las redes y consume por internet. Eso acercó al destino. Lo que, acaso, se preveía para cinco años, por la pandemia pasó en uno.

   “¿Si soy optimista? Sí, Claramente. Con cualquier persona que uno habla, dice que quiere escaparse cuanto antes. La pandemia trajo aparejada una sensación de encierro y eso se liberará más temprano que tarde. El sector va a tardar un tiempo en regresar a los niveles de 2018 y de 2019, pero va a volver”.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias