La jura fue de manera virtual

Una profesora de Educación Inicial, el mejor promedio en la 362ª Colación de Grados

19/6/2021 | 06:30 |

   Ana Laura Safe obtuvo 9,50 puntos de promedio a lo largo de su desempeño académico.

La virtualidad volvió a ser protagonista de la Colación de Grados de la UNS. Fotos: Prensa UNS

Una profesora de Educación Inicial obtuvo el mejor promedio en la 362ª Colación de Grados de la Universidad Nacional del Sur, que volvió a realizarse de manera virtual debido a las condiciones sanitarias que atraviesa la ciudad.

   Ana Laura Safe obtuvo 9,50 puntos de promedio a lo largo de su desempeño académico.

   Como es habitual, la jura estuvo presidida por autoridades del Rectorado y la Secretaría General Académica, y se llevó a cabo en dos turnos.

   En primer término lo hicieron quienes recibieron diplomas de los Departamentos de Agronomía, Economía; Biología, Bioquímica y Farmacia; Ciencias de la Administración, Humanidades, Ciencias e Ingeniería de la Computación, Ingeniería y Física.

   Posteriormente fue el turno de los egresados y egresadas de Ciencias de la Salud, Derecho, la Escuela Normal Superior, Geografía y Turismo, Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, Ingeniería Química, Geología y Química.

   Las palabras alusivas estuvieron a cargo de autoridades de los Departamentos de Economía y de Geología, y de alumnos de Agronomía y de Química, respectivamente.

   El listado completo de los diplomados es el siguiente:

   Doctor en Agronomía: Maximiliano Cogliatti, Fernando Hernández y Juan Pablo Renzi. Doctor en Ciencias de la Computación: Paola Daniela Budan. Magister en Ciencias Agrarias: Clara Milano.

   Magister en Economía Agraria y Administración Rural: Mauricia Teresita Nori. Magister en Políticas y Estrategias: Alejandro Omar Biondini. Magister en Sociología: María Jose Egidi.

   Ingeniero Agrónomo: Sofía Alana Callava Tiznado, Pablo Rafael Fernandino, Florencia Hirsfeld, Ana Julia Laurlund, Matías Nehuen Pennini y Marilina Lucrecia Vicente.

   Bioquímico: Priscila Jacqueline Dubois, Griselda Mariela Méndez y Belén Emilia Sierro. Farmacéutico: Rocío Soledad García Surin, Melisa Gisele Gómez Martín, Gisela Mariana Menecozzi, Mauro Ariel Torres y María Emilia Valiere Giménez.

   Licenciado en Ciencias Biológicas: Gabriela Loraine Chatelain Sartor, Daniela Belén Chávez y Nadia Anabela Moreni.

Contador Público: Francisco Alberto Alarcia, Juan Alberto Alarcia, Facundo Nahuel Benítez, Micaela Luz Cavalli, Abril Consoli, Florencia De Dios, Estefanía Soledad Díaz, Martín Miguel Giagante, María Lucía Giménez, Jorgelina Vanesa Ginder, Fiorela Belén Gottau, Alan Roberto Carlos Hobsteter, Karen Huber, Nicole Limanski, Gastón Martignon, Marina Ainalen Monleon, Maximiliano Alejandro Pérez Sanhueza, Santiago Schmidt, Abi Yael Sitanor, Martín Adrián Vidal, Julián Vilches, Antonella Roxana Wagner y Federico Yaryura.

   Licenciado en Administración: Juan Martín Cabo, Carla María Crisanti, Facundo Durand, Ana Sofía Jócano y Daiana Guinette Klein. Ingeniero en Sistemas de Computación: Damián Raúl Fuentes. Licenciado en Ciencias de la Computación: Diego Sebastián Orbe Leiva. Licenciado en Geofísica: Gabriela Alvarez. Profesor en Filosofía: Micaela Tomassini. Profesor en Historia: Juan Francisco Cortinez.

   Profesor en Letras: Sofía Ariadna Grossi y Margarita Pérez Rau. Ingeniero Civil: Sebastián De Santos y Facundo Nahuel Fernández. Ingeniero Industrial: Victoria Biscaychipy, Juan Pedro Lassalle y Evelyn Ludmila Sensini. Ingeniero Mecánico: José María Carreño y Pablo Alejandro Lemus Forchetti. Doctor en Geografía: Daniela Melisa Gambarota y María Cristina Nin. Doctor en Geología: Paulo Marcos y Germán Aníbal Otharán. Doctor en Química: Antonela Rita Montefuscoli.

   Doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos: Sebastián Mario Ezequiel Bravo y Francisco Manuel Garrido Makinistian. Doctor en Ciencia y Tecnología de los Materiales: Ana Deisy Forero López. Doctor en Ingeniería: Juan Miguel Bajo. Magister en Ciencia y Tecnología de los Materiales: Moisés Saúl Condell.

   Especialista en Derecho Penal: María Laura Berterreix, Ernesto Pablo Brener, Yanina Vanesa Estela Passarelli y Marina Beatriz Pedrero. Especialista en Control de Calidad de Alimentos: Barbara Veronica Schmidt. Licenciado en Enfermería: Jesica Andrea Antonio Cortés, Maira Soledad Catalán Pérez, María Susana D'Amico, Noralí Araceli Frank, María Lucía González Codony, Daiana Belén Stieb, Guadalupe Urquizu Laco y Luciana Soledad Weiman.

   Abogado: Juan Cruz Corbalán, Mauren Belén Guiretti Martínez, Juana Iriarte Vera, Facundo Manuel Lassalle, Martín Alejandro Medina, Micaela Agustina Picabea y Rafaela Serafini. Licenciado en Seguridad Pública: Analia Bartel, María Florencia Cassagnes, Analía Graciela Cruz, Silvina Andrea Galbarino, Alejandro Daniel Gómez, Oscar Alberto Ibáñez, Pablo Damian Ibáñez, María de los Milagros Jacob, Ornela Scarano y Marina de los Angeles Schechtel. Martillero.

   Corredor Público: Pablo Sebastian Falappa. Profesor de Educación Inicial: Milagros Aduriz, Paula Luján Castiglia, Rocío Guerra, Felicitas Loustau, María Sol Martínez, Milagros Nahir Muñoz, Agustina Safe, Ana Laura Safe, María Emilia Vallejos.

   Profesor de Educación Primaria: Julieta Daiana Fariña, Camila Belén Marinozzi y Micaela Belén Varela. Licenciado en Turismo: María Carolina Chico, Sol Karen Curbelo y María Melanie Lando Valles. Técnico Universitario en Medio Ambiente: Zoe Micaela Retamoso y Florencia Belén Rial. Ingeniero Electricista: Gabriel Fernández.

   Ingeniero Electrónico: Emanuel Fernández. Técnico Universitario en Emprendimientos Audiovisuales: Julieta Landó. Ingeniero Químico: Diógenes Leonel Dombald, Daniela Ivonne Raab y Paula Belén Teruel. Ingeniero en Alimentos: Malvina Soledad Sarasola. Técnico Universitario en Emprendimientos Agroalimentarios: Antonella Milagros Ascorti.

   Técnico Universitario en Operaciones Industriales: Franco Sorgato. Licenciado en Química: Martín Ballestero. Profesor en Química de la Enseñanza Media: Ana Laura Atala. Técnico Químico Universitario: Rocío Andino y Daniela Paula Villafain.

   En cada una de las entregas, dos flamantes egresaron leyeron sus discursos

Marilina Lucrecia Vicente (Ingeniera Agrónoma): "La universidad me enseñó a tomar grandes decisiones"

   Buenas tardes autoridades académicas, familiares, amigos, graduados y todo el público presente que acompañan este acto académico de graduación.

   Es un honor haber sido convocada para decir unas palabras en un día tan especial y espero poder representar a los demás graduados.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Seguro que desde hace un par de años empezamos a imaginarnos como sería el momento de nuestro egreso, en el que nos llamaban para subir al escenario a entregarnos el diploma para luego bajar y recibir besos y abrazos de nuestros seres queridos. Pero a pesar de que hoy se realiza de manera diferente, es un momento de inmensa alegría para todos los presentes. Para nosotros los graduados, porque alcanzamos nuestra meta; para quienes nos acompañan porque ven concretados nuestros sueños; y para los profesores y la universidad porque a través de su educación hoy nos convertimos en profesionales universitarios.

   Estar hoy en esta ceremonia virtual es para nosotros un orgullo, porque el camino recorrido no fue fácil, y a pesar de que para cada uno de nosotros fue de manera diferente, posiblemente todos realizamos algunos sacrificios: como resignar fines de semanas, fiestas y vacaciones; pasar noches sin dormir y levantarnos luego de algún examen desaprobado. Sin duda, cada uno de los que nos encontramos presentes culminando esta etapa, desarrolló un valor de tal importancia como lo es la perseverancia, llegar a la meta implica para algunos una simple carrera, mientras que para otros una carrera con obstáculos o incluso una caminata. Pero de lo que no hay dudas es que todos los que estamos aquí hemos cruzado la línea de llegada, en referencia a ello, me parece apropiado citar a Andy Warhol quien dijo ¨no importa lo lento que vayas mientras no pares¨, ya que, de eso de trata, superar las adversidades y no detenerse en el camino.

   Pero este camino no lo transitamos solos, detrás de cada uno de nosotros hay una familia y amigos que estuvieron siempre para apuntalarnos, dándonos ese mensaje de aliento horas previas a rendir, acompañándonos desde la fe con velas y estampitas hasta que llegaba el ansiado aprobado. En lo personal, al ser de un pueblo pequeño llamado Huanguelén, ese acompañamiento fue fundamental y estar hoy aquí expresando estas palabras es reflejo de un gran esfuerzo no solo personal sino también familiar que merece ser destacado.

   Como en toda finalización de una etapa también se siente esa nostalgia, producida por todos esos momentos únicos vividos desde el ingreso hasta hoy, como las charlas afuera del aula, que al principio eran con desconocidos y luego pasaron a ser con grandes amigos, los festejos por aprobar la materia más difícil del año e incluso de la carrera, los viajes de estudio y las innumerables horas de consulta donde nuestros docentes con mucha paciencia y dedicación evacuaban cada una de nuestras inquietudes.

   De esta manera creo que la universidad no solo forma profesionales, sino que construye personas mediante diferentes habilidades sociales que brinda al estudiante. La universidad no solo me enseñó el ciclo biológico de los cultivos sino que me permitió desarrollar un pensamiento crítico y preguntarme por las causas y fundamentos de ese ciclo, me otorgó herramientas para resolver las diferentes vicisitudes que se me presentaban día a día, a tomar grandes decisiones, manejar las emociones lo cual nunca es una tarea fácil, en fin, en todos estos años, esta casa de estudio construyó mi personalidad y ser quien soy hoy, lo cual es mucho más que decir soy una profesional y por lo que le voy a estar siempre agradecida.

   Por último, quiero destacar que nos graduamos de una prestigiosa universidad pública, que le abre sus puertas a la sociedad con mucha generosidad incentivando un valor fundamental como es la equidad. Me siento orgullosa porque a lo largo de estos años vi el esfuerzo de las autoridades académicas para sostener y mejorar la educación, mediante el mantenimiento y construcción de edificios, obtención de recursos para los trabajos de investigación, producción y disposición de libros y revistas. No me es indiferente la respuesta que nuestra casa de estudio tuvo ante esta situación que el mundo atraviesa, a la cual logró adaptarse sin grandes dificultades; como así tampoco la calidad humana de quienes forman parte de ella, comprendiendo personal docente y no docente que nos resuelven desde un trámite administrativo hasta las dificultades propias académicas, siendo indispensables para encontrarnos hoy aquí reunidos.

   Hoy dejamos de ser estudiantes para enfrentarnos a un nuevo desafío, ser profesionales, pero nuestra formación continua, y lo vamos a hacer con responsabilidad y vocación. Por ello me despido no con un hasta siempre sino con un hasta luego, porque siempre estaré en contacto y a disposición de mi querida UNS.

   Muchas gracias.

Rafaela Serafini (Abogada): "No dudo que todos podremos representar con orgullo a nuestra Universidad Nacional del Sur"

   Autoridades Universitarias, personal auxiliar, compañeros egresados, familias y amigos, primero que nada, buenas tardes y muchas gracias por este espacio.

   Es un honor para mí dirigir estas palabras en representación de los graduados de la Universidad Nacional del Sur.

   La verdad es que cuando me convocaron me invadió una gran emoción y a la vez una duda; ¿Cómo poder transmitir todo lo vivido en esta institución en tantos años en apenas unos minutos?

   Realmente sería una tarea imposible y es que solo los que transitamos este camino sabemos de la dedicación, tiempo y amor, que hemos puesto para concretar este gran desafío que hoy es una realidad: nuestro título. Entramos siendo adolescentes y salimos siendo profesionales.

   En ese sentido la graduación simboliza que hemos enfrentado y superado nuestros miedos, desorientaciones e incertidumbres.

   Queridos graduados, ya resolvimos aquella pregunta que nos hacían cuando eramos chicos ¿Se acuerdan? El famoso: “¿Qué vas a ser cuando seas grande?”

   Quizás ahora la pregunta sea más profunda, y no venga de afuera sino de nosotros mismos: con todos estos conocimientos y saberes que tengo ¿Cómo y dónde los voy a aplicar?

   Por lo que este día debe ser un momento reflexivo, que incida en el compromiso que vamos a asumir para enfrentar los nuevos desafíos que se nos presentarán en nuestra vida profesional y personal.

   Hemos recibido un conjunto de valores y saberes que nos ubican en una posición de privilegio en nuestra sociedad. Somos una minoría dentro de la sociedad argentina que pudo llegar a una graduación universitaria, esta posición ventajosa debe acompañarse de obligaciones.

   Vendrá ahora la etapa de aplicación de lo adquirido, de entrega, de aportar al bien común. Ya no tendremos que dar parciales o finales en la Uni, ahora el examen nos los tomará la sociedad toda, en nuestro día a día. No dudo que todos podremos representar con orgullo a nuestra Universidad Nacional del Sur.

   Sin embargo, todo reconocimiento debe complementarse con un agradecimiento, y es esta una buena oportunidad para agradecer a nuestras familias y amigos por habernos acompañado en este logro. Creo que hablo por todos al decir que nada hubiera sido posible sin ellos.

   Ellos han depositado su fe en nosotros y hasta aquí siento que hemos cumplido. Por eso la alegría, la satisfacción y la emoción que sentimos todos, ellos y nosotros, es compartida. Fue un gran esfuerzo, en distintos sentidos, y este título es la coronación de ese compromiso de ambos lados.

   Pero fundamentalmente quiero agradecer el apoyo del país. Y es que el Estado, pese a todas las dificultades que conocemos, nunca ha abandonado su sistema educativo y en particular a las Universidades públicas y gratuitas (énfasis) por imperativo constitucional.

   Son ellas las que posibilitan el acceso al nivel universitario a todos los habitantes de esta Nación. Nunca lo olvidemos y seamos consecuentes con esa idea para las futuras generaciones. Creo fielmente que ese debe ser nuestro compromiso. Dicho esto, es necesario agradecer también a nuestros profesores/profesoras por su dedicación en general, que en la mayoría de los casos no se ha limitado sólo a la transmisión de conocimientos académicos, sino a inculcarnos (directa o indirectamente) la pasión y el amor por la carrera que cada uno de nosotros hoy abraza. Un reconocimiento a todos ellos, incluso a algunos que en su momento pudieron parecernos no muy simpáticos, porque de todo se aprende.

   Y es que la Universidad, además de brindarnos excelencia académica, nos ha permitido un crecimiento personal, hemos consolidado valores, afianzamos nuestros pensamientos, y forjarnos una opinión del mundo. Gracias, profesores por su guía y acompañamiento.

   Y a ello debemos sumar los vínculos personales y amistades que estos años universitarios nos ha permitido construir. En muchos casos serán para toda la vida y seguro motivo de evocación en años futuros, y quizá en algunos de añoranza. Disfrutemos todos este momento, que es único y especial.

   Guardémoslo en nuestra memoria y nuestros corazones. Olvidemos por un momento lo que lamentablemente nos toca vivir desde hace más de un año y que aun no ha terminado; y pensemos en el futuro. Parece que fue ayer cuando pisábamos por primera vez las aulas de nuestra querida Universidad, pero hoy una hermosa etapa de nuestra historia llegó a su fin.

   El futuro que nos espera. Como así también miles de proyectos personales que todos y cada uno de mis compañeros graduados hemos diseñado en función del título al que hoy accedemos. Que ese sea nuestro norte y el fruto de nuestras esperanzas. Siempre con el compromiso vivo puesto en nuestro país y en seguir aprendiendo cada día mas. Gracias por permitirme compartir mis emociones y reflexiones en este espacio y felicitaciones a todos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias