La palabra del bahiense Sergio Hernández

"Nunca imaginé que una selección de básquet pudiera despertar semejante admiración y afecto"

24/9/2019 | 22:35 |

El DT argentino analizó el paso de la Selección por el Mundial de China. 

Foto: Reuters y AFP

   El entrenador bahiense Sergio "Oveja" Hernández dijo hoy que está feliz y sorprendido por lo que generó la selección argentina de básquet durante y después del Mundial de China

   "Lo que vivo en estos días en Buenos Aires no solo me sorprende, no solo no lo esperaba, sino que nunca me hubiese imaginado que una selección de básquet pudiera despertar semejante admiración y afecto", dijo el DT en un mano a mano con Juan Carlos Meschini por LU2.

   Sobre la final con España aseguró que el problema más grande fue el rival: "Trato de analizarlo fríamente ahora y sigo pensando que España en personal por una cuestión de oficio, de experiencia y de calidad era, al haber tantos ausentes en EE.UU, el mejor del Mundial".

   "Fuimos superados por un equipo que es mejor que nosotros, que se preparó especialmente para jugar contra nosotros y que tomó todas las precauciones para frenar a un equipo que venía hecho un avión", sostuvo. 

   El entrenador también habló de los partidos ante Serbia y Francia, en los que "se encontró la mejor versión y nos sentimos cómodos".

   "Nosotros hablábamos mucho de qué queríamos ser como equipo y visualizábamos que si queríamos hacer algo importante en el Mundial, teníamos que ser muy intensos, muy agresivos en defensa y rápidos en ataque", detalló Hernández, quien luego elogió a su cuerpo técnico.

   "Me encanta cuando hablan tan bien de mi cuerpo técnico porque hicieron radiografías perfectas de los equipos y nos trajeron la información justa, precisa, que después la utilizamos para jugar", destacó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El técnico dijo que no esperaban llegar a la final en China y resumió lo vivido con una frase que siempre pronuncia: "Cuando el todo funciona, las partes se potencian".

   "Los jugadores se sintieron tan cómodos en un estilo de juego y el estilo era tan vertiginoso, tan dinámico, tan agresivo, que lograba que el equipo no tenga tiempo de pensar en las consecuencias de juego, sino solo tiempo para ejecutar. Nosotros logramos eso a la perfección y nos apoyamos en los jugadores más virtuosos", explicó el bahiense.

   Y agregó: "Lo de (Luis) Scola ya no sé si sorprende, sé que es un fuera de serie y gran parte de lo que logramos se lo debemos a él por cómo gestionó su capitanía. Después de Francia, se unió al festejo del vestuario, saludó a todos y cuando se calmó la cosa dijo: 'Teníamos 25 minutos para celebrar, ya se cumplieron, ahora apaguemos todo porque esto sigue".

   Hernández señaló que lo más sorprendente "no es lo que se logró, el subcampeonato del mundo, sino lo que se generó: el país parado para ver la final del mundial de básquet".

   "Ojalá seamos responsables a la hora de declarar, ojalá tengamos los pies sobre la tierra y podamos utilizar esto para vender un producto, porque el deporte de alto rendimiento es un negocio del entretenimiento. El deporte de base es educación y el deporte de alta competencia es entretenimiento; después para los que estamos adentro de la cancha no es entretenimiento, es nuestro trabajo. Ojalá esto sirva para darle un salto de calidad a nuestro producto que es la Liga Nacional", deseó el entrenador.,

   Y luego aseguró: "Nosotros nos sentimos orgullosos de esa medalla de plata apenas terminó el partido, con el dolor en el alma de haber perdido porque además no solo perdimos sino que no tuvimos chance de ganar. Es feo para un deportista sentirse dominado, y era una final del mundo, estaban los ojos del mundo puestos ahí... Fue un golpe al ego fuerte, pero así y todo sentíamos que había sido un logro muy importante". 

   Sobre la conducta de los jugadores pese a la derrota, el DT señaló: "Cuando uno llega a estos lugares como es la selección argentina, no solo debería llegar por tener cualidades basquetbolísticas sino por un montón de otras cosas que tienen que ver con esto de tener madura la personalidad para poder aceptar lo que el juego te dé (...) También es difícil manejar la victoria y no tengo más que palabras de elogio para España: ellos se encargaron de no festejar al lado de Argentina en el túnel".

   Por último, se refirió a los próximos Juegos Olímpicos y consideró que no cree que haya modificaciones fuertes: "Scola debería ir, debería darse la posibilidad de jugar su quinto juego olímpico consecutivo y además debería ir porque nos ayuda a competir".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias