Ciclo de entrevistas

Saira Millaqueo: “Las nuevas generaciones están derribando ciertos prejuicios y mandatos”

27/4/2021 | 06:30 |

Orgullosa de su presente como líder local de la comunidad trans y como estudiante de abogacía, es una verdadera referente entre tantas jóvenes que buscan abrirse camino frente a un escenario todavía hostil.

Por Walter Gullaci - wgullaci@lanueva.com

   Saira Millaqueo es una joven trans que, a fuerza de temperamento, ha superado las innumerables barreras que le ha impuesto la vida debido a su condición.
Ultrajada y humillada, además de no ser aceptada por su propia familia, en plena adolescencia dejó Allen, su sitio natal en Río Negro, para deambular por grandes ciudades.
Siendo menor de edad se inició en la prostitución hasta que, finalmente, recaló en nuestro medio.

   Bahía Blanca, en cierta manera, la contuvo. Hasta que por fin logró practicar su deporte favorito, el hóckey femenino, luego del visto bueno –y tras mucho bregar- que le otorgó la Justicia.

   Orgullosa de su presente como líder local de la comunidad trans y como estudiante de abogacía, es una verdadera referente entre tantas jóvenes que buscan abrirse camino frente a un escenario todavía hostil.



   1. “Pude sortear las duras vivencias que pasé de chica gracias al entendimiento, a comprender que en aquel contexto no se podía acceder a la información que tenemos hoy, con la posibilidad de visibilizarnos. No veíamos a una chica trans, a un travesti en la televisión, o si la veíamos era en sectores totalmente criminalizados. Y hoy estamos ocupando otros lugares. Mi familia no tenía, quizás, la información suficiente para entender qué me estaba sucediendo en esa niñez”.

   2. “Creo que todos, en mi familia, no sabíamos qué era lo que estaba sucediendo. No lo podíamos visibilizar. Recién a partir de la ley de identidad de género nos colocamos en el espacio público, en poder salir a la calle y ser ciudadanas de derecho. A partir de ahí yo siempre digo que mi comunidad le ha podido transmitir todo esto a las familias, y que éstas se puedan reflejar en esas entidades que estaban escondidas en la clandestinidad, en la noche”.

   3. “Las nuevas generaciones están derribando ciertos prejuicios y mandatos. Los preconceptos con estereotipos sexuales, de las entidades, de que las mujeres deben ser de determinada forma para ser encasilladas o aceptadas por la sociedad. La juventud está cuestionando e interpelando todo el tiempo sobre estas cuestiones y ello genera debate en una mesa familiar. Eso es maravilloso para ir transformando la mirada de esos mandatos que sólo han generado exclusión, marginación y hasta muerte por homicidios o suicidios”.

   4. “Es muy cruel el hecho de no poder ser comprendida en el momento en el que una expresa quién quiere ser, simplemente por un mandato familiar, cultural o tal vez religioso”.

   5. “Siempre luché por lograr ser quien quería ser. Es lo más fuerte que sentí como le pasa a la mayoría de quienes integran la comunidad trans. Abrimos este colectivo también a mujeres lesbianas y varones gays. Se sufre mucho por la sexualidad que no está socialmente aceptada. Aún existen resabios que se perciben en la cotidianeidad, en el día a día, cuando una va de compras o a hacer un simple trámite. Por no responder a una determinada lógica heterosexual siempre tenemos que atravesar algún obstáculo”.

   6. “Fue magnífico poder hacer lo que yo quería, jugar en la primera de Palihue al hóckey con mis grandes leonas de compañeras. El club me contuvo de una manera hermosa. Soy una eterna agradecida a Palihue por lo que viví en ese proceso, que fue muy duro. Nunca pensé que iba a tener tanta trascendencia y movilización. Y resistencia. Que esto iba a llegar a la Justicia y convertirse en un fallo que iba a dejar jurisprudencia y dejar sin efecto a una legislación internacional. Fue muy importante. Y gratificante”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   7. “Generalmente las travestis y las trans estamos ligadas en el inconsciente colectivo a que debíamos incorporarnos al trabajo sexual. Ese ha sido el rol que se nos ha asignado en lo social y cultural y hasta desde las instituciones. Más allá de la estigmatización está construido subjetivamente. O sea, la identidad está basada en esa construcción, ligada a ello”.

   8. “Hoy somos ciudadanas de derecho y antes no. Tenemos la posibilidad de decidir, de elegir. Es muy difícil desde la vulnerabilidad poder elegir, ver más allá. Tener otras oportunidades”.

   9. “La herramienta fundamental para salir de este círculo vicioso es la política. Y la hemos construido a través de nuestro movimiento, diría, emancipador, transfeminista, y gracias a la voluntad de los gobiernos. No sólo por la ley, sino también por la concientización para que se aprecie que estamos más allá del rol que se nos ha asignado. Allí estuvo la clave. Y pasó por la política”.

   10. “Se da mucho en la comunidad trans de encontrar lazos familiares entre nosotras mismas, porque básicamente estamos solas. Llegamos muy solas a las grandes ciudades desde pueblos del interior del país. Siendo niñas, a veces violentadísmas, y allí encontramos contención como me pasó a mi con Yoha. Pero la idea es no caer tampoco en esa victimización por todo lo que una ha vivido. Ella, por ejemplo, ha tenido que soportar situaciones muy duras. Se trata de una sobreviviente de la dictadura. De códigos contravencionales que terminaban con hasta un mes de prisión para ella”.

   11. “Ciudadanas Trans Bahía Blanca está compuesto por muchas vidas que iluminan a las nuevas generaciones para apuntalarlas. Nació a partir de 2015, al surgir muchas voces de la derecha conservadora. Nos organizamos en charlas y talleres de concientización de niñeces trans, de identidades trans, de sexualidades, junto a la Universidad mediante el Observatorio de Género en el que participo. Con acciones sobre necesidades básicas como el acceso a la alimentación, a una vivienda, a que no nos falte una frazada en invierno. Hoy hasta repartimos mercadería”.

   12. “¿Formar una familia? No lo pienso, pero es mi sueño para un futuro. Ser mamá es una posibilidad que no es tan lejana”.

   13. “Recibirme de abogada es un desafío enorme. Estábamos tan lejos de todo esto... Ver a la Universidad con todo el simbolismo que ello implica era algo muy lejano para nosotras. Hoy estar cursando estudios superiores, a mi ritmo, y poder proyectarme, es muy gratificante”.

   14. “Me ha ocurrido de conocer en Bahía a muchas niñeces trans y la verdad que es emocionante que te hagan parte de esa familia, poder vincularte, acercarte, y brindar desde tu experiencia un poquito de claridad. Ver con naturalidad el transcurrir trans”.

   15. “Hubo tiempos en los que se hablaba de pecado y no hay nada más terrorífico que impedir ser quien uno quiere ser, hecho que ha generado las mayores atrocidades”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias