El bahiense Duprat y dos estrellas mundiales desnudan el universo de los actores de cine

16/10/2020 | 13:43 |

El cineasta de nuestra ciudad, en dupla con Mariano Cohn, finalizó el rodaje de "Competencia oficial". Las dificultades que planteó el coronavirus para la película y su aguda visión sobre la gestión de la pandemia en el país. "Al principio estaba bien el encierro pero extenderlo al infinito no está bueno".

Gastón Duprat, de pie, junto a Antonio Banderas, Penélope Cruz y Oscar Martínez. (Foto: Gentileza The Mediapro Studio)

   "Cuando tengo que pensar nombres de personas, apellidos, me surgen nombres de mi infancia en Bahía Blanca, de gente de la Escuela 4 o la 39, o nombres de calles del centro como Beruti o Alsina. Me sale automático", dice Gastón Duprat, el director bahiense que sigue dando pasos gigantes en la industria del cine y acaba de terminar el rodaje en España de su próxima película en dupla con Mariano Cohn.

   "Competencia oficial" es una producción que se mete en un tema inexplorado. Desde la ficción y en tono de comedia dramática, súper estrellas internacionales como Antonio Banderas y Penélope Cruz, junto con Oscar Martínez en los roles protagónicos, develarán la construcción de la emoción de los actores de cine.

   "Es una película que se filmó en España y trata de cómo los actores construyen la emoción, cuáles son sus técnicas y procedimientos, para que luego eso atraviese la pantalla. Si bien hay películas sobre la trastienda del cine, no hay ninguna que muestre este trabajo tan delicado y técnico", le explica Duprat a La Nueva.

   El proyecto nació a partir de un llamado de los propios actores españoles, que quedaron encantados con películas como "El Ciudadano Ilustre" o "Mi obra maestra" y quisieron trabajar bajo la dirección de Cohn-Duprat.

   "Obviamente nos gustó mucho la idea. Ellos tenían mucho para aportar al guión, por el tema sobre el cual gira la historia. A principios de año empezamos en Madrid, estaba saliendo todo perfecto y nos tuvimos que volver por el virus. Hubo un parate de 6-7 meses, lo cual siempre es complicado porque muchas películas no resisten tanta parada, por los costos y las agendas de estos artistas, pero se pudo armar de nuevo y la terminamos de rodar esta semana".

   La edición final va a terminar durante el primer trimestre del año que viene, con la idea de que gire en festivales de cine, luego vaya a la gran pantalla y finalmente decante en alguna plataforma.

   "Sigue siendo lo ideal que primero el público vaya a las salas y después sí a las plataformas, porque se amplía la cantidad de espectadores a la que podés llegar, aunque es un público menos específico", explica Gastón y subraya: "También va a tener su estreno en Bahía Blanca".

   Duprat siempre realza a su ciudad natal, donde viven su madre, hermanos, amigos y otros afectos.

   Es más, luego del éxito internacional de "El Ciudadano Ilustre", el Concejo Deliberante local propuso otorgarle una mención como personalidad destacada de nuestra ciudad, pero antes de que avance el trámite Duprat declinó. Admitió que se ponía incómodo con ese tipo de reconocimientos.


Mariano Cohn y Gastón Duprat

   --¿Hay alusiones a Bahía en tus películas, en especial en "El Ciudadano Ilustre"?

   --Cuando tengo que pensar nombres de personas, apellidos, me surgen nombres de mi infancia de Bahía Blanca, de gente de la Escuela 4 o la 39, o nombres de calle del centro como Beruti y Alsina. Me sale automático. Pero a diferencia del protagonista de esa película yo nunca tuve experiencia mala con Bahía, al contrario. Todavía no me llevaron en el camión de bomberos, pero tampoco me tiraron huevazos, así que venimos bien (risas).

   --¿Qué aprendiste en esta experiencia tan particular de trabajar con actores de semejante reconocimiento internacional y qué aprendiste de trabajar en pandemia?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   --Lo del virus en el cine no afecta en nada a lo artístico, pero sí a lo operativo. Se hacen tests día por medio a todo el staff y estamos hablando, en una película así, de unas 150 personas. En el rodaje había una carpa con unos "astronautas" haciendo exámenes todo el tiempo. Todo el equipo está dividido y se arman muchos sistemas de trabajo muy engorrosos que hacen más lento y más caro todo el proceso. Pero si la película sale mal no le puedo echar la culpa al coronavirus porque en lo artístico no influye.

   "En cuanto a los actores, vienen de escuelas muy diferentes. Oscar es más académico, más técnico. Penélope es genial pero más espontánea y Antonio hace un personaje que es el más humorístico de todos y se la pasa en tono de comedia. Como la película es sobre actores y ellos hacen de actores, se muestran cosas atractivas, por ejemplo, cómo es el manejo para llorar en una escena o para hacer un desnudo delante de 100 técnicos. Y también se ve la locura de los directores, que suele ser una figura especial en el cine, un poco omnipotente y con sus complejidades.

   "Pero es una comedia dramática muy divertida y se llama 'Competencia oficial' porque en los grandes festivales las competencias tiene ese nombre y además alude a la competencia entre ellos, que es algo que se da siempre en las películas, incluso cuando los actores son amigos o tienen las mejores intenciones. Nos pasa a todos, cuando estás con un colega aflora eso de la competencia".

   --¿Y qué análisis hacés, más general, sobre esta situación de pandemia que nos toca vivir?

   --Que al principio estaba bien el encierro pero que extenderlo al infinito no está bueno. Por la cantidad de muertos e infectados se ve que no estuvo bien planeado. Volví de España esta semana y los cines, los teatros, el transporte público, las escuelas, las universidades, los jardines de infantes están abiertos. La gente se cuida responsablemente con barbijos, distancia en restaurantes y etcétera. Pero la gente puede vivir y trabajar y la vida continúa. A mí esto del black out para todos no me parece que sea mejor, es lo que se evidencia hoy con el diario del lunes.

   --Te chocó mucho el contraste entre lo que viste en España y el regreso a la Argentina.

   --Choca. Yo no sé del tema más que cualquier persona común, pero tengo hijos de 12 y 14 años y que no puedan ir a la escuela pudiendo hacerlo con los cuidados necesarios me parece que está mal. Hay muchos países en Europa donde funcionan las clases presenciales y siguen funcionando. Acá pareciera que se radicalizó la cuarentena. Yo soy medio una ostra, por mí pueden pasar 19 cuarentenas acumuladas que me da lo mismo, trabajo en mi casa, pero veo a mis hijos que no pueden encontrarse con sus amigos, por ejemplo, y no me gusta. O esta cosa insólita de que una persona quiere ver a un pariente enfermo en otra provincia y no lo dejan entrar. Ese tipo de desquicio, como los pueblos con barricadas en las rutas, me parece bizarro.

   Ya en el final de la charla, Gastón Duprat admite que no mira series, explica por qué y recomienda un par de películas para ver en Netflix.

   "No miro series, no tengo el hábito. En la película vos ves al autor, que es algo que a mí me interesa observar, en las series escriben 500 personas. Doy un ejemplo: a mí me gusta mucho Tarantino, me gusta meterme en sus películas y ver su universo como autor. Con las series eso no me pasa y, como tengo el ojo entrenado, miro algo 6 segundos y me doy cuenta si es serie o película. Ahora, si tengo que recomendar alguna película en plataformas, voy con dos que están en Netflix: primero 'Esperando la carroza', que me parece genial aunque ya sé que mucha gente la debe haber visto. La otra es 'Historias de fantasmas', una película que nunca podría ser una serie, pero no les voy a contar por qué. La van a tener que mirar".


Antonio Banderas y Penélope Cruz

Choque de egos

   El filme está protagonizado por Penélope Cruz (ganadora de un Premio Oscar por "Vicky Cristina Barcelona” de Woody Allen y producida por Mediapro, y premio a mejor actriz en Cannes por “Volver” de Pedro Almodóvar), Antonio Banderas (premio al mejor actor en Cannes por “Dolor y gloria” de Almodóvar) y Oscar Martínez (premio al mejor actor en Venecia por “El ciudadano ilustre” de Cohn y Duprat). 

   “Competencia oficial”, que incluye en su reparto a José Luis Gómez, Nagore Aramburu, Irene Escolar, Manolo Solo y Pilar Castro es la tercera película que The Mediapro Studio produce con los directores Cohn y Duprat tras “Mi Obra Maestra” y “4x4”.

   La sinopsis de la película explica:

   En busca de trascendencia y prestigio social, un empresario multimillonario decide hacer una película que deje huella. Para ello, contrata a los mejores: un equipo estelar formado por la celebérrima cineasta Lola Cuevas (Penélope Cruz) y dos reconocidos actores, dueños de un talento enorme, pero con un ego aún más grande: el actor de Hollywood Félix Rivero (Antonio Banderas) y el actor radical de teatro Iván Torres (Oscar Martínez). Ambos son leyendas, pero no exactamente los mejores amigos. A través de una serie de pruebas cada vez más excéntricas establecidas por Lola, Félix e Iván deben enfrentarse no solo entre sí, sino también con sus propios legados.  

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias