Panorama

El mercado inmobiliario local, entre el nerviosismo y la corrección de precios

18/3/2021 | 06:20 |

De acuerdo con agentes bahienses, con rentabilidad a la baja, se espera que los valores en dólares continúen bajando. 

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva

Por Francisco Rinaldi / frinaldi@lanueva.com

     Tensionado por las recientes regulaciones que pesan sobre el segmento de alquileres, el mercado inmobiliario bahiense exhibe bajas de precios de hasta el 35 por ciento en dólares y rentabilidades para los propietarios en niveles bajísimos, producto del techo salarial que imponen los sueldos que se pagan en nuestra ciudad.

     Aunque los propietarios no retiraron sus inmuebles puestos en alquiler, los agentes locales admiten que las regulaciones recientes, como la obligación de registrar los contratos en AFIP a través del Registro de Locaciones de Inmuebles (Reli) ponen nerviosos a más de uno, pese a que varias obligaciones deberían haberse cumplimentado hace tiempo por parte de estos.

    “Estar inscripto para poder emitir facturas no es una exigencia nueva, porque todo aquel que realiza una actividad económica tiene que hacerlo. Yo creo que había mucho desconocimiento y, a partir de estas nuevas exigencias y al avance de la tecnología, se va a controlar más que el mercado esté en regla”, explicó a La Nueva. el licenciado Carlos Spinelli, de Prestigio Negocios Inmobiliarios.

    Para Natalia Macagno, de Macagno Propiedades “ante este nuevo escenario, los propietarios muestran cierta molestia, pero en la medida que se acostumbren, seguramente serán superadas”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

    Los resquemores no han sido lo suficientemente importantes como para que los propietarios retiren sus inmuebles del mercado locativo bahiense, coincidieron los entrevistados.

     “Hoy por hoy, no vemos que los dueños decidan no alquilar más por estas razones. Si tenemos situaciones en que esto sucede, tiene que ver más con cuestiones emocionales, cuando los roces con el inquilino llegan a un punto tal en que deciden dejar de rentar y poner a la venta. Esto último se da mucho en el segmento de alquileres comerciales, donde noto que algunos dueños no tienen ninguna empatía con su inquilino, que, dada la situación actual, suma muchos meses de inactividad y no siempre está en condiciones de pagar lo que se le pide”, advierte Macagno.

Bajas rentabilidades

    La rentabilidad para los alquileres se encuentra en niveles históricamente bajos. El indicador surge de una fracción que relaciona la renta anual obtenida por la locación (en el numerador) y el precio pagado por el inmueble (en el denominador), la inversión inicial desembolsada por el titular de la vivienda. Actualmente se habla de un 2 por ciento por año, cuando en su época de oro supo llegar al 6%.

    “Tomando como referencia el indicador de rentabilidad, surge que para detener la tendencia a la baja que hoy vemos debería pasar que los alquileres empiecen a subir más, algo claramente imposible hoy día por el techo salarial que tenemos en Bahía, o que empiecen a bajar los precios, lo que ya está ocurriendo. Y descuento que seguirá pasando en el futuro”, manifestó el titular de la Cámara Inmobiliaria de la ciudad, Javier Piñero.

     Sin embargo, cada vez se construyen más viviendas, especialmente, departamentos.

    “La respuesta al por qué de esto es una sola: quien tiene un ahorro lo destina para la construcción, que está en niveles muy atractivos en dólares. La gente sigue teniendo temor a dejar su dinero en el banco y tenerlo en su casa es muy riesgoso. El ladrillo, a la larga, sigue siendo una muy buena reserva de valor para un país tan inestable como el nuestro”, finalizó Piñero.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias