Mundo Gremial

Solidaridad frente a la crisis: la olla popular que sirve para aliviar el dolor

25/5/2020 | 07:00 |

Varios gremios, entre ellos la Asociación Empleados de Comercio, evalúan seguir ayudando con una comida en los barrios bahienses, ante la crisis de la pandemia del coronavirus. Villa Miramar los recibió con los brazos abiertos.

Fotos: Rodrigo García-La nueva

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   Algo tan sencillo como un plato de comida a la hora del almuerzo o la cena es lo que está faltando en muchos hogares de nuestra ciudad. Es una necesidad extrema, un agravante surgido ante la situación reinante en estos días de parálisis económica debido a la cuarentena por el coronavirus.

   Por este motivo, siete gremios bahienses decidieron realizar una prueba que denominaron “Unidos por la solidaridad”, siendo el objetivo principal de los impulsores el poder colaborar de manera directa, en contacto con el prójimo.

   “La acción es de los gremios, pero las donaciones es obra de la gente. Los méritos son de personas, empresas y comercios que nos proveyeron de alimentos para llegar a esos hogares”, dijo Miguel Aolita, secretario general de la Asociación Empleados de Comercio, uno de los tantos colaboradores que dio una mano para organizar y repartir las viandas en el primer barrio testigo de Bahía Blanca.

   Lo valioso resultó la actitud de muchas personas vinculadas con las entidades gremiales, además de las agrupaciones Siempre Adelante, ATIC y Con la Frente en Alto, y la coordinación llevada a cabo por la ONG Ayúdenme a Ayudar, que armaron una olla popular en sociedad de fomento del barrio Miramar, ubicada en Laudelino Cruz 1801, donde se pudieron alegrar los corazones de muchos vecinos carenciados que agradecieron el gesto.

   “Las expresiones lo dicen todo. Pude observar la cara de felicidad de muchas personas que están pasando por un momento delicado. Se perfectamente que un plato de comida es apenas un alivio ante tanta necesidad, pero por ahora es la forma más directa de responder en un momento de crisis que nos paralizó a todos”, remarcó Aolita.

   Obras similares se desarrollan semanalmente en muchos barrios bahienses impulsadas por instituciones de bien público, a la vez que también se conocen gestos solidarios de personas que ayudan desde el anonimato.

   “En nuestro caso, los gremios, las funciones sociales son un eslabón importante dentro de las prioridades establecidas. Todo el año se realizan acciones para beneficio del afiliado, además de defender sus derechos laborales. 

   "Lo que se hizo fue una demostración del resultado de un trabajo conjunto de muchas personas que pretenden hacer el bien. Como dirigentes sindicales sabemos que nuestro compromiso también está en los barrios, que son los que padecen muchos sufrimientos”, apuntó.

   -¿Se generó un compromiso de solidaridad para que esto no quede como una simple anécdota?

   -Poder repetir estas acciones sería muy lindo, a tal punto que lo estamos evaluando con todos los gremios. Mi idea es llegar a varios barrios de manera simultánea, pero necesitamos el respaldo de más gremios; muchas más manos solidarias.

   “He recibido muestras de apoyo de parte de los secretarios generales de otros gremios, que tienen intención de sumarse. No se trata de ver quién colabora y quién no, sino de tirar todos juntos para adelante”, sintetizó.

   -Usted alude a una mayor infraestructura.

   -Sin dudas. Para hacerlo extensivo en el tiempo. La evaluación se hace en todos los niveles: disponibilidad, medios, donantes, tiempo. Todos esos factores se deben conjugar, aunque yo creo que con una buena organización todo se puede lograr.

   “Sabemos que algún día se terminará esta pandemia y la gente retomará sus trabajos y obligaciones, aunque muchos quedarán afectados y seguirán pidiendo ayuda. Ojalá podamos disponer de los medios para dar otro tipo de respuestas y no se resuma todo a ollas populares”.

   -¿Qué necesita la gente?

   -De todo. Al margen de comida y ropa, la gente me pidió por trabajo, me trasladaron inquietudes por falta de medicamentos y problemas de salud. Muchas de las personas que se acercaron a comer quieren trabajar; me contaban de cómo los afectó esta pandemia, de la pérdida de sus trabajos.

   “El momento es duro, difícil. Nuestro gremio es uno de los más afectados por el cierre de los comercios y ojalá que cuando todo quede atrás los empleados puedan conservar sus fuentes laborales. Por ahora es una lucha diaria, perseverante”, aseveró Aolita.

   Además de la Asociación Empleados de Comercio, la iniciativa contó con el apoyo del Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles; la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP); la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA); la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos (APDFA); la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS) y el sindicato de Dragado y Balizamiento.

Fueron más de 500 viandas de comida

   “La olla popular la organizó Hugo Álvarez, con la colaboración de 3 agrupaciones de desempleados de la construcción. Los gremios lo hicieron posible, pero lo hacen siempre. Miguel (Aolita) está presente en todo momento, como en el Día del Niño o cuando lo necesitamos. También los Petroleros y otros gremios", dijo Fernanda Mata, a cargo de la ONG "Ayúdenos a Ayudar".

   “Se repartieron viandas en Punta Alta, Villa Rosario, Villa Esperanza, Noroeste, Villa Delfina y Miramar. Fueron más de 500. Incluso, Hugo llevó la mitad de una de las olla a la otra sede de nuestra ONG (Nicolás Levalle 1128), para asistir a 45 familias y 106 chicos.

   "Agradecida por la movida, la organización y la logística. A Marcos; a Inés y Virginia, las cocineras. La comida fue un guiso completo con chorizo, fruta y pan. Se entregó una vianda por persona". 

   "Nuestra ONG, que lleva 10 años, reparte alimentos todos los días en calle Indiada 418. Es una comida con postre, que proviene de la ayuda recibida. Y también repartimos ropa y electrodomésticos. Las donaciones las llevamos a la casa de la persona necesitada y lo hacemos en toda la ciudad".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias