El cambio de gobierno vino con un giro de timón en el futuro del puerto de Buenos Aires

2/11/2019 | 06:45 |

El Frente de Todos analiza el plan de entregar la zona portuaria a un solo operador y generar inversiones de casi USD 1.800 millones.

El cambio de gobierno y de ciclo político que acaba de comenzar le pondrá freno a uno de los proyectos más ambiciosos y megamillonarios de la administración Macri, como es la licitación del Puerto de Buenos Aires.

Una iniciativa mediante la cual se iba a entregar la concesión de las cinco terminales a un solo operador en lugar de los cuatro que actualmente se reparten las operaciones y que, según las autoridades, iba a generar inversiones por más de USD 1.800 millones.

Desde el Gobierno se viene asegurando que el beneficio de entregar el control del puerto porteño a un solo grupo se observará en los costos ya que las tarifas máximas serán establecidas por pliego para garantizar una mayor transparencia y competitividad.

El plan de Cambiemos fue lanzado en diciembre del año pasado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la Administración General de Puertos (AGP) con el objetivo de adjudicar el proceso entre octubre y noviembre, plazos que ya se vencieron.

De hecho, la agenda consensuada entre las autoridades ya había postergado para el próximo 2 de diciembre la apertura de los sobres con las ofertas para hacerse cargo de la concesión a partir del año próximo.

Cambio de mando

Sin embargo, luego de la victoria de la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández, esa fecha está en dudas. Es más, las actuales autoridades de la AGP ya mantienen reuniones con referentes del Frente de Todos para tomar una decisión definitiva a pesar de que en el entorno de la AGP dicen que el cronograma se mantiene.

Por lo menos así lo admitió el propio Gonzalo Mórtola, titular del organismo que tiene a su cargo la intervención de las actividades portuarias desde hace por lo menos 30 años.

En diálogo con iProfesional, el funcionario explicó que "el proceso continúa tal cual como marca la ley". Pero también admitió que la AGP se encuentra consensuando el futuro de la licitación a partir del próximo 10 de diciembre.

"Ya estamos coordinando este tema con quien será la nueva autoridad a partir del 10/12, y cuando tomemos juntos la decisión se comunicará, por lo cual hasta ese día todo el proceso avanza como debe ser", le informó Mórtola a dicho medio.

Sus palabras abren incógnitas sobre la apertura de los sobres que en un primer momento se había pautado para el pasado 2 de octubre y que luego se postergó por dos meses.

En ese momento, el propio administrador de la AGP había aclarado que la suspensión de la licitación se había adoptado "para hacer caso a un pedido de los candidatos que pidieron más tiempo para analizar los pliegos".

Lo concreto es que existen muchas chances de que la fecha del 2 de diciembre tampoco se cumpla y que todo el proceso sea revisado por el nuevo gobierno del Frente de Todos, que rechazaría entregar el puerto porteño a un solo grupo multinacional y evaluaría cambiar profundamente los pliegos de la licitación y, en especial estudiar los reclamos gremiales y de sectores peronistas que piden modificar las condiciones y hasta en algunos casos proponen dividir las actividades entre dos operadores.

También para escuchar la postura de las pymes, preocupadas por entender que la unificación de la operación provocaría una pérdida de al menos 500 puestos de trabajo. Como ejemplo, argumentan lo sucedido tras la presentación del procedimiento preventivo de crisis de TRP que en julio del año pasado provocó un centenar de despidos.

De esta forma, no se van a conocer los nombres de los grupos candidatos a quedarse con el negocio ocho días antes de que Alberto Fernández se convierta en el nuevo presidente de los argentinos.

Algunas hasta se animan a sostener que el Frente de Todos buscará modificar drásticamente el proyecto inicial que todavía defienden desde el gobierno de Mauricio Macri para entregar a un solo operador las cinco terminales en reemplazo de los cuatro grupos que actualmente se reparten las actividades del puerto porteño.

De hecho, se estima que el reemplazante de Mauricio Macri ya designó las nuevas autoridades tanto para el Ministerio de Transporte como para la AGP y que serán las nuevas autoridades las que tendrán la tarea de estudiar el futuro de la principal zona portuaria de la Argentina.

¿Traspaso de Nación a la Ciudad?

Está muy fría la posibilidad de que se traspase la jurisdicción de la zona nacional al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, aunque se estudiaría finalizar con la intervención nacional en la actividad portuaria.

En este sentido, el propio Mórtola desestimó que la zona pase a ser controlada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, pero admitió que trabaja en un proyecto para terminar con la intervención.

"Ni yo, ni nadie de mi equipo estamos trabajando en ningún traspaso de jurisdicción de Puerto Buenos Aires a la Ciudad. Sí estamos trabajando junto al personal permanente de Puerto Buenos Aires es en un proyecto para terminar con la intervención de AGP que lleva 30 años y ya no tiene razón de ser".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias