"Estamos trabajando para cerrar la parte superior de la guardia y sumar 15 camas", dijo el director del Municipal

4/5/2021 | 08:52 |

Carestía explicó que ese sector será destinado a los pacientes que requieren pocas horas de internación.

Foto: Archivo La Nueva.

   El director del Hospital Municipal, Gustavo Carestía, dijo esta mañana por LU2 que a nivel hospitalario "estamos igual" aunque los casos están empezando a disminuir.

   "Los hospitales seguimos teniendo porcentajes altísimos de ocupación. Nosotros tenemos un 100 % en internación clínica, lo que significa que no tenemos camas para otras enfermedades que no sean las causadas por coronavirus, y en terapia COVID también tenemos 100 %", detalló.

   Carestía señaló que el sector quirúrgico está ocupado por pacientes quirúrgicos y pacientes clínicos de otras enfermedades, pero "la mitad de la internación intermedia es por COVID-19 y en la guardia teníamos entre 6 y 8 pacientes internados por COVID o sospecha de COVID".

   "La situación no difiere demasiado de lo que pasa en otros hospitales. Nosotros vemos que si esta tendencia a bajar un poco se mantiene, es probable que en unos días también baje la internación, pero es una especulación", sostuvo el director.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   A su vez, indicó que "estamos buscando alternativas, trabajando intensamente para cerrar la parte superior de la guardia, que es el edificio que está sin terminar. Ahí vamos a tener una disponibilidad de unas 15 camas para internación de guardia, es decir, pacientes con posibilidad de quedarse poco tiempo, entre 24 y 72 horas".

   "Lo estamos haciendo con presupuesto propio y pidiendo colaboración al empresariado local. Hemos mandado cartas a algunas empresas locales y fundamentalmente al Consorcio del Puerto, dado que colaboró en la parte anterior y creemos que sería bueno que siga participando", sostuvo Carestía.

    El director del Municipal resaltó que esta iniciativa "es muy importante porque viene a solucionar un tema de cantidad de camas disponibles. Si la tendencia a la baja no se refleja a la internación, vamos a necesitar espacio".

   Señaló que "la obra puede terminarse rápido y dar una respuesta en el término de 45 días. No es poco: esta última ola ha sido muy fuerte y se habla de otra ola para agosto. Ahora estamos en la tercera ola, dado que la segunda la tuvimos en enero, después de las fiestas de fin de año". 

   Con respecto al personal, dijo que "seguramente vamos a necesitar más [para el nuevo sector], pero lo podemos hacer".

   "Hoy el personal está cansado, estresado. En la primera ola hubo alta incidencia [de contagios] en el personal, que hoy no tenemos. La vacunación y los cuidados ayudaron, aunque el trabajo es agobiador. Tienen los francos que tienen que tener, pero desde que empezó la pandemia mucha gente no se ha podido tomar licencias largas que son beneficiosas para la salud", explicó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias