El exintendente de Tornquist asumió el lunes 10

Trankels: "Para terminar las obras viales en marcha en Bahía Blanca y la zona necesitamos 10 mil millones de pesos"

16/2/2020 | 06:30 |

El nuevo titular del Distrito 19º de Vialidad Nacional denunció que el gobierno anterior "no dejó ninguna previsión presupuestaria" para continuar los trabajos. "Fue un espejismo, una estafa a la ilusión de todos", sostuvo.

Para Gustavo Trankels, el gobierno anterior "menospreció" a Vialidad Nacional y la dejó expuesta ante la gente. Fotos: Emmanuel Briane y Rodrigo García-La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   El exintendente de Tornquist, Gustavo Trankels, asumió esta semana como titular del Distrito 19º de Vialidad Nacional y ya puso proa a su primer objetivo: presentarle a los bahienses y a los habitantes de la región el detalle de lo que ha calificado como “una estafa a la ilusión de todos”.

   “Los peronistas somos de ponernos a hacer ni bien asumimos, y a veces pecamos de no comunicar. Esta vez no. Lo primero que hay que hacer es decirle a la gente dónde estamos parados. Hay que decirle que para continuar estas megaobras viales que arrancó el gobierno anterior nos hacen falta 10.000 millones de pesos, y que no nos dejaron ni una mínima previsión presupuestaria para hacerlo”, sostuvo en una entrevista exclusiva con La Nueva.

   -¿Vialidad Nacional también es “tierra arrasada”?

   -A ver... Vialidad, por su trayectoria y su gente, es un orgullo para todos. Pero dejemos algo en claro: hoy este organismo tiene problemas graves que dejó la gestión política anterior. (La administración de Mauricio Macri) embarcó a VN a hacer obras para las cuales no sólo no tenían el dinero, sino que tampoco tenían en claro cómo lo iban a conseguir. Le tomaron el pelo a los vecinos, a los contribuyentes y a los propios empleados del organismo, que quedó patinando sin poder dar respuestas.

   -¿Eso es lo que sucedió en nuestra zona?

   -Sin dudas. Por caso, con la obra del Camino Parque Sesquicentenario y el Intercambiador de El Cholo, el Paso Urbano. 

   "A fines de 2019 tenía un presupuesto de 4.500 millones de pesos, que hoy ronda los 5.000 millones, y resulta que está ejecutada en un 14,13%. A valores originales, se certificaron trabajos por unos 500 millones de pesos, pero de ese total se deben nada menos que 131 millones".

   "Alguien quizá se pregunte si esa deuda es de diciembre o de enero... y la verdad es que no: viene desde junio y agosto de 2019".

Las Dos caras del Camino Parque Sesquicentenario. Para seguir adelante con los trabajos, se necesitan casi $ 5 mil millones.
 

   “La obra arrancó en junio de 2018, con un plazo de 29 meses, por lo que debería estar terminada a fines de este año, pero resulta que hoy no llegamos ni al 15% de ejecución. Cuando ves todos estos datos empezás a entender no sólo por qué la obra está detenida, sino también por qué las empresas que conforman la UTE (Centro Construcciones, Tecnopisos y Esuco) se quieren ir. ¿Qué constructora puede aguantar 7 meses sin cobrar?”

A las empresas que ejecutan el Paso Urbano Sesquicentenario-El Cholo se les adeudan 131 millones de pesos. La obra está ejecutada en un 14%.

   -¿En la misma situación está la autopista de la ruta 33 entre Bahía y Tornquist?

   -Casi. Técnicamente no está parada, pero ya se pueden observar yuyos crecidos en los alteos. Los vehículos de la empresa (Decavial SA) siguen haciendo movimientos de suelos, pero muy poco. Esta obra está avanzada en un 18%. A diciembre tenía un presupuesto de casi 3.700 millones de pesos, que a valores de hoy deben rondar los 4.000 millones.

Las obras de ingeniería en la ruta 33, entre Bahía Blanca y Tornquist, están prácticamente detenidas.

 

   -¿Qué ocurre con la obra licitada del kilómetro 608 de la ruta nacional 3?

   -Ahí está previsto arrancar en marzo con el alteo de 1.070 metros. Es un caso distinto a los otros: es una obra chica, de casi 33 millones de pesos, por lo que no corre peligro. Además, tiene una fuente de financiamiento distinta a la de las anteriores, por lo que no habría problemas para darle inicio en pocas semanas.

   -¿Y la obra de El Guanaco?

   -Está casi terminada. En las últimas semanas fueron reemplazadas algunas losas de hormigón y faltan mínimos detalles, así como la pintura. Muestra un avance del 96%. Eso sí, también tiene deuda: 38 millones de pesos. 

   “Es todo así. Nos dejaron deudas hasta con el sistema Crema (Contrato de Recuperación y Mantenimiento), más allá de que ha funcionado muy bien en rutas como la 35, que se fue reparando y acondicionando por tramos. Ahí se adeudan unos $ 21 millones”.

Según aseguró Trankels, para darle a las obras de la ruta 33 hacen falta unos 4.000 millones de pesos.

 

   -¿Todo lo que está sin terminar en Bahía y la zona, en materia vial, registra deudas?

   -Así es. Y no sólo eso, sino que no hicieron ninguna previsión de fondos para afrontar lo que queda para terminar. Sólo en nuestra región, para finalizar las obras en marcha necesitamos 10 mil millones de pesos.

   -Resulta complicado, en este contexto, preguntarle sobre proyectos como al ruta segura Coronel Dorrego-Azul, o la autopista Bahía Blanca-Dorrego...

   -La verdad, sería difícil dar una respuesta. Por eso voy a tomarme unos 10 o 15 días para hacer un examen exhaustivo de la situación y presentárselo a la gente. Quiero que todo el mundo sepa de dónde partimos en esta nueva gestión y, desde ahí, empezar a trabajar.

   “Lo que nos mostraron el año pasado, para las elecciones, fue un espejismo. Nos hablaron de obras empezadas, pero no nos dijeron que no había fondos para seguirlas porque no estaban calzadas a ninguna fuente de financiamiento ni a un plan de endeudamiento. Es difícil de describir lo que hicieron. Menospreciaron al organismo y lo dejaron expuesto ante la gente”.

   -¿Cree que el gobierno anterior le mintió a la gente en relación con las obras viales?

   -Mire, hablo por nuestra zona: acá nos dejaron recontraembarcados en dos obras monumentales, donde hay tremendos movimientos de suelo, zanjones, desvíos y demás, que le generaron una gran ilusión a la gente. Ahora, si uno se pone a pensar que nos faltan 10 mil millones de pesos para ver todo esto terminado, ve que lo que hubo fue una estafa a la confianza del vecino. Y a vecinos que acompañaron a la gestión que se fue, porque en esta zona el gobierno anterior ganó con más del 50% de los votos.

   “La gente tiene que saber todo esto; si no lo decimos, queda como que el gobierno anterior arrancó las obras y ahora nosotros las frenamos. No es así. La realidad es que el gobierno anterior inició estas obras en forma irresponsable, sin las previsiones presupuestarias que correspondían, y encima las pagó por un tiempo y luego dejó de pagar”.

   -¿Se están cancelando las deudas que quedaron?

   -En enero Vialidad empezó a cancelar certificados de mediados del año pasado. De junio, de agosto, de seis o siete meses atrás. Y cuando terminemos de hacer eso, además, vamos a tener que resolver de qué manera seguimos con estas obras de miles de millones de pesos.

   -¿Cómo piensa salir de esta compleja situación?

   -Desde nuestro lugar, no nos queda más que sentarnos con las empresas a dialogar y apelar a su buena voluntad. Aparte de eso, levantarnos todos los días deseándole buena suerte a Alberto Fernández en las negociaciones con los acreedores. Porque dejemos algo claro: si la Nación no renegocia con éxito la deuda externa, va a ser imposible ver a estas obras hechas realidad.

   -¿Tan grave es la situación?

   -Cuando Alberto Fernández asumió, prorrogó por tres meses la presentación del presupuesto 2020 con el argumento de que el que le había dejado la anterior gestión no reflejaba la realidad. Ahora, viendo la situación de estas obras en nuestra región, lo entiendo perfectamente.

   -¿Por qué lo dice?

   -Porque el presupuesto que le dejaron destinaba gran parte de los recursos al pago de intereses de la deuda. Si él lo dejaba tal como estaba y no asumía la responsabilidad de renegociar la deuda, todas estas obras se paralizaban por completo. En cambio, si la reestructuración de la deuda es exitosa, sí habrá fondos para redestinar a estas obras. 

   "O sea, habrá que planificar nuevamente las curvas de inversión, pagar deudas con empresas a las cuales se les deben hasta 300 millones de pesos y hacer muchas cosas más, pero las obras van a arrancar. De la otra forma, no hay ninguna posibilidad".

   -¿Cuál es el plan a seguir hasta que se concrete la reestructuración de la deuda y se rehaga el presupuesto?

   -Iremos explorando opciones para sostener los contratos y evitar que las empresas se vayan, y a la par tratar de resolver todas las cuestiones técnicas que hayan ido quedando. Por ejemplo, los cruces de redes en la zona de la rotonda de El Cholo. Son cuestiones importantes, que podemos ir solucionando en la interacción con otros organismos o con empresas.

La continuidad de las obras, señaló Trankels, está atada a la reestructuración de la deuda externa. "Si no hay acuerdo, será muy difícil reanudarlas", advirtió.

 

Cambio de perfil para el Distrito 19: de un ingeniero a un licenciado en ciencias políticas

   -El presidente Fernández eligió para ocupar el cargo de ministro de Obras Públicas de la Nación a un intendente como Gabriel Katopodis. Este, a su vez, designó al exintendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta, para el cargo de Administrador General de Vialidad, quien dispuso que usted, otro exintendente, estuviera a cargo del Distrito 19. ¿Qué lectura se debe hacer de esta cadena de designaciones?

   -Esa es una pregunta que yo mismo me hice en un principio. La contesto desde el plano personal: yo soy licenciado en Ciencias Políticas y fui intendente por 8 años. Mi carrera brinda formación integral en distintos temas y en la capacidad de coordinar grupos de trabajo. Y ser intendente, además, te da mucha experiencia en optimización de recursos. Es decir, aprendés a hacer mucho con poco. Desarrollás el ingenio, abrís la cabeza a todas las posibilidades”.

   -¿Cree que por eso Katopodis los convocó a Arrieta y a usted?

   -Me parece que sí. Estamos en una situación de escasez de recursos, así que lo que se necesita es mucha capacidad para hacer todo lo que podamos con poco. Y los intendentes estamos acostumbrados a hacer eso. Además, el buen intendente trabaja las 24 horas; creo que este es el perfil que buscaron.

   -¿Cómo fue su llegada al Distrito 19º?

   -Como la de alguien que sabe que se incorpora a una familia que tiene un prestigio bien ganado, con trayectoria, con una base técnica sólida y con la misión de brindar un servicio importantísimo: la conectividad. Vengo a sumar. Soy de los que creen que hay que decirse todo al principio, aunque cueste, y de ahí en más empezar a mejorar. No vine a Vialidad para que todo siga igual, sino para que funcione mejor.

   -¿Cuántos empleados tiene a cargo?

   -138. No me asusta esa cantidad: en Tornquist tuve 700, que trabajaban tanto en un hotel (el Provincial, antes de ser concesionado) como en la administración o en la parte vial.

   -¿Su antecesor en el cargo, el ingeniero Gustavo Torres, quedará dentro de su plantel?

   -Así lo espero. Le pedí que me ayude, que me acompañe. Tiene muchos años de experiencia, lo que es muy valioso, y forma parte de un equipo prestigioso. Lo que yo vengo a sumarle a este equipo es capacidad de gestión y contactos políticos.

   -Precisamente, va a necesitar mucha ayuda de la dirigencia política regional...

   -Eso es clave. Hoy tenemos los proyectos técnicos listos, y cuando sea el momento de ir a buscar el fondeo para volver a poner en marcha obras paradas o ir por obras nuevas, la dirigencia de la región tiene que estar unida. Varios dirigentes de peso estuvieron en mi asunción y otros me enviaron mensajes muy cálidos, así que confío en que podremos trabajar todos juntos.

   -Con todo lo que se ha hablado sobre la importancia estratégica de las rutas de esta región, ¿cree que le será más fácil ir a la búsqueda de fondos una vez que se abra esa posibilidad?

   -No va a ser fácil, pero tengo confianza. Como dije, tenemos los proyectos técnicos listos, pero sobre todo la voluntad política de un presidente como Alberto Fernández, que tiene claro hacia dónde quiere que vaya el país en materia de producción. Cuando el año pasado visitó Bahía Blanca dejó en claro lo que la ciudad significa para el país; esto, sin dudas, es un marco importantísimo para nosotros. Y en Gabriel Katopodis y Gustavo Arrieta tengo una fe total. Son de esos dirigentes que trabajan de 7 a 22, o a veces más, y sé que no van a parar hasta ver a Vialidad otra vez a pleno.

El ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis (izq.), junto al administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

El lapidario informe de Gustavo Arrieta

   El administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, brindó días atrás un crítico panorama sobre la situación del organismo. Esto señaló en un medio radial:

Obras paralizadas. “De las más de 600 obras iniciadas por Vialidad, el 75% están paralizadas o no generan certificados de obra desde hace más de seis meses".

Atrasos en los pagos. "En las 146 obras que están activas se registran retrasos sustanciales en los pagos”.

Cuánto debe Vialidad. “La deuda global ronda los 18 mil millones de pesos”.

El Plan Federal Vial. "Tuvo un desempeño muy bajo en sus tres ejes. En lo que respecta a las autopistas, se ejecutó solo el 10% de los objetivos que la anterior administración se planteó; en rutas seguras, sólo el 1% del total anunciado para el período 2016-2019; y, en lo que hace a mantenimiento de rutas ya existentes, el 50% de lo anunciado. Fue ineficience e ineficaz”.

Una Vialidad paralela. “Al asumir encontramos una suerte de megaestructura paralela (a la de Vialidad), con 80 puestos gerenciales destinados a llevar adelante el Plan Federal Vial y las denominadas PPP (Obras con Participación Pública-Privada), dos proyectos que fracasaron. Si bien son cargos políticos, hoy esos gerentes se resisten a dejar el Estado y amenazan con hacer juicios".

PPP. "Ese plan fue un fracaso. Los corredores viales concesionados con PPP abarcan los 3 mil kilómetros de rutas más transitados de la Argentina, pero solo se hicieron entre el 3% y 7% de las obras".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias