Liga Argentina

Lisandro De Tomasi, entre la victoria, la enfermería y el próximo objetivo

12/12/2019 | 07:00 |

Villa Mitre cerró el año en el Osvaldo Casanova venciendo a Parque Sur por 66 a 64. El entrenador se mostró calmo, satisfecho y optimista.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Mauro Giovannini / mgiovannini@lanueva.com

   ¿Podrá Villa Mitre afrontar la Liga Argentina de básquetbol con la base del plantel que logró el ascenso?

   La pregunta retumbaba tres meses atrás y, si bien la temporada es joven, luego de 13 partidos (récord de 7-6, con 5-2 de local) al tricolor los números le cierran.

   Anoche, completó el año en el Osvaldo Casanova derrotando a Parque Sur por 66 a 64. Significó -además- el inicio de la segunda fase, cuyo futuro inmediato le deparará dos juegos en la ruta: el próximo martes visitará a Racing de Chivilcoy y el jueves siguiente a Ciclista Juninense.

   "El conocimiento de los chicos, de que muchos vengan jugando hace tiempo juntos, es muy importante para cualquier categoría. Nosotros hoy nos estamos basando en eso y en el aporte de los chicos que vinieron nuevos", sintetizó Lisandro De Tomasi en diálogo con La Nueva.

   "Se nos escaparon algunos partidos que nos hubiesen permitido estar un pasito más arriba, pero el balance es positivo. No nos conformamos con lo que hicimos y queremos ir por más y creo que defendimos muy bien la localía perdiendo dos partidos solamente en una cancha que no es nuestra y en la que entrenamos poco", agregó el entrenador.

   Ante los entrerrianos, el tricolor arrancó 9-0 y mantuvo su aro cerrado por 4m02.

   Pero fue un espejismo. Porque la visita fue entrando en ritmo de juego poco a poco, con Legaria en la conducción y la destreza de Patrick Smith en la pintura.

   Ya el 1C acabó igualado (17-17) y la paridad se extendió hasta el descanso largo, más allá de que Pennacchiotti desniveló en la última (34-32).

   En líneas generales, el tricolor no tuvo fluidez ofensiva y se fue desdibujando hasta que, contra zona, anotó dos triples en fila (Scarpaci y Zambrano).

   Claro, De Tomasi tuvo a su conductor natural sentado todo el primer tiempo.

   "Llegamos con José (Gutiérrez) con un esguince de tobillo y de rodilla que no pudo entrenar prácticamente en la semana. Facundo Escobar con una distensión que no pudo entrenar en la semana. Fede Harina estuvo con fiebre en la semana, no pudo entrenar dos o tres días. Entonces, sumado a que el torneo es muy parejo, esas complicaciones a veces te hacen tomar otras decisiones y tal vez a algunos les toca jugar algunos minutos de más. Al margen, estamos muy conformes con lo realizado hasta ahora, con la competitividad que nosotros mostramos", contó.

   Gutiérrez salió de movida al 3C y sacudió el juego. Tuvo incidencia directa en las primeras tres jugadas para que Villa Mitre se distancie 40-32: asistencia a Amigo, bandeja y recupero que terminó con doble de Pennacchiotti.

   Pero al tricolor le siguió faltando algo para adueñarse del juego: esta vez, lanzó muy mal a distancia.

   En el primer tiempo hizo 3-10 y en el 3C abolló el aro: 0-10, incluso con lanzamientos a pie firme.

   ¿La buena? Enfrente se cargó el foráneo Smith, quien para tranquilidad local, estuvo más tiempo afuera que adentro (18m08).

   "El juego nuestro iba a pasar por el juego interior. A ellos les faltó un norteamericano (Leon Hampton Jr.) que está lesionado y no pudo viajar con el equipo entonces nosotros sabíamos que ellos en el juego interno tenían poco cambio. La idea era apostar ahí. Hoy tuvimos un porcentaje muy malo en tiros de tres puntos, pero lo pudimos resolver. El equipo cuando corre también se siente cómodo así que estamos tratando de buscar un poquito eso, sobre todo con equipos que te defienden mucho zona como pasó hoy y te las tenés que rebuscar un poquito más", relató De Tomasi.

   En ese contexto, el primer y único triple de Harina fue un desahogo. Restaban 7m25 y sirvió para empatar el marcador 54-54.

   Luego, dos caídas de Pennacchiotti, con asistencia de Gutiérrez, parecieron encaminar el partido: 58-54, a 5m58.

   Porque además, Smith regresó a la acción tras el tiempo muerto y los jueces le pitaron una cortina en movimiento que lo sacó definitivamente.

   Pero no. Villa Mitre debió sufrir un poco más. 

   Estando 64-64, Pennacchiotti falló un lanzamiento corto y Parque Sur tuvo la bola. La buena defensa local enredó a Legaria, quien intentó forzar la penetración y perdió la bola con Harina. El base visitante cometió la típica falta de la pelota perdida, ahora penalizada con antideportiva: 2-2 t1 para ponerse 66-64.

   Sin embargo, Heinrich malogró la posesión y le dio 24s a Parque, que tuvo ¡tres tiros para igualar el juego!

   Fallaron Lugrin -en dos oportunidades- y Zulberti, sobre la chicharra final.

   "Mi idea era ganar los cuatro partidos que completaban el año. Se lo manifesté al equipo en su momento y creo que lo podemos hacer. Sabemos que los partidos afuera son muy difíciles de ganar, por eso le damos valor a las dos victorias que obtuvimos. Ahora quiero recuperar jugadores, pero tenemos todo para ir a pelear y traernos los dos", completó De Tomasi.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias