El drama de la familia que vivía en un colectivo que se incendió: "Ahora hay que arrancar de cero"

10/11/2021 | 17:18 |

Vivían en el micro de manera provisoria porque los alquileres no les permitían ahorrar para levantar su casa en el barrio Stella Maris.

Fotos: Emmanuel Briane - La Nueva.

   Esta mañana, un colectivo que una familia usaba como vivienda se prendió fuego por completo y los dejó sin pertenencias. Tamara Lagos Guerrero y sus dos hijos, que se encontraban en el lugar, resultaron ilesos. 

   La mujer de 24 años dijo a La Nueva. que, cuando despertó a las 7 de la mañana, vio “el mueble, una caja negra, una estufita a vela y el tele que teníamos colgado, prendidos fuego”.

   En ese momento su primera reacción fue intentar apagar las llamas, pero no pudo hacerlo porque había cables y varios elementos inflamables. Entonces, corrió a despertar a sus dos hijos y salieron rápidamente.

   Contó que fue hasta la casa de su suegra, a una cuadra del lugar, y “en cuestión de segundos, que fui a avisarles y llamar a los bomberos, se había prendido fuego todo. Fue por la estufa, que estaba encendida”.

   Tamara y su pareja, Cristian Kleiman, tienen ambos 24 años y viven con sus dos niños pequeños: Tomás, de 4 años, y Galo, de apenas 6 meses. Ella es ama de casa y se dedica a cuidar a los chicos, mientras que Cristian sale todos los días a trabajar de pintor y hacer changas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Hace tres meses, la familia había decidido mudarse a un colectivo en su terreno del barrio Stella Maris porque querían ahorrar para construir una casa y “dejar de derrochar plata por un alquiler, porque se va por las nubes”.

   “Era provisorio, por un tiempito nomás, hasta que pudiéramos levantarlo”, dijo Tamara.

   Sin embargo hoy, tras el incidente, perdieron todo: “Ya teníamos plata, pero ahora hay que arrancar de cero para poder, aunque sea, levantar una pieza de dos por dos”.

   Desde muy temprano, la familia estuvo recibiendo ayuda de vecinos que se solidarizaron. “Me trajeron un colchón, me han donado ropa y mercadería y les agradezco de corazón”.

   “A mí lo que me interesaba, más que nada, eran cosas para los nenes. Ahora, vamos a ver cómo hacemos para levantar algo y no andar de prestados”, dijo Tamara, contando que por el momento planean quedarse en casa de su suegra.

   Además de las personas que ayudaron, se contactaron con ella desde el área de Servicios Sociales del Municipio, con quienes aguarda una reunión mañana temprano.

   El número para colaborar con la familia es 2914684880.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias