Centenario de la AMBB

El Hospital Felipe Glasman se subió al tren del crecimiento continuo

28/3/2021 | 06:30 |

“No podemos olvidar que este hospital se adquirió en la década del '90, cuando estaba muy decaído y hasta con posibilidades de cierre. Desde ese día, la evolución ha sido notoria y sostenible", dijo su directora.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Aunque nació hace más de 60 años como el Policlínico Ferroviario de la ciudad, fue la Asociación Médica de Bahía Blanca quien rescató este hospital, hoy denominado Dr. Felipe Glasman y también conocido como HAM, para la ciudad, iniciando una importante restructuración edilicia, desde 1993, que actualmente lo convierte en un centro de referencia en el sistema de salud.

   Precisamente, la Asociación Médica lo ha convertido en un hospital abierto a todos los médicos, a todas las obras sociales y mutuales, brindándole a la población nuevos y mejores servicios para solucionar los problemas de salud a partir del trabajo de sus 250 empleados.

   En esa línea, el nosocomio no puede desligarse del nombre de Felipe Glasman (designado el 25 de septiembre de 2002), cuya visión recreó un hospital al borde del cierre en nuevas fuentes de trabajo.

   “No podemos olvidar que este hospital se adquirió en la década del '90, cuando realmente estaba muy decaído y hasta con posibilidades de cierre. De ese día a hoy, el crecimiento ha sido contínuo, sostenible y comprobable. Siempre nos distinguimos por la asistencia a los adultos mayores, que es nuestro sello distintivo, pero hoy hemos logrado ampliar la atención y llegar a toda la comunidad”, señaló la doctora María Elena Sánchez Bejarano, actual directora.

   Y añadió: “Ya no nos dedicamos sólo a la atención de los adultos mayores, pero no se perdió la búsqueda de la excelencia en la atención de la población de mayor edad, sino que se extendió a todas”. 
Sánchez Bejarano reconoció que Felipe Glasman fue un visionario.

   “Se hizo un esfuerzo muy grande para adquirirlo, recuperarlo, mejorarlo y ponerlo al servicio de toda la comunidad. Antes, su cápita era 100 por ciento del PAMI y hoy ya estamos en un 60% de seguridad social. Pero lo que no perdemos es esa virtud del recurso humano, que realmente es maravilloso y muy orgulloso de su pertenencia. Eso se trasluce en el excelente nivel de atención que se le brinda a la población”, amplió.

   Sin embargo, la pandemia impactó de lleno en sus finanzas.

   “Fuimos los primeros en atender afectados por Covid, allá por marzo de 2020 y también el primero en el cual se produjo un brote interno de contagios. De las dos cosas pudimos aprender y salimos fortalecidos, porque nos permitió rearmarnos y generar normas de bioseguridad que aún hoy se siguen cumpliendo y que dieron muy buenos resultados, a tal punto que tuvimos muy pocos contagiados en nuestro plantel después de aquel brote”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Pero la parte económica no tuvo correlación con la mayor actividad. 

   “2020 fue un año de grandes pérdidas para todos los hospitales y nosotros no escapamos a esa situación. El hospital tiene potencial para recuperarse, pero vamos a depender mucho de lo que pase en el corto plazo, con la famosa segunda ola de contagios. El ATP y el Repro han ayudado mucho, pero no fueron suficientes para que los números estén equilibrados”. 

   --¿Cómo se están preparando, precisamente, para esa segunda ola?

   --Obviamente estamos más preparados y con más experiencia, lo que es una gran ventaja. Nosotros mantenemos los mismos protocolos, por lo que el personal ya está acostumbrado a cumplir las normas. 

   “En ese sentido, debemos ser piadosos, porque fuimos aprendiendo sobre la marcha a cómo desempeñarnos. Se debe mantener la solidaridad que existió entre los hospitales para que la respuesta sea la más adecuada posible. Bahía Blanca afrontó muy bien la primera ola, pero no estamos exentos de que llegue la segunda”.

   En ese tren, le hizo un pedido a la comunidad. 

   “Sólo pido que la sociedad no baje la guardia y no se confíe, porque esta batalla no terminó. Desde aquí dentro se observa la pelea, el esfuerzo y el sacrificio que les demanda a los contagios la recuperación. Y tenemos un personal que está sin tregua desde hace mucho tiempo. Por eso es importante la prevención”.

   --Como miembro de la comisión directiva de la AMBB, ¿qué análisis hace de la obra inconclusa en el Hospital Privado del Sur?

   --Es una obra que creo que debería declararse de interés para Bahía Blanca, porque necesitamos camas y buscar las alternativas de construcción. En el futuro no es algo que solamente le va interesar a la Asociación Médica, sino también a las autoridades provinciales y municipales con la finalidad de obtener más camas y mayores servicios para Bahía Blanca

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias