Olimpo: menos del árbitro, el DT Darío Bonjour habló de todo

Ecos del puntazo en Santiago del Estero

Olimpo: menos del árbitro, el DT Darío Bonjour habló de todo

6/11/2018 | 20:53 |

“Siempre miro el arco de enfrente, porque para sumar puntos hay que arriesgar”, fue una de las frases que dejó la charla a fondo con el entrenador aurinegro. Y hay más...

Olimpo: menos del árbitro, el DT Darío Bonjour habló de todo

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   “No voy a hablar del árbitro”.

   No fue una condición determinante, pero habían pasado apenas algunos minutos del candente empate entre Central Córdoba de Santiago del Estero y Olimpo, y el DT aurinegro, Darío Bonjour, prefirió no decir nada que lo perjudique, sobre todo después del valioso punto conseguido por el conjunto bahiense en una cancha complicada, con un calor insoportable y en medio de un clima hostil.

   “Cuando estemos más fríos vamos a valorar este punto, aunque voy a seguir pensando que podríamos haber ganado. Pero en el segundo tiempo nos expulsaron un jugador, después otro, el partido se calentó y, con todo en contra, no lo perdimos. Por eso es bueno haber sumado”, sostuvo, analítico y sin vueltas, el orientador olimpiense.

   —¿El empate fue justo teniendo en cuenta que la figura del encuentro fue el arquero Fermín Holgado?

   —La figura fue el arquero nuestro, pero hubo una clara inclinación de la cancha y nos “cascotearon” el rancho, y debido a eso cobraron más notoriedad las intervenciones de Holgado. Teníamos en cuenta de que el partido se podía complicar si empezábamos ganando, sobre todo porque ellos, más acostumbrados al calor, se nos iban a venir encima. Habíamos hablado con Fermín, que tenía que responder y respaldarnos. Encima, las divididas eran para un solo lado y eso, inconscientemente, te hace replegar.

   “Holgado está bárbaro, se asentó en el puesto y nos brinda seguridad”.

   —En tu época de jugador, ¿te pasó que un árbitro expulse a un arquero con doble amarilla por demorar el juego?

   —Nunca. No sólo eso, a los 7 minutos de tiempo adicional que dio, que ya era una locura, después le agregó dos más. Es una lástima que haya tomado la decisión de expulsarlo porque lo podría haber hablado; tal vez manejarlo de otra manera.

   “Además se generaron situaciones que parecían de épocas pasadas, como que se arrojen proyectiles, que te aprieten los hinchas o que te quieran pelear en tu propio banco de suplentes. Había personas dentro de la cancha que nada tenían que ver con el partido. Eso lo viví en un Federal A o B, en lugares inhóspitos y que son tierra de nadie, pero esto es B Nacional, estás a un paso de Primera división. Te duele que haya sucedido esto en un partido que estaba tranquilo, donde no había pasado nada”.

   Olimpo sumó por primera vez de visitante en el torneo y tendrá una presión menos de ahora en adelante, pese a que sigue último en los promedios y no puede ganar dos partidos seguidos.

   “Sabía que esto iba a suceder en cualquier momento, porque el equipo hizo un clik, está entendiendo situaciones que antes desconocía y va adquiriendo experiencia, pese a que seguimos lamentando los dos puntos que perdimos con Los Andes”.

   “En Santiago, Olimpo demostró fortaleza física y mental, supo manejar y trabajar el partido. Soportó el vendaval de situaciones inesperadas y ya empezó a moldear la personalidad que tiene que tener para esta competencia”.

   —Tengas el equipo que tengas, tu idea es siempre salir a buscar el resultado, sin temores ni especulaciones. No traicionás tus principios, y eso es una gran virtud.

   —Soy de mirar el arco de enfrente. Si toda la semana trabajamos cómo atacar y lastimar, el día del partido no podemos cambiar el libreto y meternos atrás. Además, si te refugiás en tu campo y te meten un gol, ¿cómo hacés para modificar el plan si habías preparado el partido con la idea de cuidarte y defender? ¿Se entiende? Ahora, si yo como visitante meto un gol, le complico el panorama al local. Y la idea siempre es hacerle la vida imposible al otro.

   —Olimpo suele tener un bajón en los segundos tiempos, regalando posesión y espacios, dejando jugar demasiado al rival. ¿A que se debe?

   —En este partido, cuando el rival salía jugando desde el fondo, teníamos que cerrarnos y achicarnos para que no nos metan pelotas peligrosas. El planteo fue muy bueno, incluso hasta cuando quedamos con uno menos. También es cierto que siempre vamos a correr riesgos porque el equipo sale a buscar los partidos. Nos trajimos un puntos desde Santiago porque fuimos al frente; es así.

   “Hay que ser inteligentes: saber atacar y quedar bien parados para aguantar las contras. Si hacés bien esos deberes, a la alarga te da resultados. El equipo está logrando un equilibrio y los jugadores se fortalecieron mentalmente”.

   —De visitante les expulsan futbolistas en todos los partidos. ¿Por qué no lo pueden corregir?

   —Es necesario evaluar cómo, porqué y en que condiciones fueron las expulsiones. Por ejemplo: contra Brown de Adrogué echaron a Ferreyra, cuando el 5 de ellos, en menos de 20 minutos, había pegado tres patadas y ni amarilla. Y el árbitro era el mismo que ante Central Córdoba (Lucas Novelli Sanz).

   —¿Pasa porque es Olimpo?

   —No sé, pero nos sucede seguido.

   —Futbolísticamente hablando, el equipo comete reiterados pecados de juventud. ¿Los notás?

   —Puede ser, pero valoro el presente del equipo, que está mostrando carácter y no se lo llevan por delante. Los pibes le están poniendo el pecho a las balas sabiendo que los partidos hay que jugarlos para ganarlos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias