Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Reclamo del Ballet del Sur a la Provincia: "Necesitamos tener un lugar"

Integrantes del organismo realizaron una protesta en la Plaza Rivadavia y en las escalinatas del Teatro Municipal.

Fotos y video: Pablo Presti-La Nueva.

   "En febrero del año pasado nos quedamos sin lugar; ahí empezó nuestra debacle porque nosotros necesitamos tener un lugar".

   La frase corresponde a Mariano Balloni, uno de los integrantes del Ballet del Sur, que este mediodía encabezó una protesta, en la Plaza Rivadavia y el Teatro Municipal, dirigida al gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Ni la crisis del agua ni el reclamo del Ballet ni los precios máximos logran reunir acuerdos

   Desde el organismo señalaron que luego del cierre del Municipal estuvieron hasta fines de 2019 ensayando en el gimnasio Uno y en el teatro Plaza. Y que hace más de un año no cuentan con lugar físico para realizar sus actividades.

   "Se hizo un convenio con el gimnasio Uno y con el teatro Plaza, así estuvimos durante un año, ensayando y haciendo nuestra actividad normal con funciones en el Plaza", contó Balloni.

   "Terminamos así en diciembre de 2019. En febrero de 2020, previo a la pandemia y el aislamiento, teníamos que comenzar y nos dijeron que los convenios estaban caídos y que no se podía volver a Uno ni al Plaza", esgrimió. “La Provincia aparentemente tenía deuda con ellos”, dijo al respecto.

   "Con la pandemia dijimos 'bueno, ok, trabajamos en nuestras casas esperando que en algún momento se flexibilizara la situación' como ocurrió, y teníamos que volver", siguió.

   Además del Ballet del Sur, Organismos Artísticos del Sur (OAS) agrupa al Coro Estable y la Orquesta Sinfónica de Bahía Blanca. 

   "Los OAS, que dependemos de la Provincia, deberíamos tener un lugar propio para funcionar acá en Bahía, como lo tiene la Escuela de Danza, la de Teatro o el Conservatorio de Música", había adelantado Balloni a La Nueva.

   "Un bailarín no puede estar parado dos años, es muchísimo. A mucha gente se le cortó la carrera, nosotros somos como deportistas de alto rendimiento", advirtió.