“Obra Gris”, un emprendimiento habitacional con mirada sustentable

13/9/2020 | 06:30 |

Por María Fernanda Bevilcqua.

Por María Fernanda Bevilacqua

 

   Juan es ingeniero industrial y desde hace más de 3 años comenzó con su proyecto llamado "Obra Gris", un emprendimiento sustentable basado en el ahorro energético destinado a la construcción de módulos habitacionales de 20/35 mts2.

   ¿Su objetivo? Innovar en Darregueira y la región con construcciones modernas que se puedan transportar y sean adaptables a zonas sísmicas.

   “Es un emprendimiento para construir viviendas con alta eficiencia térmica y para lugares de riesgo sísmico (en caso de que lo requiera) y algunas otras características que pueden ser como garitas, puestos de vigilancia, productos transportables”, explicó Juan Andrés Jacquier.

   “La idea surgió en 2008 con la visita a un inversor para el cual me encontraba trabajando en formulación de proyectos. En ese momento me planteé la posibilidad de hacer más eficiente el sistema de construcción tradicional. Empecé a ver qué tecnologías podrían aplicar para desarrollar nuevos productos con buena ingeniería previa y al tiempo me decidí”, relató.

   En 2016 Juan renunció a su trabajo y a mediados de 2017 ya tenía un terreno en Darregueira para llevar adelante su proyecto. 

   Con apoyo familiar, el emprendimiento constructivo avanza: “Tenemos pensado incorporar una persona para la etapa de inicio y otra para más adelante”.

   Para finales de este año planean ensayar un primer prototipo de estructura que incluye 30 metros cuadrados cubiertos y que pueda trasladarse con la platea incluida. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Sus ganas fueron el impulso para crear una herramienta que solucione problemas a la mayor cantidad de gente, de forma rápida y competitiva. 

   Detrás del emprendimiento hay varias personas trabajando. Algunas en forma directa y otras de forma indirecta: “Mi hermano y yo estamos avocados 100 % al proyecto pero también contamos eventualmente con algún ayudante, con metalúrgicos de Darregueira y con ingenieros civiles para los desarrollos que tienen que ver con lo estructural”, contó. 

   Para Juan, emprender es “tener una idea que intuitivamente creés que va a dar resultados y no abandonarla nunca. Es ese impulso de transformar cosas para mejorar el medio”. 

   Impulso que lo lleva a continuar investigando y capacitándose sobre instalaciones industriales, construcción en madera, mejoramiento de sistemas térmicos y hasta en sistemas. 

   “Siento la necesidad de seguir profundizando para conocer las fortalezas y debilidades de los diferentes sistemas y así brindar mejores productos”. 

   Así como lo hace Juan con su proyecto “Obra Gris”, un emprendimiento que busca generar un impacto ambiental positivo ahorrando energía y dinero al consumidor, como legisladora provincial busco acompañar y estimular actividades en materia de sustentabilidad y cuidado medioambiental, por eso estamos trabajando sobre un proyecto presentado a la Cámara Baja, donde queremos impulsar la promoción de la industria de la construcción a partir de materiales sustentables. 

   La sustentabilidad es el fin y la innovación es el medio para alcanzar el objetivo
El cambio ya está entre nosotros. Cada vez son más los modelos de negocio que tienen como objetivo integrar la rentabilidad económica al impacto ambiental y social. Estos proyectos postulan como valores esenciales de su existencia la protección del medio ambiente, la inclusión social y el desarrollo económico sostenible.
Las motivaciones que dan origen a los proyectos de triple impacto surgen de 3 fuentes: a) motivaciones personales y profesionales relacionadas con la pasión por emprender y resolver problemáticas con las que el emprendedor se siente comprometido; b) un desafío específico, generalmente relacionado con su profesión o su saber hacer, que motiva al emprendedor a resolver un problema social o ambiental. En el caso que presentamos hoy, la motivación central es contribuir al acceso a la vivienda. Este apalancamiento motivacional debe apoyarse en información fáctica (estadísticas, estudios de casos, testeos, iteraciones, evidencias). Lo que será la base para proponer una solución a partir de la innovación. La tercera fuente de motivación para emprender con impacto es, c) haber detectado una oportunidad de negocio, una condición fundamental para que exista un negocio.

   ¿Idea de negocio vs. oportunidad de negocio?
Una idea de negocio no es lo mismo que una oportunidad de negocio. Uno de los pasos para convertir una idea en un negocio es pasar de la percepción individual de un problema a una propuesta concreta para solucionar ese problema en una dimensión social más amplia. 
Cómo soluciono ese problema que afecta a un grupo de personas es la pregunta cuya respuesta da origen a un modelo de negocio. 
Una idea de negocio se convierte en oportunidad de negocio cuando no solo procede de la experiencia personal e individual del emprendedor, sino que proviene de la observación de un problema común a un grupo o a un colectivo de personas, que serán los futuros clientes o consumidores.

   El alcance de los emprendimientos de impacto puede darse: a) hacia adentro, en su vínculo con el personal que interviene en el proceso; b) hacia la producción o en la cadena de valor, cuando el alcance del impacto se da en la cadena de valor o en los recursos humanos, la necesidad o la problemática social o ambiental que aborda están dentro del negocio. Habrá que asegurarse que afuera exista una oportunidad de negocio para el proyecto; c) hacia el consumidor, cuando se ofrece un producto o servicio innovador que resuelve una necesidad existente o latente.
Recordemos que la curiosidad, la empatía, la observación y la perseverancia son atributos constitutivos del emprendedor con impacto.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias