Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Ordenan tirar comida en mal estado del galpón municipal donde se presentaron los vales truchos

La inspección se realizó dos semanas después de la denuncia penal por la falsificación de la firma de un funcionario de Políticas Sociales. La comuna afirma que no se tiraron alimentos y que se exigió el recambio al proveedor.

La delegación Noroeste (foto) se encuentra en la misma cuadra que el galpón. (Archivo La Nueva)

Maximiliano Allica / mallica@lanueva.com

   La Dirección de Fiscalización de la Municipalidad, a pedido de la propia Secretaría de Políticas Sociales, relevó hace 11 días el estado de un galpón que utiliza la comuna en calle Pacífico 281, así como los elementos existentes allí.

   Como resultado surgieron diversas irregularidades y se ordenó desechar alimentos en mal estado.

   Se trata del mismo depósito que quedó en el centro de la polémica por una denuncia penal de un funcionario de Políticas Sociales, quien detectó 10 vales con su firma falsificada para el retiro de materiales de construcción en el marco de un plan social destinado a la población más vulnerable.

   Dicha denuncia se radicó en la Justicia el 22 de febrero, mientras que la verificación del galpón se efectivizó el 8 de marzo, de acuerdo con las actas a las que tuvo acceso La Nueva.

   Según se desprende de esos documentos, el relevamiento fue solicitado por la nueva titular del área social, Vanina González, quien asumió el 1 de marzo y, tras conocerse la mencionada denuncia, declaró: "Esperemos no estar ante una organización".

   Una de las actas sostiene que en el lugar cohabitan materiales de construcción con alimentos y agrega que allí se observa "abundante cantidad de telarañas, presencia de excrementos de palomas y escasos excrementos de roedores". Se describe, además, que el espacio no cuenta con certificado de control de plagas "el cual deberá ser realizado a la brevedad".

   Luego se detalla que hay colchones, maderas, telas y cal "en el mismo sitio donde se encuentran los alimentos". Los inspectores también señalaron que algunos ventanales estaban abiertos y que no tienen mosquiteros "lo cual es fundamental para impedir el acceso de plagas".

   Asimismo manifestaron que hay descascaramiento en el cielorraso y que no sirve como depósito para alimentos con fines de consumo humano, instando a consultar al Departamento de Habilitaciones para que asesore sobre el uso del inmueble siguiendo las normativas vigentes.

   La segunda acta explica cuáles son los alimentos: 800 paquetes de 1 kilo de harina de trigo, 500 de harina de maíz y 100 de medio kilo de polenta (1.350 kilos de comida en total), todos con fecha de vencimiento en orden.

   No obstante, en la inspección se tomaron varias muestras en forma aleatoria, donde se encontraron gorgojos en distintas etapas del ciclo de vida (larvas, pupas y adultos). 

Uno de los paquetes de harina en mal estado.

   "Por lo expuesto, se recomienda el desecho inmediato de la mercadería y evitar la contaminación del resto de la mercadería que se encuentra en el depósito", finaliza el documento.

   Desde la Municipalidad se comunicaron con este diario y negaron que se haya tirado comida. "No se tiró mercadería, hace 10 días se detectaron algunos productos en mal estado (gorgojos), fue fiscalización, realizó el acta y se reclamó a los proveedores, por lo que se hizo el recambio", se afirmó.

   Este problema se suma a la antes mencionada denuncia por los vales truchos, presentada por el director general de Monitoreo Interno, Lisandro Redivo. Dicha causa se instruye en la UFIJ Nº 8, a cargo del fiscal Marcelo Romero Jardín.