Toda la magia de Tropea

16/7/2017 | 18:35 | A pie se puede recorrer un circuito de iglesias y palacios de otros siglos que se suceden entre las callecitas silenciosas.

Por
David Roldán

A vuelo de pájaro, puede decirse que toda la geografía de Italia es una acumulación interminable de paisajes que terminan conmoviendo a la sensibilidad humana.

Paisajes en los que se entremezclan los tiempos de la humanidad apoyados por geografías tan dispares como parecidas, unas de otras, casi siempre bañadas por mares de tonalidades profundas.

Tropea, en el sur, está incluida en la paleta que reúne esas bellezas.

A la postre, un diminuto y antiquísimo pueblo de la Región de Calabria que parece detener al increíble Mediterráneo entre los golfos de Santa Eufemia y Gioia.

Seduce Tropea porque conserva los testimonios del pasado y los coloca a la vista de los turistas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Con fachadas altas de granito,arcos románicos y muchos pasajes angostos con base empedrada.

El centro se concentra entorno de la Piazza Ercole donde, como todo espacio público, la gente se reúne, como parte de una costumbre imposible de transformar.

En tanto, en los bares que permiten echar una mirada al mar interminable, llega el café express para acompañar los trocitos de roscas de almendras que son un manjar.

La siesta es sagrada para los lugareños.

Para los visitantes, arranca la oportunidad de estirarse sobre la arena y apropiarse del suave murmullo del mar que lame los pies de las rocas.

Al atardecer, la ocasión de perder la mirada en la profundidad del mar, aprovechando el momento ideal para... soñar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias