112º aniversario de Sierra de la Ventana

Nelly, una mujer con un temple especial

19/1/2020 | 06:30 |

Los Recovecos la estancia más antigua de la localidad serrana, y fue fundada el 24 de mayo de año 1894. Hace años, se dividió en tres establecimientos, donde habitan descendientes de quien fundó la estancia original, Ricardo Simons

Nelly, en uno de los jardines de la vieja casona, en Nonthué. Fotos: Agencia Sierra de la Ventana

   Nelly Julia Valdez Vicuña de Simons, bahiense de nacimiento y habitante de Sierra de la Ventana por decisión propia, es una de las últimas habitantes de lo que fuera la vieja estancia Los Recovecos, el primer establecimiento en su tipo que existió en la localidad y que fue creado hace ya 125 años. 

   Nacida en Bahía Blanca, conoció a Héctor Roy Simons -hijo del fundador de la estancia y quien sería su marido- cuando ella solo tenía 7 años de edad y él 11.

   “Me enamoré, pero él no me prestaba la más mínima atención. Cuando años más tarde con mi familia vinimos a Sierra de la Ventana lo volví a encontrar y después, ya con 27 años, nos reencontramos y nos casamos el 3 de noviembre de 1956”, recuerda.

 

En la gran casona en Nonthue, aún guarda una colección de artesanías, las monturas de Roy, adornos centenarios y pinturas. Todo lo que allí está tiene una razón para hacerlo.

 

   La historia de Los Recovecos y los Simons está vinculado a la familia Pettigrew, que muchos años atrás había comprado el establecimiento El Aguila (hoy Appenzel), ubicado sobre la ruta 72. Fruto de esa relación, se enteraron que se ponían a la venta los terrenos que hasta hace un tiempo ocupaba la estancia y que posteriormente se dividió entre los hijos de su fundador.

   Con la compra del lugar, comenzaría la construcción del casco, el trabajo en el campo, y el momento de formar familia. En 1920, Ricardo Simons se casó con Juanita Scheriff, con quien tendría tres hijos: Carlos Ricardo (conocido como Charles), Nora Catalina y Héctor Roy, quien sería el compañero de Nelly.

   Así, entre un paisaje maravilloso que incluye la vista de los cerros Tres Picos y Napostá, y costumbres inglesas que incluían el té de las 5 de la tarde, Carlos y Roy trabajaron permanentemente el campo, dejando en la comunidad el reconocimiento a la responsable trayectoria de una familia que supo hacer de la honestidad y bonhomía su línea de conducta.


 

   Hoy, esos tres campos donde anteriormente fue la estancia familiar, están divididos en El Retoño, donde vive Catalina; Nonthue, donde habita Nelly, y Los Recovecos, que mantuvo su nombre original, donde se encuentran los hijos de Carlos, Ricardo y Amalia. Más allá de esas segmentaciones por sucesión, los terrenos de la vieja estancia son los únicos en Sierra de la Ventana que permanecen en una misma familia en línea directa desde su creación.

   “De todos los campos que hay por aquí, Los Recovecos es el más viejo, ya que se ha mantenido en la misma familia fundadora en línea directa”, asegura.

   Roy falleció hace algunos años. No tuvieron hijos, pero pasó toda su vida junto a Nelly. Hoy, ella sigue firme en Nonthue, acompañada por una pareja que realiza los quehaceres del campo.

   “Nunca me sentí sola: estoy acompañada de mis libros y de la historia sobre la cual sigo indagando y descubriendo; todo lo que me rodea es muy querido. Los muebles, las fotos, el jardín, la especial vista a los cerros, todo me acompaña”, destaca. (Agencia Sierra de la Ventana).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias