De camping

“Qué mal la estamos pasando”, la ironía de un día perfecto

18/10/2018 | 19:03 |

Momentos eternos que duran tan sólo unos minutos. La naturaleza puede ser feroz, pero también puede ser gigante mostrando su silencio. Aquél día de pesca que todos queremos repetir.

Franco Pignol / fpignol@lanueva.com

   El sol brilla en el agua salada que devuelve el reflejo de un cielo celeste despejado. Después de unos minutos de oleaje la marea se plancha y más que un mar parece una laguna el mismísimo océano Atlántico.

   La línea recta de la tanza se curva y muestra su pancita. Recogés una vuelta y se vuelve a estirar. Ese intento es demasiado bruzco entonces el golpe de la plomada contra el fondo marino te confunde. No fue un pique. Lo único que picó fue la plomada contra el piso.

   Mirás el horizonte. La lancha no se mueve. Esa paz que no sentías hace no sé cuánto te muestra el valor de un instante. A veces la naturaleza puede ser catastróficamente grande, pero también con su anonimato puede ser tranquilizadoramente maravillosa.

   Pero todo es efímero. Por eso hay que disfrutar.

   Pensás en volver a ponerte bronceador cuando de repente la caña botera parece escaparse de tus manos. Las pulsaciones se alteran. Las tuyas y las de la hermosa corvina rubia que intenta desesperadamente devolverte el anzuelo. Aunque aún no la viste, te das cuenta que es una de ellas por la intermitente manera en que la punta de la caña cabecea.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Recogés un poco y soltás menos. Otra vez. Y así hasta que la ves. Hermosa, brillante.

   ¿Parrilla o devolución? Es bastante grande como para darte una panzada esa misma noche. Sabés que no la vas a comer. La devolvés.

   Las arrugas que muestra el agua desde el bote como si fueran radiaciones circulares recuerdan que hace unos minutos estabas pensando en el bronceador y en la inmensidad de la naturaleza.

   “Qué mal la estamos pasando...”, dice tu mejor amigo mientras recoge su línea suavemente arriba del mismo bote, del mismo mar, del mismo océano que vos.

   Volvés a encarnar.

   Suena "Perfect Day", de Lou Reed.

   Abrís la conservadora...

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias