Un día como hoy, hace 40 años

Tim Billingslea, el primer extranjero que llegó a Bahía para jugar en un equipo local

18/8/2019 | 07:10 |

Se sumó a Olimpo, al igual que, más tarde, Elisha McSweeney. Ese mismo año, Estudiantes tuvo a James Bates y Tom Wade. Mirá los 35 foráneos que alguna vez participaron de certámenes bahienses.

Fotos: archivo-La Nueva.

Por Fernando Rodríguez / ferodriguez@lanueva.com

(Nota publicada en la edición impresa)

   El matrimonio que llegó a la ciudad el 18 de agosto de 1979 no pasó desapercibido.

   El hombre, negro, de 24 años, 1m98 y pinta de basquetbolista, fue traslado junto a su mujer hasta el hotel Belgrano.

   Allí los aguardaban unos 20 hinchas de Olimpo. Después, su esposa recibió un ramo de flores por parte de un grupo de damas. Era todo una novedad.

   Se trataba del primer jugador extranjero contratado por un equipo local. Tim Billingslea y Rosa Bertho llegaron a un “mundo” desconocido. Él se robó todas las miradas. Era su segunda salida de su país, Estados Unidos.

Rosa, Tim y el detalle del ramo de flores.

   No había sido el primer elegido de los aurinegros. Antes estuvieron interesados en Gerald Cunningham y Lewis Linder.

   El flamente refuerzo se había formado en la Universidad de Oakland y venía de jugar en Banqueros de Araguá, en Venezuela.

   La ansiedad y expectativa se convirtió en realidad cuando, al día siguiente realizó los primeros movimientos en el Norberto Tomás.

Jorge Cortondo, en la primera práctica, defendiendo a Tim.

   Tim fue uno de los 35 extranjeros que alguna vez participaron del torneo que organiza la Asociación Bahiense.

   El primer año, también se sumaron los estadounidenses Tom Wade y James Bates (para Estudiantes), y el último en llegar fue el otro de Olimpo: el bahameño Elisha McSweeney.

Los cuatro, desde la izquierda, Tim, Elisha, James y Tom.

   La primera impresión de Billingslea en un partido, el 26 de septiembre de 1979, resultó impactante. Es más, nunca tuvo otra actuación de ese nivel.

   Olimpo, --reforzado por Steve Criss, en ese momento jugador de Quilmes (Mar del Plata) y posteriormente contratado por El Nacional-- perdió con River, por 103 a 94, en un cuadrangular disputado en el Luna Park, del cual también participaban el poderoso Real Madrid y Ferro.

   Esta es la síntesis del partido:

   River (103): N. Meire 14, F. Prato 10, Ch. Ericksen 14, J.L. Pagella 10, R. Johnson 20, fi; H. Zeballos 15, D. Spurio 9, D. Ludi 11, A. López y R. García Fernández. DT: A. López.

   Olimpo (94): D. Allende 1, J. Cortondo 5, H. Pacchetti 12, A. Meschini 10, T. Billingslea 33, fi; S. Criss 18, H. Santini 2, M. Allende 13, L. Macharashvilli, R. Ojunián y D. Zalguizuri. DT: C. Boismené.

   Primer tiempo: River 50, Olimpo 54.

   Tiros libres: River, 29-42 y Olimpo, 30-47.

   Cinco faltas: Ludi, Prato, Zeballos y Spurio (R) y Pacchetti, Meschini, Cortondo y Criss (O).

   Arbitros: Luis Ojeda y Raúl Guillón.

 

Primera prueba

   Los cuatro jugadores que vinieron en 1979 permanecieron poco más de tres meses en la ciudad. Tim Billingslea faltó a cuatro partidos (lesión y suspensión); Elisha Mc Sweeney estuvo ausente en cinco (por lesión),

   James Bates faltó sólo dos juegos por estar suspendido -justo en las finales ante Olimpo- y Tom Wade fue quien más se ausentó, por lesión, en 15 partidos (de 27).

Récord y otro hijo

   En su incursión por el básquetbol local —en 1979— James Bates quedó registrado como el jugador que promedió 31,64 puntos, cifra que le permitió romper el récord histórico que tenía Alfredo Monachesi (Olimpo), quien en 1974, a lo largo de 11 partidos, había sumado 313 (28,15).

Vinieron tres y se fueron cuatro.

   Además de llevarse grabada esta marca, Bates, que llegó a la ciudad con su esposa Anny y su hijo Nicholaos, regresó a su país con Christopher, quien nació en nuestra ciudad.

 

El primer campeón

   En esta primera experiencia de insertar extranjeros en el plantel, Olimpo ganó, en 1979, el Ciudad de Bahía Blanca y el Oficial.

   Parados, desde la izquierda, Marcelo Allende, Alejandro Meschini, Elisha McSweeney, Tim Billingslea, Héctor Pacchetti y Levan Macharashvili. Hincados, Jorge Cortondo, Héctor Santini, Daniel Zalguizuri, Alfredo Monachesi, Roberto Ojunián y Daniel Allende.

 

El año de la revolución

   Los primeros extranjeros que vinieron para Alem, el futuro campeón en 1980, fueron Jimmie Dell Greer y Chris Lockardt.

   En lugar del primero arribó David Fahrbach, quien terminó en Argentino.

   Mientras que Lockardt bajó a Reserva, teniéndolo como posible reemplazo para la Primera, en caso de alguna lesión. 

El DT, Coco Ferrandi, habla con Cunningham y Linder.

   Los dos, indiscutibles, resultaron Gerald Cunnigham y Lewis Linder.

De La Feliz, a Bahía

   Steve Criss y Jesse Hubbard jugaban en Quilmes de Mar del Plata y buscaban un torneo más competitivo en 1979.

   En Alem se enteraron y viajaron hasta La Feliz a buscarlos. Regresaron con un compromiso firmado por ambos.

   El entusiasmo motivó la construcción de la tribuna lateral -ya no existe- en el gimnasio de la cortada Azara.

   Finalmente, los estadounidenses desembarcaron en El Nacional (1980) y Estrella (1981), respectivamente.

 

No le alcanzó

   David Fahrbach --a quien cortó Alem después de algunos amistosos-- fue el único extranjero que jugó en Segunda. Así y todo, Argentino quedó detrás del campeón y ascendido Estrella en 1980.

   Su producción ofensiva más destacada fue ante Barracas, con 69 puntos.

   Promedió 34,85 puntos, una cifra récord.

 

Se quedó sin ninguno

   Tres derrotas en fila fueron suficientes para que Olimpo decidiera cortar a Tim Billingslea.

   La dirigencia argumentó motivos presupuestarios, no obstante, la decisión habría nacido a partir de la impuntualidad, incumplimiento con los entrenamientos y falta de carácter.

   El propio jugador admitió haber sido poco previsor por no firmar el contrato ante escribano público.

   Hizo imputaciones contra el entrenador Julio Toro Díaz y afirmó que le tocó pagar los platos rotos, acusando a McSweeney de falta de compañerismo.

   De todos modos, la dirigencia aurinegra dio marcha atrás, reincorporó a Tim, en vísperas del decisivo partido ante El Nacional, puesto que McSweeney había sido suspendido y debían afrontar el juego sólo con Charles Thompson.

   Este, al igual que Elisha, exigió ganar más que Tim. No se pusieron de acuerdo y se alejó.

   El reaparecido Tim se lesionó la misma noche que los aurinegros perdieron con El Nacional y debieron enyesarlo. A la vez, la dirigencia le comunicó a McSweeney que quedaba excluido.

   De esta manera, después de tener tres extranjeros, Olimpo terminó sin ninguno antes del final.

 

Lo disfrutó Villa Mitre

   Con 38 puntos por juego, Jimmie Hearns (que jugó por Villa Mitre aunque, en principio, había llegado para Napostá) terminó con el promedio más alto de la temporada '80, superando el registro de Bates (31,64), sellado la temporada anterior.

   Detrás se ubicó McSweeney (Olimpo), con 35,60.

   La misma temporada, Steve Criss (El Nacional) fue el goleador del CBB y el Oficial.

   En el primer torneo sumó 225 (32,14 por juego) y en el otro, 414 (29,57).

 

McSweeney, imparable

   El bahameño Elisha McSweeney anotó 66 puntos (66% en tiros de cancha y 58% en libres, con 6 volcadas, toda una novedad para el momento), en la victoria de Olimpo ante El Nacional, por 126 a 86, jugado en Pacífico por el Ciudad de Bahía Blanca.

Elisha y un particular festejo.

   De esta manera, el 2 de julio de 1980 superó los 62 puntos convertidos por Atilio Fruet, el 9 de enero de 1968, en el triunfo de Olimpo ante Sportivo Bahiense, por 102 a 30.

   La marca de Elisha continúa siendo la más alta para el torneo de Primera.

¡Tomá mate!

   El pelirrojo Chris Raven, de Pacífico, tuvo la particularidad, a diferencia de la mayoría de los extranjeros, de acostumbrarse al mate.

   Lo tomaba dulce o amargo, con agua caliente o con leche.

 

Se fueron antes

   A Carter y Raven, los extranjeros de Pacífico, cuando restaban cuatro fechas (iban antepenúltimos) les impidieron entrenar y prescindieron de sus servicios, por escaso rendimiento.

   Kenneth Barnes, por su parte, se convirtió en el arma fundamental de la clasificación de Estudiantes al Provincial, en 1981, aunque imprevistamente dejó la ciudad argumentando que extrañaba, según dejó escrito en un par de cartas.

   Mientras que después de momentos de gloria, en 1984 Cunningham se luxó el codo izquierdo ante Pacífico y quedó marginado antes de finalizar el torneo.

 

Imparable

   Contabilizando el Oficial y el cuadrangular campeonato, Devlin fue cómodo goleador, con 574 puntos.

   En menos de dos meses y medio, el fantástico base promedió 38,26 puntos en 15 encuentros.

   El récord anterior pertenecía a Hearns.

 

Gracias por todo

   En 1980, Louis Hardy jugó 12 amistosos por Olimpo sin llegar a debutar oficialmente; Gary Morgan no alcanzó a jugar por Villa Mitre y Gregory Humphrey practicó en Estudiantes y Pacífico, pero no convenció.

   Lo mismo Richard Moore, en el albo.

   Al año siguiente, en 1981, Roger Leysath entrenó en Napostá, aunque sin convencer a la dirigencia.

 

Cabeza dura

   Mientras jugaba en Morón, el zurdo León Guydon sufrió un gravísimo accidente cuando viajaba en un taxi, recibiendo 50 puntos de sutura en su cabeza.

Guydon, rodeado por Garayzar, Pordoy y D'Amico, de Barracas. Atras, Ipucha.

   Y el muchacho, refuerzo de Villa Mitre, se cubría la cabeza con una especie de gorro y vincha.

 

Amor bahiense

   James Thomas llegó a Bahía para jugar por Estudiantes en la temporada 1986 de la Liga Nacional, en reemplazo del lesionado Willie Scott.

Scott recibiendo a Thomas.

   Tras su recorrido profesional, recaló en nuestra ciudad y hasta jugó el torneo local, a raíz de su vínculo familiar, ya que se casó con la bahiense Fabiana Díaz, con quien tuvo dos hijos: Sthepany (nació en Chile cuando Jimmy estuvo fugazmente allí) y Erik (flamante jugador de Ferro y nativo de Entre Ríos).

 

Ancló en Bahía

   Eddie Roberson tiene tres hijos bahienses: Eddie Gabriel (actualmente jugando en Bahiense del Norte), Sheila y Paz (jugadora de Pacífico).

 

De paso

   Jervaughn Scales jugó ocasionalmente -como nacionalizado- en Olimpo, donde también participó con el equipo que disputó el Torneo Federal.

 

El golpe del debut

    Comercial apostó a la aventura de contratar extranjeros en 2011. Y la experiencia no resultó positiva.

   

  En su primera presentación, Lonnie Funderburke fue suspendido por aplicar un codazo. Y si bien mostró ser excelente persona, el rendimiento no convenció y luego de 13 fechas le dieron de baja.

 

Se fue en la 504

   En busca de la revancha, Comercial apostó a Jabyron Wilson. Este apenas completó un par de entrenamientos antes de abandonar la ciudad, sin avisar.

   El domingo el jugador se enfrentó con el personal de seguridad de un boliche de la ciudad y llevado a la comisaría Segunda.

   El lunes Wilson no fue a entrenar, argumentando que se sentía molesto porque lo habían golpeado y le faltaba el teléfono celular.

   El martes practicó con el resto del plantel y al día siguiente, cuando sus compañeros fueron a buscarlo para invitarlo a una de las semifinales de Primera, se encontraron que en la casa no había nadie, pero estaban las ventanas abiertas.

   Según los vecinos, la última vez que vieron al jugador había sido con dos valijas, subiendo a un colectivo de la línea 504.

 

Seis dedos

   Willie Frank Tolbert, el extranjero que trajo Pacífico en 2011, mostró mucho gol en sus particulares manos.

   Es que a raíz de padecer polidactilia, un trastorno genético, tenía un dedo más en cada mano, a la altura del meñique.

   “Soy una persona que está orgullosa de ello”, contó en su momento. Su abuela y su padre también tenían esa característica.

   “No me representa ninguna ventaja a la hora de jugar. Ni para tirar ni para picar la pelota”, agregó.

   “Ni siquiera de chico sufrí las cargadas. En realidad no les daba importancia. Sabía que era diferente y iba a ser siempre así”, entendió Frank.

 

Jugaron el torneo de la ABB

   El siguiente listado corresponde únicamente a los jugadores extranjeros que llegaron a la ciudad para jugar y, al menos, disputaron un partido del torneo local, sin contabilizar certámenes provinciales, nacionales o internacionales.

   En 2014, el estadounidense Jervaughn Scales jugó -nacionalizado-, por Olimpo.

   Actualmente, Bahía Basket cuenta con jugadores brasileños que permanecerán, en la medida que los tengan en cuenta para la Liga Nacional.

1979

   Tim Billingslea y Elisha McSweeney (Olimpo); Tom Wade y James Bates (Estudiantes).

1980

   Tim Billingslea, Elisha McSweeney y Charles Thompson (Olimpo); Gerald Cunningham, Lewis Linder, Chris Lockardt y Jimmie Dell Greer (L.N. Alem); Kurt Ekberg y Steven Criss (El Nacional); Michael Carter y Chris Raven (Pacífico); Kenneth Barnes y Charles Matheney (Estudiantes); Dawan Scott y Jimmie Hearns (Villa Mitre); Lewis Brown y Gary Devlin (Napostá) y David Fahrbach (Argentino).

1981

   Gary Devlin (Napostá); Jesse Hubbard (Estrella); Kurt Ekberg (El Nacional); Elisha McSweeney (Olimpo) y Kenneth Barnes (Estudiantes).

1983

   Leon Guydon (Villa Mitre).

1984

   Darryl Pinckney y Gerald Cunningham (L.N. Alem); Kenneth Barnes (Estudiantes) y Dawan Scott (Villa Mitre).

1985

   Gerald Cunningham (Villa Mitre) y Brent Hagwood (Pacífico).

1986

   Carey Holland (La Falda) y Mack Hilton (El Nacional).

1992

James Thomas (Villa Mitre).

1996

   James Thomas (Villa Mitre) y Eddie Roberson (Estrella).

1998 y 1999

   Eddie Roberson (Comercial).

2000

   Eddie Roberson (Napostá).

2001 y 2002

   Eddie Roberson (Comercial).

2003 y 2004

   Eddie Roberson (Napostá).

2005 y 2006

   Eddie Roberson (Pueyrredón).

2007

   Anthony Williams (Villa Mitre).

2008

   Eddie Roberson (Velocidad).

2011

   Gregory Truvillion (Liniers); Frank Tolbert (Pacífico); Lonnie Funderburke y Jabyroy Wilson (Comercial) y Marcus Sikes (Liniers).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias