Zonas francas: Covid -19 y “El Nuevo Orden Logístico Internacional”

28/3/2020 | 13:36 |

Los  países escogerán cadenas logísticas integrales, no por precio y calidad de las mismas sino por certificación del tipo “Safe Zones”.

Prof. Ing. Juan Opertti (MBA)

Junta Directiva WFZO

Especial para La Nueva.

 

   China anunció el pasado 31 de diciembre de 2019 la existencia del Virus de Wuhan y lo reporta oficialmente a la oficina local de la OMC (WHO), como la aparición de una neumonía desconocida en la ciudad de Wuhan en la Provincia de Hubei.

   Para el 30 de enero, el virus Covid-19 ya se expande por el mundo y es declarado pandemia por el Director General de la OMC Tedros Adhanom Ghebreyesus.

   Al 25 de marzo de 2020, el Covid-19, a noventa días de ser denunciado el mismo, por las autoridades chinas, las cifras ya son globales y se integra este virus como parte de una nueva cadena global de valor “Made in the World”, que ha generado importante disrupciones en las cadenas de abastecimientos de insumos y dispositivos médicos claves desde mascarillas N95, tapabocas asi como otros insumo críticos como ser respiradores y el colapso de sistemas de sanidad entre ellos los recursos de primera y segunda línea de atención médica.

   Frente a esta realidad, y pensando en el futuro cercano, las empresas y redes organizacionales, están repensando relocalizaciones y nuevos “partners of choice” a sus tradicionales localizaciones, así como redefinición de sus cadenas globales y logísticas de valor, pues la única certidumbre es la “turbulencia”.

  Las mismas, ya estaban suscitadas a partir de de la relación China-EE.UU de los pasados años y ahora frente a la Pandemia Covid-19.

   Los fenómenos mencionados, de “turbulencias” regulares han convergido a la distorsión y ruptura de tradicionales cadenas de abastecimientos y generación de nuevas opciones de suministro donde se encuentran irrumpiendo nuevos fenómenos disruptivos como ser hubs logísticos como la impresión “3D”, que nos está brindando soluciones e innovaciones disruptivas y muy agiles frente al fenómeno del Covid-19 y limitaciones al abastecimiento global de insumos médicos e incluso respiradores.

   En esta línea, los centros académicos alineados a las cadenas de valor y trabajando en conjunto con las autoridades y empresas, se encuentran desarrollando innovaciones asociadas a respiradores, máscaras de protección y otros dispositivos médicos frente a la emergencia sanitaria, sumado a nuevos contenidos académicos y contenidos on line para mantener los cursos y la currícula académica ininterrumpida, y sobretodo la motivación académica de los estudiantes. Por ello el Covid-19 se ha transformado en un disruptor de innovación, digitalización y solidaridad transversal a la sociedad.

   Pero reflexionemos y veamos el horizonte para las próximas semanas, cuando ya China, comienza exportar nuevamente y producir, así como a importar en términos regulares y se acerca la cosecha de importantes cultivos como soja, exportaciones de carnes y frutos desde nuestras latitudes a dicho destino y otras latitudes del hemisferio norte.

   En dicho sentido, se presentan oportunidades para el fortalecimiento de las cadenas logísticas de exportación, importación, tránsitos así como para el comercio electrónico, muy castigado con las restricciones de frecuencias aéreas.

   Por ello, aquellos países que inviertan en la profesionalización y con las lecciones aprendidas del Covid-19, escogerán cadenas logísticas integrales, no por precio y calidad de las mismas sino escogerán aquellas validadas con origen, destino y estadía con certificación del tipo “Safe Zones” de las WFZO  (Zonas Seguras), reconocido por entidades como OMA (Organización Mundial de Aduanas), OMC (Organización Mundial de Comercio) y UNODC (Oficinas de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito).

   Las recientes  turbulencias que nos han impuesto el planeta en tan solo noventa días, así como la capacidad de la humanidad a la adaptación y readecuación en lo profesional, humano y familiar, nos encaminan en el caso de las cadenas globales y logísticas de valor a la convergencia de las mismas a Nodos Multimodales Seguros.

   También nos encaminan a certificados con programas “Safe Zones”, capacidades disruptivas tecnológicas como ser “Hub 3D”, redundancia energética y capacidades para Data Centers Tier 4, como opciones indispensables para entrar en la “short list” (lista corta) de ciudades emergentes para el establecimiento de la nueva generación de inversiones asociada a Industria 4.0.

   Entre dichas inversiones cabe destacarse las inversiones asociadas a las terminales portuarias u aeroportuarias, zonas económicas especiales y zonas francas, así como industrias de alto valor añadido en cadenas de valor como ser ciencias de la vida, mecatrónica, robótica, cannabis medicinal entre otros.

   Todos los emprendimientos anteriores sustentados en una academia cercana en términos físicos y académicos, en formatos presenciales y en plataformas digitales.

   Para redondear esta reflexión, cabe destacar que estos Nodos Elegibles, tienden a ser centralizados en Zonas Económicas Especializadas y Zonas Francas  para la relocalización de las nuevas Cadenas Globales y Logísticas de Valor, “Safe Zone” avaladas internacionalmente, que cuentan con el activo que el factor humano que generan y emplean las mismas, implican un perfil de empleo altamente mas calificado que el territorio doméstico, como lo demuestra el caso de éxito de Zonas Francas del Uruguay.

    “No pretendemos que las cosas cambien, si siempre hemos hacemos lo mismo. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.” Albert Einstein.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias