Tras ser expulsado ante Chile

Messi no fue a recibir la medalla: "No quería ser parte de esta corrupción"

6/7/2019 | 19:07 |

"Lamentablemente la Copa está armada para Brasil, ojalá que los árbitros y el VAR no tengan nada que ver y Perú pueda competir", agregó.

Foto: Reuters

   Siendo muy crítico con el arbitraje y admitiendo que "quizás le pasaron factura por lo que dijo", Lionel Messi luego de ser expulsado en el triunfo de Argentina ante Chile, por el tercer puesto de la Copa América.

   El rosarino, quien sufrió su segunda expulsión en 825 partidos, habló con la prensa en zona mixta -al igual que en todos los partidos- y atacó duramente a la Conmebol, al arbitraje y la corrupción.

   Además, se quedó en el vestuario y no fue a recibir la medalla de bronce que entregó la organización del certamen.

   "No fui (a recibirla) por todo un poco, creo que nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de la falta de respeto que se nos hizo durante toda esta Copa. Nos vamos con la sensación de que estábamos para más, de que fuimos en crecimiento y de que no nos dejaron estar en la final.  Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol”, señaló Messi.

   Y fue más allá.

   “Lamentablemente creo que (la Copa) está armada para Brasil, ojalá el VAR y los árbitros no tengan nada que ver en la final y Perú pueda competir, porque tiene equipo para hacerlo”, avisó.

   En cuanto al encontronazo con Medel entendió que con "una amarilla para cada uno se solucionaba".

   “Él es así, que va siempre al límite, que tien muchas de estas peleas dentro del partido. No era roja para ninguno de los dos, era amarilla para cada uno y terminaba ahí. Antes de empezar el árbitro me dijo que era un árbitro que le gustaba hablar mucho, que esperemos que nos llevemos bien y en la primera me echa”, apunto.

   Por otra parte, al ser consultado si le preocupaba la sanción después de estas declaraciones, fue contundente: “Que hagan lo que quieran, yo me voy tranquilo, con la cabeza alta y orgullo de este grupo que dio todo y fue en crecimiento. Espero que se respete este grupo y que la gente lo banque como lo está haciendo, porque tiene mucho para dar”.

   "Siempre hay que ser sincero, yo siempre digo la verdad y eso es lo que me deja tranquilo. Si lo que digo afecta o tiene repercusiones ya no es parte mía, yo siempre fui sincero, claro; como hay que ser en todos los aspectos de la vida", se despidió el capitán argentino.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias