Peligroso

Por qué estaba libre el asaltante de la tienda que tenía antecedentes

27/10/2021 | 12:45 |

Héctor Ramón Rivero, apresado ayer como uno de los ladrones que actuó en el comercio de Castelli al 2500, había sido autor de un homicidio en 2015.

   Uno de los tres ladrones que asaltaron ayer la tienda de Castelli 2515, detenido por la Policía, había sido señalado como autor de un homicidio en 2015 aunque se encontraba en libertad.

   ¿El motivo? En 2017 había sido sobreído, tras ser declarado inimputable por el Tribunal en lo Criminal N° 2.

   Los peritos médicos y psicológicos que lo evaluaron en aquel momento concluyeron que Héctor Ramón Rivero no podía comprender la criminalidad de sus actos ni dirigir sus acciones.

   Lo observaron "indiferente, desorientado en tiempo y espacio, con juicio deteriorado, pobreza de contenido de pensamiento, dificultad para la formación de concepto y deterioro en la memoria para recordar hechos recientes".

   Esto es debido a un trastorno neurocognitivo mayor (con problemas del habla), debido a un traumatismo cerebral que se habría producido por un incidente de tránsito que supuestamente se produjo cuando escapaba de otro hecho delictivo.

   El homicidio de Luis Miguel Fuentes (23) se registró el 23 de julio de 2015 en Grünbein y apenas 10 días después la justicia de Garantías ya le había otorgado la excarcelación extraordinaria a Rivero, por su problema de salud.

   Desde la fiscalía se informó que hasta ayer se encontraba bajo tratamiento neurológico, con medicación anticonvulsionante y que también asistía periódicamente a una clínica de rehabilitación en Mar del Plata.

   Cuando se declara a una persona inimputable, no se la juzga penalmente, aunque la Justicia puede adoptar medidas de seguridad (por ejemplo en un centro neuropsiquiátrico) en forma atemporal, hasta que los peritos concluyan que está apto para resocializarse.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Rivero estaba en libertad, aunque evidentemente sigue siendo peligroso para la sociedad porque mantiene su relación con el delito.

   De hecho, al año siguiente del homicidio volvió a ser detenido, en ese caso por un raid delictivo que tuvo por víctima a tres personas.

Falta la moto

   El asalto en la tienda de Castelli 2515 se produjo ayer sobre las 17, cuando 3 delincuentes armados redujeron a dos jóvenes empleados y se llevaron un utilitario y la moto de una de las víctimas, además de dinero, las billeteras y los celulares.

   Rivero fue capturado en Vieytes y Biggio, a los pocos minutos, cuando descendía de la Peugeot Partner sustraída.

   Los otros dos lograron escapar y actualmente son buscados.

   Tampoco se pudo recuperar la moto, una Mondial de color azul, con abolladuras en su tanque de nafta y el faltante de un espejo, entre otras características particulares.

 

 

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias