Confirmaría el modus operandi del sospechoso

La madre de la menor que habría sido abusada por Luna habilitó investigar la causa

17/10/2017 | 08:42 | El caso sucedió días antes del de Micaela y se descubrió por Facebook, ya que la menor nunca lo confesó.

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

   La madre de una adolescente que habría sido abusada por Jonathan Luna, tras ser engañada mediante una modalidad similar a la que sufrió Micaela Ortega, se presentó en las últimas horas en fiscalía para habilitar el inicio de la acción penal.

   Los delitos de índole sexual son de instancia privada y solo pueden ser perseguidos penalmente en el caso de que la víctima acepte la medida.

   La menor sería entrevistada por psicólogos, ya que nunca confesó haber sido víctima del ataque, que trascendió a través de los diálogos de los distintos perfiles de Luna, que envió Facebook en el marco de la causa principal.

   El hecho, de confirmarse, ratificaría el modus operandi y el móvil de Luna, teniendo en cuenta que su defensor, durante los alegatos en el juicio por el femicidio, se inclinó por la hipótesis de homicidio en ocasión de robo.

   Además, este nuevo caso, por sus detalles aberrantes, dejaría al descubierto el grado de perversión del acusado.

"¿Por qué no viniste...?"

   Es que a esta chica, entonces de 13 años, la contactó a través del perfil "Rochi de River" entre el 8 y el 15 de abril de 2016 (Micaela desapareció el 23). Se hizo pasar por "amiga" y quedaron en encontrarse en Villa Rosas, afuera del banco Credicoop.

   Cuando la menor iba en camino, en un colectivo de línea, "Rochi" le dijo que no llegaba pero que la iba a pasar a buscar su hermano, que trabaja en esa zona.

   "...Va a tener un gorro y un buzo negro, hablale porque no te conoce...", le advirtió.

   La menor llegó y se topó con un desconocido, que en realidad no era el hermano de "Rochi", sino que sería Luna. Mediante engaños la trasladó hasta un descampado, donde la habría golpeado, robado y abusado sexualmente.

   Y la maldad continuó a un grado extremo. Después de unas horas, "Rochi" volvió a tomar protagonismo, por las redes: "¿Por qué no viniste...?", le preguntó y la incauta menor le respondió que, en realidad, su hermano nunca había aparecido y que un extraño la había engañado y atacado.

   Ese diálogo lo refrescó en el alegato el fiscal Rodolfo De Lucia, en busca de ratificar -a partir de la repetición- el móvil sexual en el caso de Micaela y, consecuentemente, lograr la condena de prisión perpetua.

Silencio y cambios de conducta

   La menor nunca contó lo sucedido -sí dijo que había conocido al que luego se identificó como Jonathan Luna, pero que nunca pasó nada-, aunque desde aquella fecha su madre empezó a notar trastornos de conducta, como rebeldía, desafecto, resistencia a ir a la escuela y cambios en la vestimenta, entre otros factores que se pueden emparentar con el trauma vivido.

   Ese dato -aportado por la mujer durante su declaración ante el fiscal Mauricio del Cero-, se suma al diálogo que se pudo obtener luego de revisar todo el material enviado por Facebook, revelador de un ataque de tipo físico y sexual.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias