Desde la zona más crítica

Nicolás Covatti: "Están eligiendo las personas que van a morir y las que no"

28/3/2020 | 06:30 |

El pringlense habló del duro trance que le tocó vivir en Inglaterra, mientras aguardaba para poder regresar a su residencia de Italia, uno de los países más afectados por la pandemia.

Fotos: La Nueva. y Facebook Nico Covatti.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   Respira aliviado. Al fin encontró cobijo en su propio domicilio, donde ahora cumple con el aislamiento obligatorio que procura combatir la alarma mundial que actualmente nos mantiene en vilo.

   Pero previo a ese ansiado reencuentro con la comodidad característica del hogar de uno, el piloto pringlense Nicolás Covatti vivió horas de pura incertidumbre, tensión, estrés y desesperación...

   En una especie de diario de viaje, Nico relató la odisea vivida mientras intentaba por todos los medios asegurarse un asiento de avión para regresar a Italia, su país de residencia, desde el imponente aeropuerto de Londres (Inglaterra), uno de los más grandes del mundo.

   Qué mejor que un testigo "in situ" detalle la emergencia sanitaria que atraviesa casi el 90% del planeta, desde la región más crítica y afectada por el coronavirus.

   "Estuve casi dos semanas en Ipswich (Inglaterra), cerca de Londres, tratando de ultimar todos los detalles de cara a la temporada 2020 con las "Brujas" (su equipo de primera división). Venía solamente por dos días, pero me terminé quedando dos semanas", empezó a describir.

   "Sucedió que el mismo día que llegué a Inglaterra (el pasado 9 de marzo) se cancelaron todos los vuelos. Ese día, el gobierno italiano firmó el decreto que se cerró la frontera y que frenó el 90 % del país. Automáticamente las compañías aéreas avisaron que cancelaban todos los vuelos. Tenía más de 20 pasajes reservados, desde marzo hasta mayo, como hago en cada principio de temporada. Pero todo quedó cancelado", detalló.

   No será necesario ponerse en los zapatos de Covatti para imaginar el grado de desesperación posible en una situación de ese calibre: lejos de los seres queridos, a la deriva de Dios y sin respuesta alguna...

   "Fueron días y horas de permanentes llamados de emergencia a Italia y a la embajada italiana en Londres. Y en la misma situación mía estaba muchísima gente que también tenía que volver, como les pasa a diario a muchos argentinos. Es un estrés enorme, porque en ningún momento sabés qué va a pasar. Y no estar junto a la familia en una situación como esa, es una situación fea y triste", confesó el múltiple campeón argentino de Speedway.

   Afortunadamente, luego de tanto esperar y renegar, finalmente llegó ese llamado telefónico confirmando el vuelo de regreso a Italia (el viernes 20), previa escala en Münich (Alemania).

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Posteriormente, un tren trasladó al pringlense desde Roma hasta Montebello Vicentino, su localidad de residencia, ubicada a aproximadamente unos 600 kilómetros de la capital italiana y a poco más de 100 km de Lombardía, una de las ciudades que más contagios y muertes evidenció hasta el momento.

   "Nadie me lo exigió, pero decidí aislarme solo en mi casa por precaución. Mientras, mi señora hace cuarentena en la casa de sus padres con mi nena. Decidí así por sentido común y lógica. Vengo de recorrer dos aeropuertos grandísimos, donde transitó mucha gente y donde cualquier cosa puede pasar. Así que por el bien de mi familia y de mi salud me aislé solo; nadie está exento de esto. Por suerte no tengo ningún familiar que esté padeciendo esto", aclaró Nico.

"Muy acertado"

   Desde aquel punto geográfico, Covatti no pudo evitar analizar la situación que atraviesa nuestro país, trazando una inevitable línea comparativa con el día a día europeo, desde una óptica política y social

   Así como destacó el oportuno accionar de nuestro gobierno nacional, Nico fundamentó su indignación ante la escasez de medidas adoptadas en el viejo continente.

   "Veo cómo se está dando todo en Argentina, y mi opinión personal es que el gobierno está haciendo algo muy acertado. Es lo más inteligente que le he visto hacer. Si comparamos la situación con otros países, el gobierno actuó con mucha rapidez. Creo que entendieron el grave error que se cometió en Europa, principalmente en Italia, donde lo minimizaron. Lamentablemente acá se les fue de las manos", describió.

   "No dejo de sorprenderme. No puedo entender como un país como Inglaterra, con lo avanzado que están, haga lo que hace. El ministro apenas dio un discurso de 5 palabras, pidiendo a la población que, en caso de salir de su casa, evite estar cerca de otra persona. Eso es imposible. No sé cuál será la explicación o la estrategia política, pero es increíble que no hayan tomado ninguna medida", contó indignado.

   Y un claro de ejemplo de lo recién expuesto por el pringlense fue la experiencia vivida en el aeropuerto londinense.

   "Llegué a Londres desde de Venecia, una de las zonas más afectadas, y no me hicieron ningún tipo de control. Y esa misma situación se vive e hospitales, con gente que pide hacerse el test no se lo hacen. Literalmente, están eligiendo las personas que van a morir y las que no; es algo real, lamentablemente no es una película", aseveró

Italia, desde adentro

   Si bien la triste situación sanitaria que sacude a Italia nos llega diariamente por la incontrolable proliferación del virus, Covatti remarcó algunas situaciones puntuales sobre el desborde de la propagación.

   "Hace tres semanas, en Italia, observé a personas muy reconocidas, como actores, conductores de TV, jugadores de fútbol, etc., hablando en redes sociales y diciéndole a la sociedad italiana que no tenía que tener miedo; que salga a las calles con tranquilidad", contó.

   "La primera semana de la llegada del virus, la población se asustó y automáticamente se sometió a cuarentena, cuando todavía no era obligatoria, lo que generó que haya una enorme caída económica en pocos días. Fue por eso que todas estas personalidades, incluso médicos, salieron a decir que el mundo no podía parar, que había que tomar recaudos, pero siguiendo adelante", expresó indignado.

   "Ahora, son ellos mismos los que hoy se muestran en redes sociales pidiendo por favor que te quedes en tu casa. Estamos peleando contra algo que no se ve, que no se sabe cómo tratarlo y que día a día genera algo nuevo. Viendo el desastre que hay acá, no tengo dudas que Argentina está a tiempo de impedir que ocurra lo que generó en Italia", cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias