¿Qué pasa con...? “No tengo ganas de seguir en Olimpo”, dijo Caballuci

Aclaró su situación

¿Qué pasa con...? “No tengo ganas de seguir en Olimpo”, dijo Caballuci

16/7/2018 | 18:54 |

Pese a que tiene contrato hasta junio de 2019, acaba de inhibir al club aurinegro por falta de pago. ¿Y ahora?

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   ¿Qué pasa con Rodrigo Caballuci, quien tiene contrato con Olimpo hasta junio de 2019 y sigue sin presentarse a entrenar con el plantel? El hincha aurinegro quiere saber cual es su situación, si está totalmente repuesto de su entesitis (que lo llevó a someterse a un tratamiento de 4 sesiones denominado “plasma rico en plaquetas”, en Rosario), si ya puede jugar y que será de su futuro futbolístico.

   “Hace dos meses te decía que iba a seguir en Olimpo, pero últimamente las cosas cambiaron y ya no pienso lo mismo”, fue la primera impresión del volante nacido en Villa Gesell y formado deportivamente en Douglas Haig de Pergamino.

   Y arrancó con una historia prácticamente desconocida para todos los que, de alguna manera, están ligados al mundo olimpiense.

   “Llegué a Olimpo hace dos años, pero cuando en junio de 2017 el equipo se salvó del descenso, firmé una extensión de mi contrato con un aumento considerable. Hace una semana me entero que esa prolongación, firmada por el presidente anterior (Alfredo Dagna), nunca se presentó oficialmente en AFA. Lo más triste es que el presidente actual (Mauro Altieri) no me quiere reconocer ese nuevo contrato, pese a que yo tengo una copia en mi casa y, seguramente, otra debe estar en el club”.

   —A ver si entiendo. Si el vínculo al que te referís no es oficial, es por responsabilidad de la comisión anterior, no de esta. ¿O me equivoco?

   —Es así, pero la CD de ahora me quiere hacer creer que yo no cobro ese dinero, sabiendo que tengo los recibos de sueldo desde julio del año pasado hasta enero de 2018, el último mes que cobré. Los directivos me dicen “ese monto no existe”, cuando ellos me depositaron esa plata en sus primeros dos meses de gestión. Primero me reconocieron el contrato y ahora me dicen que no existe; es algo que no logro entender.

   “Si es como ellos aclaran, entonces de julio a enero estuve cobrando dinero inexistente. Incluso la AFIP me retuvo los impuestos. Estoy mal. Además de los salarios, me adeudan dos aguinaldos y cinco meses de alquiler. Y no tengo en cuenta el tratamiento, del que se iba a ser cargo el club y terminé costeando con plata de mi bolsillo. Te podés imaginar como estoy...”.

   —¿Inhibiste a Olimpo en Futbolistas Argentinos Agremiados?

   —Ahora si. Olimpo me mandó una carta documento porque no me presenté a entrenar y yo respondí que lo iba a hacer si en el transcurso de 48 horas me depositaban el dinero de la deuda. No pasó nada, por eso me enviaron otra carta documento. También la respondí exigiendo romper el contrato por falta de pago.

   “No me presenté a entrenar porque no cobré ni un peso de la deuda. A todos les cumplieron, incluso a los que se fueron, menos a mi. Al no tener respuesta para la cancelación de toda o parte de la deuda, recurrí al gremio a exigir lo que considero que es mío. La deuda es grande y me la empezarán a saldar , seguramente, cuando arranquen los torneos de AFA”.

   “Por todo lo que te conté, no tengo ganas de seguir en Olimpo”.

   —¿Por qué crees que sólo a vos no te pagaron?

   —No sé, mis compañeros, los que son parte del plantel, están prácticamente al día. No puedo vivir así, subsisto con plata que me presta mi suegro”.

   “¿Qué explicación me dan? No hablo con la dirigencia, lo hace mi representante (Gastón Ibáñez), quien hace unos días optó por renunciar a la deuda que el club mantiene conmigo a cambio de dejarme en libertad de acción. La dirigencia le contestó que dejaban la deuda sin efecto y que se quedaba con el 50 por ciento de mi pase. Por supuesto que no aceptamos. Soy bueno, pero no b...”.

   —¿Ya estás para jugar?

   —Sí, estoy muy bien, en condiciones de empezar a hacer fútbol.

   —El hincha puede decir: “Caballuci se queja pero hace un año que no juega”.

   —Lo entiendo al hincha, pero no creo que haya nadie que trabaje y aguante cinco meses sin cobrar.

   “No sé que va a pasar, si podré arreglar mi situación o no. Estoy dolido, más que nada porque en Olimpo viví una gran temporada (2016-2017), tanto en lo deportivo como en lo personal y grupal. De eso no me olvidaré jamás.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias