En búsqueda de un refugio

Un refugio para pasar el temblor: algunas ideas para que tu negocio sufra menos

8/9/2019 | 08:05 |

Proteger la liquidez y monitorear costos operativos y fiscales son parte de las premisas cruciales para capear de la mejor forma el clima de incertidumbre.

Francisco Rinaldi

frinaldi@lanueva.com

    "Despiértame cuando pase el temblor” es, además, del estribillo de una conocidísima canción de Soda Stereo, lo que muchos empresarios bahienses repiten por estos días.

    Tasas de interés e impuestos por las nubes, ventas en baja y una inflación que no da respiro conforman un cóctel explosivo que espanta a más de uno. Un verdadero temblor. Y peor del que inmortalizó el recordado Gustavo Cerati.

     Entonces, para tratar de a buscar algo de refugio, acudimos al contador público Nicolás Bertoni, responsable del departamento de Políticas Tributarias de la Unión Industrial de Bahía Blanca (UIBB), quien el miércoles de esta semana, junto con el Espacio Pymes de la entidad local, ofreció una charla a un siempre entusiasta grupo de hombres y mujeres de negocios de la ciudad, quienes, preocupados,  se acercaron la sede del 400 de la calle Brown para escucharlo.

     Minutos después, mantuvo un diálogo con La Nueva. A continuación, los tramos salientes.

     --¿Cómo se hace para tomar decisiones en medio de este tembladeral económico y financiero?

     --Como primera premisa, me parece fundamental estar presente en la empresa. Tenga en cuenta que muchas veces los empleados no quieren o no pueden tomar decisiones por miedo a cometer errores, algo para nada inusual en un contexto tan complicado como el que vivimos hoy.

    “Por eso es necesario que el empresario esté en su empresa al tanto de todo lo que ocurre.

    "Otro error frecuente es dar todo por sentada la manera de proceder ante determinadas cuestiones, pero eso no siempre es así. Por eso, me parece crucial una buena política de comunicación. Y dejar todo por escrito, preferentemente”.

     --¿Qué sugiere ante los costos financieros, que se hallan en niveles siderales?

     --Se debe proteger la liquidez y mirar los costos ocultos a la hora de elegir alternativas de financiamiento de corto plazo.

     "Muchas veces pensamos que vender un cheque al 80 por ciento de tasa anual es más conveniente con respecto a un giro en descubierto. Pero cuidado: si le sumamos el 2% anualizado de la comisión bancaria (24%), resulta que lo que vamos a pagar es en realidad mucho más de lo que pensamos, e incluso puede ser superior a la primera alternativa, que pensábamos desechar al inicio. Por eso, se debería hacer un buen análisis de las tasas de interés.

    “Otro aspecto de gran importancia es el monitoreo periódico de las cuentas a cobrar".

     "Una opción que puede servir para acortar los días de cobranza es ofrecer descuentos por pronto pago, de forma que si el cliente paga a los 7 días, es un precio menor, que va incrementándose conforme el pago se realiza a los 30 y hasta los 45 días como máximo.

    “En un contexto de alta inflación como el actual, suma aprovechar ofertas y realizar anticipos por compras.

     "Para el caso de las empresas que venden bienes, ganan cuando compran más mercaderías para mantener en stock. Lo que no es bueno es mantener el dinero ocioso, porque se desvaloriza, si, obviamente, está en pesos”.

      “En todo este esquema hay un aspecto ineludible, que es la disponibilidad de información.

     "Y me permito preguntar a los empresarios ¿aprovechan realmente el sistema de gestión con el que  cuentan? Un ejemplo: todo sistema permite listar los cheques, pero me he topado con empresas que lo hacen en otro software aparte, perdiendo un tiempo valioso, que se podría utilizar para otras cosas, como por ejemplo, llamar por teléfono a los clientes para mantener al día las cobranzas.

     “Además, el sistema me arroja el 80% de la información que necesito para decidir al instante por eso su aprovechamiento es otra aspecto que las empresas no deberían descuidar”.

     --¿Y los otros costos?

     --Bueno, no todos conocen si un empleado se accidenta en el lugar de trabajo, la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) tiene que hacerse cargo de los salarios caídos del trabajador, que son los sueldos abonados por la empresa el tiempo que estuvo ausente.

     “Pero cuidado. Es importante notificar a la Aseguradora los aumentos no remunerativos del período, porque si no lo hacemos, cuando se hace la liquidación, a la empresa le descuentan esos montos de los sueldos caídos a abonar, es decir, le pagan menos de lo que le correspondería en realidad”. 

     --¿Cómo se debería analizar una venta?

     --Para analizar una venta siempre debo tener en cuenta mi costo de reposición, es decir, cuanto vale el bien si yo quisiera recomprarlo una vez que cobro esa venta.

     "Por eso, tener cuentas a cobrar por períodos muy extensos es altamente perjudicial, porque cuando finalmente la cobro, resulta que no puedo comprar la misma cantidad que vendí porque obviamente subió. Aunque parezca paradójico, a veces, vender más puede no ser bueno”.

Impuestos

     En una economía con una altísima presión fiscal y una complejidad tributaria poco frecuente, las pymes tienen que tener un feedback muy estrecho con su contador.

     Es que nuestro país ostenta, con un 30% de su PIB, una de las presiones fiscales más elevadas de la historia, comparable, incluso, a los de los países más desarrollados del planeta.

    Más: según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), una empresa mediana con personal en relación de dependencia en la provincia de Córdoba, que se dedica a la venta mayorista y minorista de productos electrónicos se ve alcanzada, directa o indirectamente, por 47 impuestos, regímenes o normas procedimentales.

     Y esto tratándose de una actividad de tipo general y, por consiguiente, no afectada por disposiciones específicas.

    Capítulo aparte merecen algunas penalizaciones por incumplimiento (como por ejemplo, falta de presentación de declaraciones juradas on line), que, para el caso de nuestra Provincia, son particularmente onerosas.

    Ante esto, planificar y llevar al día los tributos a pagar, suma. Y mucho.

    "Para el caso de Ingresos Brutos hay una alícuota diferente para cada actividad y eso hay que tenerlo muy en cuenta, ya que pueden haber diferencias sustanciales a la hora de abonar un impuesto”, advierte Bertoni.

    “Con relación a la obligación de ser agente de retención en el impuesto a las Ganancias, si la empresa excede determinados montos de pagos a un mismo proveedor, que son más de 224.000 pesos sin IVA para bienes muebles y de 67.170 pesos para servicios de locación y operación en un mismo mes, tengo la obligación de retenerle el impuesto a mis proveedores.

     "Y si no lo hago, ante un incumplimiento tributario de ellos, el problema pasa hacia mí, porque soy solidariamente responsable por su comportamiento”.

      La charla finaliza tras dos horas de exposición. Mañana hay que abrir la persiana. Y el temblor, todavía, no pasó. Aunque, por lo menos, ahora, conocen un poco más acerca de como cubrirse. Que no es poco.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias