Cierra otro negocio histórico, en Alsina y Soler: "No es culpa de la cuarentena"

2/7/2020 | 06:30 |

“La pandemia aceleró una decisión que ya veníamos analizando porque las perspectivas a futuro no son buenas”, dijo el dueño.

Autógrafo baja la persiana luego de 22 años.

  Tras 22 años de trabajo, esfuerzo y de vestir a miles de mujeres bahienses y de la región, el histórico local Autógrafo, ubicado en Alsina y Soler, cerrará definitivamente sus puertas a partir de agosto

   “Es una decisión que tomamos con mucho dolor y nostalgia porque fueron más de dos décadas de esfuerzo, trabajo y sacrificio, pero esta pandemia aceleró una decisión que ya veníamos analizando junto a mi mujer. No es culpa de la cuarentena ni de las restricciones”, contó Humberto Carrera, propietario del local.

   El comercio abrió en 1996 y en 1998 amplió su local para ocupar una de las esquinas más importantes y tradicionales del centro bahiense.

   “La verdad es que pese a los vaivenes de la economía argentina, en todos estos años uno la seguía remando, pero las perspectivas que vemos de acá a fin de año nos llevan a tomar esta decisión”, dijo Carrera.

   El comercio supo ser una de las tantas atracciones que ofrecía la peatonal que se organizaba cada sábado a la mañana durante los 90' y  punto de referencia para miles de mujeres que pasaron por el lugar.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Recuerdo que los fines de semana venía gente de los pueblos vecinos e incluso en las últimas horas nos llegaron varios mensajes de clientes de la zona recordando que venir a comprarnos era algo importante. Nos llena de felicidad ese reconocimiento porque siempre trabajamos en un ambiente muy familiar”, aseguró.

   “Siempre fui un tipo positivo. Desde que llegue a Bahía desde La Pampa con una mano atrás y otra adelante”, agregó.

   “La realidad es que si yo tuviese 40 años sería distinto, pero en este punto de la vida, el futuro incierto por el final de esta pandemia y el poco ánimo de compra que existe en este momento nos lleva a tomar esta determinación. Nos despedimos con un brindis por todos estos años”, dijo.

   El local quedará vació a principios de agosto y se sumará a decenas de inmuebles en la misma situación ubicados en el micro y macrocentro.

   Semanas atrás cerró sus puertas otro comercio de la misma cuadra: el Café Balcarce, ubicado en Alsina 108.

   Su dueño vendió los productos que le quedaban para los festejos del Día del Padre y reconoció la imposibilidad de seguir pagando el alquiler de ese amplio local.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias