Enrejando el discurso de la reelección en la Provincia

4/5/2019 | 06:30 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en La Plata.

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   El reloj electoral no se detiene ante la ansiedad de la dirigencia política. En ese contexto la gobernadora María Eugenia Vidal decidió reforzar su discurso de reelección en la Provincia, ratificando así su alineamiento político con el presidente Mauricio Macri.

   "Me sobra garra y corazón para acompañar a los bonaerenses los próximos cuatro años", remarcó en público Vidal días atrás durante un acto con Macri, y agregó: "Entre el presidente y yo hay equipo”. 

   Poco antes, la gobernadora había presentado su propio paquete “de alivio” con medidas económicas en sintonía con lo anunciado por el presidente.

   En la residencia gubernamental aseguran que la mandataria provincial repetirá todas las veces que sea necesario su decisión de competir para quedarse otro período en la sede del Ejecutivo bonaerense.

   Se comenta en las diagonales que la decisión de bajar totalmente la persiana de la alternativa Vidal como opción nacional corrió por cuenta de Marcos Peña, buscando disciplinar, una vez más, a los impulsores de una candidatura presidencial de la gobernadora.

   Macri no hace pie en las encuestas de intención de voto. Ese análisis puntual permite reflejar el clima de turbulencia política que hay dentro de Cambiemos.

   De algún modo, Vidal podría buscar “alambrar” la Provincia, aplicando mayor delicadeza en la estrategia comunicacional. En ese proceso interno podría ponerse a salvo de posibles heridas políticas, tras la saga de derrotas que viene sufriendo el gobierno nacional en lo que va del calendario electoral en distintas provincias.

   “Estamos al lado de la gente en estos momentos difíciles”, asegura el Secretario General de la Gobernación, Fabián Perechodnik. “La suerte del oficialismo de Cambiemos está atada a Macri”, le responden desde el peronismo opositor.

   La obra pública será el caballito de batalla que utilizará Cambiemos para hacer proselitismo y comparar la gestión Vidal con la del peronismo. La propia gobernadora estableció el libreto comunicacional. "Hoy las obras se empiezan y se terminan sin cuadernos de por medio". Sutileza discursiva para señalar los trabajos de infraestructura en los 135 municipios de la PBA “sin corrupción".

   Algunos interpretes del espacio legislativo de Cambiemos acotan: “No trabajamos para juntar votos ni para ganar elecciones, trabajamos para poner de pie lo que otros dejaron caer, más allá de las vicisitudes económicas”. 

   En tanto, la licencia y  el desafuero que pidió el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, tras radicar una denuncia judicial por considerarse víctima de una extorsión por un presunto caso de acoso sexual provocó un inusitado desconcierto, especialmente en el oficialismo de Cambiemos.

   El caso habría provocado que sea la propia gobernadora la encargada de pedirle al diputado que dé un paso al costado. El apartamiento puede trastocar el esquema de poder en Diputados: durante la sesión especial del 9 de mayo y por dos meses, el peronismo de la Sexta podría quedar a cargo de la presidencia y la vicepresidencia con la pigüense Marisol Merquel (PJ dialoguista) y el tresarroyense Carlos “Cuto” Moreno (Unidad Ciudadana) respectivamente.

   El massismo adelantó que no votará afirmativamente el pedido de licencia que requiere Mosca. La bancada entiende que el legislador no tiene necesidad de dejar el cargo, ya que, por el momento, no hay una denuncia formal en su contra. 

   De insistir con el pedido de licencia, el bloque del Frente Renovador podría pedir elegir nuevamente a todas las autoridades de la Cámara Baja. Sí, en cambio, el massismo pretende avalar el desafuero para que la Justicia actúe e investigue

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias