No hay nada mejor que casa...

Villa Mitre: el "Loro" González se recupera en Lamarque buscando volver de la mejor forma

17/4/2020 | 07:00 |

El capitán tricolor debió pasar 2 veces por el quirófano por una lesión en el hombro izquierdo. ¿Cómo debe seguir el torneo que los tiene punteros? "La decisión que se tome, será la correcta. Lo importante ahora es que se termine esta pandemia lo antes posible y podamos salir todos adelante", señaló.

En la comodidad de su Lamarque querido, el Loro busca volver a su mejor versión.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   Las vueltas del destino hicieron que Héctor "El Loro" González se encontrara en su Lamarque natal en el momento que se decretó la cuarentena a nivel país, obligando al aislamiento social a toda la población.

   Tras operarse por segunda vez en poco días el hombro izquierdo, el capitán de Villa Mitre se mudó a la casa de sus padres en la localidad rionegrina donde ahora se recupera junto a sus seres queridos para volver de la mejor manera cuando todo esto pase.

   No hay nada mejor que casa, dicen...

   "Desde que me fui a Bahía (llegó al club con 17 años) que no pasaba tanto tiempo en casa, como mucho vengo una semana en diciembre cuando tenemos vacaciones o algún fin de semana libre. Al principio mis viejos (Miguel y Claudia) estaban chochos, ahora ya los estoy cansado un poco; estaban acostumbrados a estar solos", bromeó entre risa el Loro, quien también pasa estos días con su novia (Romina) y su hijo (Iker).

   Sus más de 200 partidos por certámenes regionales y Copa Argentina (top 3 en el club tomando esas competencias), hacen que su identificación con la "Villa" sea tan grande, que quizás alguno ya no recuerde que en realidad nació en Lamarque hace 27 años. Pese a que él mismo siempre que puede recuerda con orgullo sus raíces.

   "Acá la cuarentena se está respetando. Gracias a Dios en el pueblo todavía no hay ningún caso positivo, la gente ha tomado consciencia y está haciendo caso; eso es lo más importante", cuenta el Loro, que solo abandona su hogar para ir al gimnasio de un amigo, que le dio la llave para poder mantenerse en forma. O darse una vuelta por el negocio de los viejos, al lado de donde entrena.

La segunda fue la vencida: el Loro abandona el campo visiblemente dolorido.

 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En medio de este parate general, González aprovecha para recuperarse de la lesión sufrida el 22 de enero en el partido ante Sansinena por Copa Argentina, la cual lo obligó a pasar 2 veces por el quirofano (la última el 21 de febrero). La misma dolencia, sin llegar a ser tan grave, la había sufrido en el clásico ante Olimpo, por la primera rueda.

   "La primera operación salió mal, me había quedado un tendón apretado y tenía el hombro y el brazo todo dormido; no lo sentía. Pensé que era normal de la operación, pero no... pasaban los día y seguía igual. Ahora no lo tengo dormido pero siento que tengo menos sensibilidad, pero lo bueno es que no está dormido completo. No es normal, quedó así... pero bueno, todavía no pude ver al médico porque me tuve que quedar acá. Ya veré cuando pueda volver a Bahía. Ahora me estoy comunicando con nuestro kinesiólogo, Marcelo Castro, que me manda videos y algunos ejercicios", contó.

   Este problema hizo que el Loro se perdiera todos los partidos que disputó Villa Mitre este año por el torneo regional, entre ellos el clásico ante Olimpo, y no hubiera estado en el cruce ante Independiente por Copa Argentina, que iba a jugarse a principios de marzo.

   Si bien falta mucho y el futuro es totalmente incierto, el buen andar en el Federal, sumado a ese cruce con el Rojo son buenos horizontes en los que el capitán encuentra la motivación diaria.

Primero aviso: en el Carminatti el hombro le dijo basta por primera vez.

 

   No obstante, por ahora no se pone plazos para el regreso. En su lugar, llegó Nicolás Del Grecco, con paso por el fútbol estadounidense.

   "La motivación siempre está, uno siempre quiere ganar grandes cosas y más en este momento que estábamos punteros y muy bien. Este parate hizo que retroceda todo y a mí, en lo particular, me favorece para poder llegar. Todo lo que es piernas y eso puedo hacerlo, lo vengo haciendo hace 3 semanas. Eso es importante. Dios quiera pueda llegar de la mejor manera cuando todo vuelva a la normalidad", se ilusionó.

   "El grupo venía muy bien -agregó- y ya hace mucho tiempo que no se puede entrenar normalmente. Esperemos que esto se solucione lo antes posible, que todos podamos estar bien y ojalá todo arranque de vuelta", dijo el rionegrino.

   Villa Mitre es uno de los punteros de la Zona B del Federal A, si bien hay muchas versiones de cómo y cuándo podría seguir el torneo, González tiene clara su postura.

   "Nosotros por ahora, con el grupo y también con el cuerpo técnico, solo nos dedicamos a escuchar. La decisión que se tome será la correcta, no importa cual sea. Lo importante es que se termine esta pandemia lo antes posible y podamos salir todos adelante, el fútbol va a seguir a algún día pero ahora hay que esperar; que sea como Dios quiera", cerró el Loro.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias