UN FRAUDE MILLONARIO

Embargan a kiosqueros de la estafa a Sapem

28/5/2016 | 01:04 | La medida alcanzó a los vehículos de quienes vendieron saldo de la tarjeta Bahía Urbana con origen desconocido.

Federico Retta, uno de los kiosqueros más complicados en la investigación.

Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com

El abogado de Bahía Transporte Sapem (BTS), Juan Ignacio Vitalini, afirmó ayer que la Justicia embargó siete vehículos a los kiosqueros que utilizaron tarjetas Bahía Urbana con saldos multimillonarios para cargar y vender saldo de manera paralela a la empresa de capitales municipales mayoritarios.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

La medida no solo alcanzó a los dos comerciantes de Alsina 11 y Chiclana al 400 que aseguraron haber encontrado de manera casual esos plásticos ante el fiscal Gustavo Zorzano, sino a otros kiosqueros de Belgrano al 100, Chiclana al 100 y San Martín al 400 que compraban crédito a menor valor.

“Investigamos en el Registro Automotor y pedimos la inhibición de esos bienes para que al menos no puedan venderlos y tengan capital con el cual responder ante el fraude”, dijo Vitalini. La idea es recuperar los 3,5 millones de pesos en saldo que los involucrados vendieron a usuarios de colectivos.

Vitalini anticipó que en este momento analizan pedir la revocación de la habilitación comercial de esos negocios, aunque esa decisión depende de las autoridades de BTS. “En el caso de Alsina 11, figura a nombre de la madre del propietario, Federico Retta, y eso es un inconveniente desde el punto de vista legal. Habrá que analizar qué hacer una vez que la sentencia de la Justicia quede firme”, comentó.

La estafa fue dada a conocer por “La Nueva.” en febrero. Días después la Justicia allanó varios de esos kioscos y secuestró máquinas. Los kiosqueros se presentaron de manera voluntaria a reconocer el delito.

Pericias sobre Eycon

Consultado por el avance de las pericias informáticas sobre los equipos de la firma Eycon, Vitalini explicó que el perito de parte de Sapem y el de la empresa avanzan en el intercambio de información para determinar por qué motivo aparecieron tarjetas cargadas con hasta 45.000 millones de pesos.

“Existen algunas demoras porque desde la empresa aseguran que hay determinados datos que no pueden ofrecer, pero hay avances”, confirmó. Las pericias de la Justicia comenzaron días atrás y hasta el momento no se informaron novedades.

Los análisis que se realizan en las máquinas incautadas a Sapem y a los kioscos serán la prueba fundamental para saber si hubo manipulación o una falla en el sistema para que unas 30 tarjetas Bahía Urbana aparecieran cargadas con cientos de millones de pesos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias