EN RAFAEL OBLIGADO AL 5800

Un joven falleció al recibir un tiro como desenlace de una discusión

24/7/2015 | 01:11 |

La víctima es Luis Miguel Fuentes, quien dejó de existir como consecuencia de un impacto de bala en la zona del corazón. Por el hecho personal policial arrestó a una pareja, la que hoy será indagada en la fiscalía.

Efectivos de la comisaría Cuarta y de la DDI bahiense trabajaron para lograr las aprehensiones de los sospechosos por el crimen sucedido en la víspera en la zona de Grünbein.

“El que le hizo esto es un cobarde, porque necesitó un arma para matar a un chico”, dijo ayer Manuel Fuentes, después de tomar conocimiento del asesinato de su sobrino.

El hecho se produjo poco antes del mediodía, en la zona de Rafael Obligado al 5800, de Grünbein, donde Luis Miguel Fuentes, de 23 años de edad, recibió un disparo calibre 22 en el pecho, presuntamente como descenlace de una discusión que mantuvo con un hombre, el que fue arrestado por la policía horas después del crimen en un sector del barrio Tierras Argentinas.

Fuentes de la seccional Cuarta identificaron al sospechoso como Ramón Rivero (19).

El subcomisario Nicolás Juárez, a cargo de la dependencia de Villa Mitre, manifestó anoche que también aprehendieron en relación a lo ocurrido a la pareja del sospechoso, quien resulta ser Brenda Martínez (20).

Indicó que ambos serán conducidos hoy a la fiscalía para ser indagados por el titular de la UFIJ Nº 5, Christian Long.

Los voceros indicaron que la víctima sufrió un impacto de bala en la zona de la tetilla izquierda, cerca del corazón, el que poco después le provocó la muerte.

Tras el ataque Fuentes logró desplazarse algunos metros, aunque finalmente se desplomó en el frente de una vivienda y dejó de existir.

Su abuelo Abel sostuvo que el muchacho y el supuesto autor del homicidio se conocían, ya que hace alrededor de veinte días habrían mantenido un conflicto, aunque no refirió detalles sobre el origen del mismo.

Según se supo, tras una disputa verbal entre ambos, el acusado le descerrajó un tiro a Fuentes y se dio a la fuga.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

“Algunos vecinos dijeron que vieron al chico venir caminando y agarrándose el pecho, como que le costaba respirar. Después cayó afuera del domicilio. Todavía no secuestramos el arma homicida”, manifestó un efectivo policial del Comando de Prevención Comunitaria (CPC).

Horacio Campos, vecino del sector, confirmó que el fallecido residía en la zona y que “aparentemente venía de mantener una pelea del otro lado de las vías”.

“Este se llama Barrio Parque Palermo. No tengo ni idea por qué discutieron. Yo estaba trabajando, me bajé del andamio y escuché el tiro y que el flaco venía quejándose, agarrándose el pecho. Hasta acá llegó parado. Le pegaron el tiro abajo de la tetilla del lado izquierdo”, describió.

“No sé con quién peleó (Fuentes), supuestamente con gente nueva. Pero no pude ver al agresor”, concluyó.

Manuel Fuentes, tío del joven ultimado, consideró que en el barrio no hay seguridad y “la gente anda armada. A Miguel ya lo habían amenazado”.

Agregó que varias personas brindaron información para individualizar al responsable y que lo sucedido resulta una tragedia.

“Pobres mi hermano y mi cuñada, que todas sus vidas han sido personas de trabajo. Miguel se dedicaba al boxeo, pero no era un pibe que se metiera en problemas”, completó.

Tiempo atrás, remarcó el hombre, desconocidos dispararon contra la propiedad de su hermano.

Por su parte, Abel Fuentes dijo que su nieto había tenido “discusiones de muchachos” con otras personas, aunque “no era para que lo maten”.

“Habían discutido creo que hace 20 días y ahora se encontraron por acá. No sé por qué le dispararon. Mi nieto estaba desocupado, pero hacía changas en el mercado (de frutas y verduras Aguado) y en una fábrica de chacinados”, agregó.

Por último, sostuvo que la víctima “vivía con sus padres y eran nueve hermanos. Dos o tres personas vieron al que le disparó”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias