La tercera en un club de la liga

Emilia Dervis: “El club te tiene que apasionar porque se hace de corazón"

19/12/2020 | 06:20 |

Se convirtió en la primera presidenta de la historia de Bella Vista, entidad que va camino a cumplir el Centenario.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

    Aunque no lo asuma como tal, Emilia Dervis acaba de hacer historia. No sólo se convirtió en la primera presidenta de Bella Vista en sus casi 100 años de vida, sino que es la tercera al frente de una institución que forma parte de la Liga del Sur. 

   Futbolera de ley, defensora de los derechos de la mujer y con la ilusión de seguir potenciando a un club que ha crecido notablemente en los últimos tiempos “Emily” –como la conocen los amigos— le contó sus sensaciones a La Nueva.    

    “Mi papá (Ricardo) es un tipo apasionado por el fútbol, pero no es tanto de la cancha y del día a día. La parte dirigencial y de militancia viene más por el lado de mi mamá (Norma Pellegrino) y mi abuelo (Armando), quien fue tesorero del club. Nosotros somos cinco de familia y todos somos hinchas y socios de Bella Vista. Vamos siempre a la cancha y viajamos de visitante. Mi hermano Andrés, de hecho, está en la lista dirigencial”, destacó a modo de presentación.  

   --Lo que se dice una familia involucrada con la historia de un club… 

   --Tal cual. Pero nuestra pasión no es solamente por el club, también es por el barrio en sí. Siempre formamos parte de comisiones directivas del colegio 62, del jardín de infantes 919, en comisiones de la sociedad de fomento… Siempre estuvimos ligados a la actividad del barrio. 

   --¿Y cuándo hiciste ese cambio de chip de hincha a dirigente? 

   --Hincha no dejé ni dejaré de ser nunca, ja ja. La realidad es que fui cambiando conductas porque una, trabajando en el club, tiene que tener cierto respeto y presencia. Hay cosas que son difíciles de cambiar, pero sí me tomo el trabajo de pensar más de una vez cada cosa antes de actuar o decir algo. 

   --¿En qué momento dijiste “quiero ser presidenta del club”? 

   --No es algo que se haya planeado o dado de esa forma. En la comisión anterior, de la que también formé parte, siempre me incentivaron a que vaya haciéndome la idea de a poco. Cuando los muchachos, quienes están un poco cansados de estar tantos años ligados al club, nos dijeron que iban a dar un paso al costado, salió la idea entre todos de que sea yo. No es algo que me propuse, se dio en conjunto. Siempre mis amigas y mis amigos, todos del club, me molestaban a modo de chiste con ese tema, pero no era algo que lo estaba pensando.

   “La realidad también es que yo estoy ligada al club hace muchísimos años, trabajando como dirigente. Entonces el título de presidenta para mí es algo secundario, más allá de la importancia que tiene para un club". 

   --Sí es cierto que sos la cabeza visible de un grupo de jóvenes dirigentes que forman parte de una renovación. 

   --Siempre decimos que tiempo, no tenemos ninguno. Siempre hablamos con el “Flaco” Elizondo (Juan Pablo) de eso. Pero como tenemos ganas de sobra, el tiempo se termina generando. El club te tiene que apasionar, porque esto se hace de corazón y a pulmón. Muchos piensan que siendo dirigente se cobra algo, pero suele ser el caso contrario. No podemos andar diciéndole a cada persona eso, pero creo que la gente lo debe saber porque muchas veces se confunde. El dirigente de clubes de barrio o del interior en general, suele poner plata de su bolsillo, además de su tiempo que no se recupera. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   --¿Ya se te cruzó por la cabeza el momento en el que tengas que sentarte en la mesa de presidentes de la Liga del Sur? 

   --No, no es algo que pensé. Dios quiera que Gustavo (Lari) siga en la Liga, porque tengo mucha confianza con él y me ayudaría mucho. Estoy segura que más de uno se va a sorprender de verme allí, porque es un ambiente muy machista, pero de a poco todo va cambiando y mejorando para bien. 

   --¿Notás que en la Liga del Sur hay un cambio de mentalidad? 

   --Sí. Es un camino que de a poco se va generando. Lo importante es no abandonar la lucha, porque ahí es cuando perdés. El otro día hablábamos con un compañero que en la comisión de futsal de Bella Vista también hay mujeres, lo mismo en la comisión de Comercial y en otros casos. De a poco nos vamos involucrando en los clubes, con carácter y pasión.

   --También imagino que cuentan con dirigentes cercanos, con mucha experiencia, a quien consultarle cuando las cosas se aceleren un poco… 

   --Tal cual. Por suerte en Bella Vista siempre tuvimos gente con experiencia y con ganas. Yo aprendí mucho de Roberto (Achares), con sus aciertos y errores, como toda persona. Sabemos que siempre contamos con el respaldo de él y de toda una camada de gente importante en la Liga, que sigue aportando al club desde su lugar. 

   --¿Y con qué Bella Vista soñás tanto deportiva como estructuralmente? 

   --Desde lo deportivo, ser protagonistas de lo que se juegue, sea Regional Amateur o Liga Del Sur. Siempre teniendo la meta de formar chicos para nutrir a la primera o que tengan la posibilidad de jugar en algún club de Buenos Aires. Estamos armando un grupo de trabajo interdisciplinario, con profes, nutricionista, psicólogo deportivo, etc. aportando al crecimiento de los chicos. En cuanto a lo institucional, la idea de sumar nuevas disciplinas al club siempre está, además de mejorar tantas que se descuidaron por falta de gente. Vamos a intentar dividir las tareas para no agotarnos y hacer las cosas bien. 

   --¿Qué repercusiones encontraste en tus pares y de la opinión pública? 

   --Me han llegado mensajes y llamados de personas que una no pensaba que llegarían: ex técnicos del club, profes, compañeros de trabajos previos, familiares no tan cercanos… Es algo lindo. De todas formas no termino de notar ese cambio que supone una presidencia a lo que venía haciendo en el club desde hace tanto tiempo, por eso tampoco lo conté demasiado. Las responsabilidades son mayores, pero vamos a seguir haciendo el trabajo que veníamos haciendo. 

El perfil

--Nombre: María Emilia Dervis.

--Fecha y lugar de nacimiento: 31 de diciembre de 1986, en Bahía Blanca.

--Es hija de Ricardo Dervis y Norma Pellegrino. Tiene dos hermanos: María Eugenia Dervis y Andrés Dervis.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias