El Cadillac de Arecco, Frondizi a bordo

9/7/2019 | 08:00 |

El Cadillac 47, propiedad de la municipalidad, cruza el arroyo Napostá, a la altura de Alsina, con el presidente Frondizi a bordo.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

 

La llegada del presidente Arturo Frondizi a Bahía Blanca, en el verano del 62, permite disponer de un documento único, a partir de las fotografías de esa visita tomadas por este diario.

La presencia del mandatario fue trascendente, por varios motivos. Primero, porque participó de la inauguración de varias obras. Segundo, porque fue su último viaje al interior antes de ser derrocado. Tercero, porque nos permite conocer el particular automóvil que disponía la comuna para el uso oficial.

Se trata, nada menos, que de un Cadillac, de los pocos fabricados por la General Motors en su tipo y modelo.

Esa marca se había ganado un lugar especial en el mercado, preferida por los artistas de Hollywood y habitual protagonista de las películas de época.

Era una marca de lujo y diseño. Cada unidad se destacaba por sus aletas traseras, su parabrisas envolvente, un interior amplio y los atractivos elementos de cromo y acero inoxidable.

La adquisición del Cadillac bahiense había sido realizada en octubre de 1953, durante la intendencia del ingeniero Norberto Arecco, en su segundo mandato como jefe comunal.

Arecco hizo la adquisición mediante licitación, para reemplazar a los ya vetustos Dodge modelo 1940 y Chevrolet 1935. El pliego licitatorio pedía un Cadillac, de manera específica.

Dos firmas participaron la compulsa, resultando más conveniente la propuesta de Régoli e Hijos.

La oferta era por un Cadillac 1947, de segunda mano, sedán de 4 puertas, motor Nº 5421201, cotizado en 60 mil pesos moneda nacional, unos 3 mil dólares de la época.

Antes de terminar 1953 el coche estaba disponible en la cochera comunal. Fue el auto oficial al menos hasta 1966, cuando fue dado de baja durante el mandato de Luis María Esandi.

Obras y una siesta

Frondizi fue recibido aquel febrero de 1962 en el aeropuerto de Villa Harding Green por el intendente municipal, Haroldo Carlos Ignacio Casanova.

En el Cadillac municipal se trasladaron a distintos sitios. El presidente puso en marcha los nuevos generadores en la Usina San Martín de Ingeniero White (El Castillo), habilitó el acueducto desde Paso de las Piedras y dejó inaugurado el puente sobre el arroyo Napostá, a la altura de calle Alsina.

El recorrido incluyó el paso por la municipalidad y por el club Argentino, donde Frondizi durmió una siesta de dos horas. Ese recorrido fue el que permite admirar el Cadillac municipal, frente al edificio que entonces ocupaba La Nueva Provincia y cruzando el arroyo.

El Cadillac en su paso frente al edificio de La Nueva Provincia, en Sarmiento 64

Los coches

La marca Cadillac guardaba además estrecha relación con el presidente Juan Domingo Perón, quien disponía de al menos tres de estos autos para uso oficial, siendo el más famoso el Cadillac Eldorado modelo 55, conocido precisamente como "El Cadillac de Perón".

Es famoso también el descapotable que General Motors le obsequió al primer mandatario en 1953, utilizado durante mucho tiempo para recibir personalidades extranjeras, como los casos de Milton Eisenhower y el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, entre otros.

El Cadillac descapotable adquirido durante el gobierno de Juan D. Perón

Una curiosidad adicional

No deja de ser llamativo el hecho de que las patentes del Cadillac Eldorado descapotable de Perón y el adquirido por Arecco difieran apenas en una unidad. El coche presidencial tenía patente 434676 mientras que el municipal era 434677.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias