Alberto busca apoyo de gobernadores para la reforma judicial

2/3/2021 | 16:01 |

La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Archivo La Nueva.

Por
Eugenio Paillet

   El presidente Alberto Fernández buscará en lo inmediato el apoyo de los gobernadores de todo el país, y no solo de los que pertenecen al oficialismo, para impulsar los proyectos referidos a la amplia reforma judicial que anunció ayer durante su mensaje ante la Asamblea Legislativa del Congreso al inaugurar un nuevo periodo ordinario de sesiones ordinarias.

   Esa búsqueda de apoyo, que Fernández ya comenzó en las horas previas a su presencia ante la Asamblea Legislativa en conversaciones telefónicas con algunos mandatarios, será vital para el intento del gobierno de apurar la sanción del paquete de leyes que impulsa el Poder Ejecutivo, entre las cuales figuran como eje central de la iniciativa la creación de un Tribunal Federal de Garantías, la reforma del Consejo de la Magistratura y la que aliviana las mayorías requeridas para la designación del Procurador General de la Nación.

   Sin el apoyo de los gobernadores, dicen en la Casa Rosada, será complicado conseguir que el paquete de leyes, que Alberto quiere enviar antes de que finalice marzo en el caso de las iniciativas nuevas o desempolvar las que ya se encuentran en sede parlamentaria pero están “cajoneadas” por falta de apoyo, pueda avanzar.

   “Los proyectos deben ser tratados recién cuando tengamos el apoyo de todos los gobernadores, porque además ellos son los que promoverán a los integrantes del tribunal arbitral”, dice una de las fuentes que está al tanto de estas iniciativas y que siguió atentamente ayer el discurso del presidente ante la Asamblea Legislativa. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En efecto, el proyecto de creación del Tribunal Federal Arbitral, destinado a revisar causas antes que de que aterricen en la Corte Suprema, deberá estar compuesto por 24 jueces representantes de cada una de las 24 provincias, 12 hombres y 12 mujeres. Los gobernadores deberán sugerir esos nombres al Poder Ejecutivo que los incluirá en el proyecto que se enviará al Congreso, según el esquema que propuso la llamada “Comisión Beraldi” en las conclusiones que le elevó al presidente Fernández para impulsar proyectos que mejoren la administración de justicia.

   Si bien como queda dicho el presidente Fernández ya comentó la iniciativa con algunos gobernadores en charlas informales, la ronda de consultas con los mandatarios y sus ministros de Gobierno o de Justicia será llevada adelante de modo central por el ministro del Interior, Wado De Pedro, y su par de Justicia, Marcela Lossardo. “Esos contactos se iniciarán de inmediato, probablemente esta semana o la otra”, confirmaron cerca del titular de la cartera política.

   No se trata solo de que los gobernadores accedan a nominar a los eventuales futuros integrantes del Tribunal Federal de Garantías, dicen en la Casa Rosada. El dato central, no menor, es que después esa gestión se traduzca en apoyo concreto de los diputados del interior a la hora de que el proyecto llegue al recinto de la cámara baja. El presidente ya tiene alguna mala experiencia en la materia, como su tan prometida reforma judicial de inicios de mandato que hoy duerme en un cajón de la Comisión de Justicia de Diputados por falta de apoyo no solo de la oposición sino del ala cristinista del Frente de Todos, que desde el vamos la consideró “insuficiente”.

   Alberto quiere curarse en salud y busca ahora que los gobernadores no solo se comprometan a designar a sus representantes sino que le garanticen el apoyo de sus legisladores a la hora de la verdad.

   Sin ir más lejos, al presidente ya le apareció una piedra en el camino en su intento por acelerar la sanción de la ley de ese tribunal intermedio. Cuando no, el objetor es el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, de relación más que ambigua con la Casa Rosada y por ahora fuerte crítico de un armado conjunto de listas entre el kirchnerismo y Hacemos por Córdoba para las elecciones de octubre en la provincia.

   Si bien hasta ayer en la Casa Rosada se aseguraba que Alberto y el “Gringo” todavía no hablaron puntualmente del tema, segundas líneas políticas de la gobernación cordobesa ya hicieron llegar sus mensajes a los despachos del ministro del Interior. “No cuenten con nosotros”, dicen fuentes inobjetables que fue lo que escuchó De Pedro desde el otro lado de la línea. Los diputados cordobeses, salvo cambios de última hora, ya avisaron que no darán quórum y que votarán en contra de la creación de ese tribunal intermedio si logra avanzar y llegar al recinto.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias